Ciencia y Tecnologí­a / MARZO 26 DE 2017 / 4 años antes

La huella hídrica es tan importante como la del carbón

La huella hídrica es tan importante como la del carbón

Uno de los informes recientes del Banco Mundial señaló que hacia 2050 la disponibilidad de agua potable en las ciudades será de un tercio del nivel actual. 


También afirmó que en esa década, la escasez de agua afectará severamente la economía, siendo Oriente Medio, el Norte de África, Asia Central y partes de Asia Meridional, las regiones más afectadas, donde se perderá entre el 7 y el 14% del PIB.

Por otra parte, el Foro Económico Mundial y otras instituciones, calculan que para 2030 habrá una demanda del 40% más alta, que el planeta no podrá suministrar, lo que afectará la agricultura, y por supuesto, aumentará los precios de los alimentos. El horizonte se avizora tan ‘seco’, que el geólogo escocés, Ian Steward, no ve difícil imaginar que si no se encuentra una pronta solución, la posibilidad de que estallen guerras por agua dulce es alta.

La huella del carbón es la medida del impacto medioambiental que una persona, colectividad, actividad o empresa, deja en emisiones de dióxido de carbono, y en ese sentido se está hablando de la huella del agua, porque su uso y potabilización también generan contaminación. 

Por ser un elemento de suma importancia para el bienestar de las personas y el medio ambiente, la ONU declaró el 23 de marzo Día Mundial del Agua, y este año ha centrado el llamado de atención en la correcta gestión de las aguas residuales y la reutilización de este recurso hídrico. 

Todos los días debemos reflexionar sobre su uso 
Esa organización de las Naciones Unidas dedica un día al año para que tomemos conciencia del problema que está teniendo la humanidad, no solo por el mal reparto de este recurso natural sino también por su mal uso, y además por la actitud que se tiene con la tala de bosques, contaminación de ríos, lagos y el agua subterránea. 

Una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible plantea que en el 2030 se debería mejorar la calidad del agua, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales que se vierten sin tratar e incrementar su reutilización, lo que está lejos de cumplirse, por cuanto más de 1.800 millones de personas acceden a este recurso contaminado.

Tampoco se cumple el propósito de disminuir las aguas vertidas sin tratar, ya que más del 80% de las de carácter residual generadas por el conjunto de la sociedad, regresan a ecosistemas sin ser tratadas o reutilizadas. Esta agua insalubre y la falta de higiene, causan unas 842 mil muertes al año en todo el planeta.  

En el 2025 tendremos menos agua potable
A finales del siglo pasado, el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Godwin O. P. Obasi, señaló: “Entre 1990 y 1995, la utilización del agua se ha multiplicado por seis. Según las previsiones, la población mundial crecerá de los 5.700 millones de habitantes a 8.300 millones en 2025 y a unos 10 mil millones en el 2050”. Agregó que si en 1995 había 7.300 metros cúbicos (m3) de agua disponible para cada persona en el mundo, en el 2025 habrá apenas 4.800 m3.

Según los estimativos de los expertos, la Tierra tiene más de mil millones de billones de litros de tan importante líquido, pero solo se puede tomar menos del 3% porque casi toda es salada, y parte de la que es dulce, está convertida en glaciares, capas de hielo polar y está atrapada en acuíferos subterráneos. Así que la naturaleza ha dejado una mínima parte para uso humano, pero los seres ‘inteligentes’ no la han sabido administrar.

El gran problema no radica en que haya poca, sino en el mal uso que se hace de ella, porque si no se desperdiciara y la que se usara se reciclara y se regenerara, la humanidad no enfrentaría tan serio desafío. Para minimizar el problema, hace falta un cambio de actitud, generar ideas revolucionarias y que los políticos se comprometan a apoyar proyectos que favorezcan su uso y la renovación de la que está contaminada. 

Además, los gobiernos deben tener en cuenta el daño que hace la explotación minera, tanto al medioambiente como a la contaminación del agua. Es conocido que extraer oro y otros metales mediante el procedimiento de lixiviación, necesita mucho de este recurso natural. La que gasta una mina en una hora es equivalente al consumo de agua de una familia campesina en 20 años. Obtener un kilo de oro requiere de 380 mil litros. 

La minería absorbe el agua y la contamina
Los medios de comunicación han denunciado que en Colombia, las empresas mineras para poder usar  la inmensa cantidad de agua que requieren, compran las fincas alrededor de la zona de explotación, desvían las quebradas para juntarlas, y una vez contaminadas con residuos de cianuro, las vierten a lagunas y/o ríos, envenenando la fauna. Y si hay campesinos que se resisten a vendarlas, recurren a la violencia valiéndose de paramilitares. 

El periódico El Espectador publicó el 23 de marzo en su sección “Medio Ambiente” el artículo: “El panorama de Colombia en el Día Mundial del Agua”, en el que se afirma: “Cerca de un 70% de la cuenca hidrográfica del Magdalena-Cauca y el 90% de la del Caribe están deforestadas, revela un informe de The Nature Conservancy”. 

También dice el documento: “Sin haber iniciado en su totalidad enormes megaproyectos en el país, según el IDEAM (2015), por causa de la extracción minera cada año se vierten a las aguas y suelos sólo por extracción de oro y plata, alrededor de 205 toneladas de mercurio”. Asimismo, señala que una de las regiones más afectadas por la minería es La Guajira. 

Al respecto agrega: “A causa de la actividad minera de carbón han desaparecido entre 8 y 10 arroyos y quebradas (…)”. La destrucción de esa zona de Colombia no solo ha agotado el agua sino que ha afectado la pesca de los guajiros, perjudicado la agricultura, la ganadería y cercando de miseria a la población.

Ver tambien:  La sed de los guajiros no puede extenderse en Colombia

Diego Arias Serna 
Profesor-investigador universidad del Quindío
[email protected]
[email protected]



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net