Ciencia y Tecnologí­a / OCTUBRE 11 DE 2020 / 1 mes antes

Nobel 2020, con rostro de mujer

Autor : Diego Arias Serna

Nobel 2020, con rostro de mujer

Las científicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna tienen suficientes razones para sonreírle a la vida. Junto con otras 2 mujeres fueron exaltadas con el Premio Nobel.

“Jamás podrá existir ordenador alguno que supere a la inteligencia humana porque no dispone, ni dispondrá, de la capacitada comprensión y deducción de la mente humana”: Roger Penrose.    

La semana que terminó, junto con las noticias sobre la Covid-19, se informó sobre los Premios Nobel. El lunes se anunció los laureados con el de Fisiología o Medicina, compartido por Harvey J. Alter y Charles M. Rice, científicos de EE. UU., así como por Michael Houghton, investigador británico, quienes descubrieron el virus de la hepatitis C. El martes se otorgó el Nobel de Física a 3 expertos en cosmología: el británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la norteamericana Andrea Ghez.

El miércoles se reveló que el Nobel de Química se iluminaba con la presencia femenina. La francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna, fueron aclamadas por la Real Academia de las Ciencias Suecas por concebir las importantes tijeras genéticas Crispr. Esa es una técnica innovadora que permite cortar y pegar el ADN, lo cual está revolucionando las nuevas terapias contra el cáncer y contribuyendo con la agricultura.

Así mismo, el jueves, a la poetisa de EE. UU. Louise Glück, la premiaron con el de Literatura, Previamente, la cuenta oficial de los Premios Nobel sustentaba una de las razones del galardón expresando: “Por su inconfundible voz poética que con una belleza austera hace universal la existencia individual”. Finalmente, el viernes, se supo que el comité del Premio Nobel de la Paz anunció al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas como el ganador del galardón. 

Así que este año, 4 mujeres fueron ungidas con tan importante premio. Solo falta por conocer el Nobel de Economía, al que aspira por segunda vez el español Manuel Arellano. Además, se eleva a 6 el número de damas que desde 1901 se les otorga el Nobel en ciencias naturales. Hay que destacar que el de Fisiología o Medicina, se otorgó por las investigaciones sobre un tema que es de actualidad, el del virus Covid-19.

 

La hepatitis C causa unos 400.000 muertos cada año

La inflamación crónica del hígado —patología más frecuente asociada a la hepatitis C— afecta a unos 70 millones de ciudadanos y causa cerca de 400.000 decesos cada año, lo que desvela que las historietas divulgadas en las redes sociales, afirmando que la pandemia actual es una conspiración para controlar la población del planeta, son falsas. Si se agregan alrededor de 8 millones de muertos a causa del tabaquismo y los casi 10 millones por la contaminación ambiental, cada año, cifras muy superiores a las arrojadas por la Covid-19, entonces, por sentido común, se descarta la conspiración.

El comité Nobel resaltó que el aporte de Alter, Rice y Houghton, permitió esclarecer una importante fuente de hepatitis de transmisión sanguínea, que no podía ser explicada por los virus de la hepatitis A y B descubiertos anteriormente. El hallazgo, así como considera la fuente de diversas enfermedades hepáticas, permite una mejor comprensión de estas afecciones y una búsqueda más efectiva de tratamientos para atacar directamente al virus. 

Dicho comité anunció a los galardonados el 5 de octubre, expresando: “Gracias a su descubrimiento, ahora se dispone de análisis de sangre de alta sensibilidad para el virus y estos han eliminado esencialmente la hepatitis postransfusión en muchas partes del mundo, lo que ha mejorado enormemente la salud mundial”. Así mismo, señalaron que este descubrimiento facilitó el desarrollo de pruebas sanguíneas de alta sensibilidad para el virus y que el hallazgo ha hecho posible desarrollar fármacos antivirales que por primera vez permiten que la enfermedad se cure.

 

La cosmología y los agujeros

El Nobel de Física 2020 se concedió por los descubrimientos sobre agujeros negros. Göran K. Hansson, secretario de la Real Academia Sueca de Ciencias, afirmó el martes que el premio de este año trataba de “los secretos más oscuros del universo”. Penrose fue galardonado por el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una predicción sólida de la teoría general de la relatividad. 

Investigó con el recordado Stephen Hawking, tratando de fusionar la teoría de la relatividad de Einstein con la teoría cuántica, para sugerir que el espacio y el tiempo comenzarían con el Big Bang y terminarían en agujeros negros. Recibirá la mitad del premio, cerca de medio millón de dólares. Además, es un gran divulgador de la física y hace conexiones con la filosofía y la conciencia. 

Genzel y Ghez fueron laureados “por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia”, es decir, un agujero negro. Ghez se convierte en la cuarta mujer en ganar este Nobel, en sus casi 120 años de historia. “Creo que hoy me siento más apasionada por el lado docente de mi trabajo que nunca”, manifestó después del anuncio. “Porque es muy importante convencer a la generación más joven de que su capacidad para cuestionar y pensar es crucial para el futuro del mundo”.

Recomendado: 6 mese de pandemia: una mirada a la crisis

2 mujeres ganaron el Nobel de Química

Por otra parte, Charpentier, bioquímica y microbióloga de la Unidad Max Planck para la ciencia de los patógenos en Berlín, y Doudna, profesora de química y biología molecular en la universidad de California, Berkeley, venían esperando el Nobel desde hacía varios años. Mientras hacían fila para ir a Estocolmo, en 2015 recibieron el príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica —premio otorgado en España— por esos mismos logros. 

Los estudios de Charpentier sobre Streptococcus pyogenes, una de las bacterias que más daño causa a la humanidad, pudo descubrir una molécula desconocida, tracrRNA. Su indagación mostró que es parte del antiguo sistema inmunológico de las bacterias, Crispr/ Cas, que desarma los virus al escindir su ADN. Publicó su descubrimiento en 2011 e inició la colaboración con Doudna, quien conoce mucho del ARN. Entonces, juntas lograron recrear las tijeras genéticas de las bacterias en un tubo de ensayo, simplificando sus componentes moleculares y facilitando su uso.

Luego, reprogramaron las tijeras genéticas y demostraron que podían controlarlas para poder cortar cualquier molécula de ADN en un sitio predeterminado. Y donde se corta el ADN, es fácil reescribir el código de la vida. ¿Para qué sirve el descubrimiento? La esperanza está puesta en la medicina y se encuentran adelantando ensayos clínicos para nuevas terapias contra el cáncer. También la agricultura se está beneficiando. Se han desarrollado cultivos que resisten la sequía y plagas sin antibióticos ni insecticidas. Pero hay más aplicaciones.

 

Fallece nobel de Química mexicano

El 7 de octubre, día que se conoció a las laureadas con el Nobel de Química, murió el nobel José Mario Molina —1943-2020—. Así lo informó el Centro Mario Molina en un comunicado: “El Dr. Mario Molina parte siendo un mexicano ejemplar que dedicó su vida a investigar y a trabajar en favor de proteger nuestro medio ambiente. Será siempre recordado con orgullo y agradecimiento”.

El científico mexicano obtuvo el Nobel de Química en 1995, compartido con Frank Sherwood Rowland y Paul Crutzen, por advertir al mundo sobre el peligro de la reducción del espesor de la capa de ozono que rodea la Tierra. Molina es uno de los 4 nobel en ciencias que ha tenido Latinoamérica. Los otros son los argentinos Bernardo A. Houssy y Luis Federico Leloir, así como el venezolano Baruj E Benacerraf Bolaños. Houssy y Benacerraf obtuvieron el Nobel de Fisiología o Medicina, el primero en 1947 y el segundo en 1980. Leloir fue Nobel de Química en 1970.    

Los pocos nobel en ciencias naturales, refleja el atraso científico y tecnológico de Latinoamérica, lo cual es una señal de la poca inversión en investigación básica y tecnología. Eso sí, esa pobreza científica contrasta con la cantidad de golpes militares, la inversión en armamento, la pobreza de la democracia y la corrupción de los países. 

Leer: Colombia, un país con varias pandemias

*Profesor-investigador universidad del Quindío

[email protected] 

[email protected]
 


Temas Relacionados: Medicina

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net