l

Ciencia / ENERO 28 DE 2024 / 2 meses antes

El conocimiento del territorio como una forma de proteger la vida

Autor : Alejandro Herrera Uribe/ ESPECIAL PARA NUEVA CRÓNICA QUINDÍO.

El conocimiento del territorio como una forma de proteger la vida

 

“Conócete a ti mismo”, es una antigua y proverbial sentencia grabada en piedra por los griegos en el templo de Apolo en Delfos, que se constituye en el mandato filosófico por excelencia, aquel que ha de marcar el destino de cada ser humano sobre la tierra, aunque ese conocimiento traiga consigo, más que certezas, la semilla de diversas dudas y cuestionamientos, siendo estos la muestra de su más productiva forma de evolucionar.

Este fue uno de los aspectos de la discusión en la Universidad del Quindío, con motivo de la presentación en público de la nueva maestría en Gestión de Riesgo de Desastres, dirigida a profesionales de diferentes disciplinas, como alternativa para aportar a la construcción de resiliencia en el territorio, a partir de la coproducción de conocimiento frente a variables como la vulnerabilidad y el grado de exposición ante fenómenos de origen natural o de aquellos ocasionados por el hombre, cuya concurrencia genera catástrofes a diferente escala y por diversa causa.

Pues bien, esta sentencia: “Conócete a ti mismo”, puede extrapolarse a la comprensión del riesgo de desastres, como una demanda de interés global que sigue las líneas de acción consignadas en la declaración de Sendai, (el acuerdo global que ofrece a los Estados de las Naciones Unidas, una serie de estrategias concretas para reducir los efectos de los desastres al 2030), en respuesta a la necesidad de articular el conocimiento que nos permite saber “dónde estamos parados” y aquello que podemos esperar de nuestra exposición ante fenómenos potencialmente catastróficos, de origen humano o natural.

Lea: Pensar, fundamental en la escuela

Como consecuencia de las migraciones y el desplazamiento del campo a la ciudad, en estas se están construyendo zonas frágiles e inseguras, de manera que se incrementa la vulnerabilidad física y social, contrario al criterio de construir “Ciudades Resilientes,  de bajo impacto de la materialización de los fenómenos amenazantes, conectando con el ordenamiento del territorio y la planificación del desarrollo, que, lamentablemente, parecen obedecer a intereses inmediatistas de mercado, que no cuentan con una visión a largo plazo que parta de las lecciones aprendidas de eventos como el del 25 de enero de 1999.

Y es que desde hace treinta años de trabajo académico ininterrumpido de la Universidad del Quindío en torno a la gestión del riesgo y el conocimiento de la amenaza, y después de más de dos décadas del terremoto de mayores consecuencias que hemos vivido, la investigación en diferentes disciplinas del conocimiento ha permitido avanzar en la caracterización geológica, geotécnica, social, ambiental, técnica y de ingeniería, entre otros campos de alto interés, conduciendo a la consolidación de procesos como la nueva maestría en GRD, presentada a la comunidad el pasado viernes. 

Por ser de profundización, la maestría uniquindiana, en concepto de su director, el ingeniero Carlos Arturo García Ocampo, “va a buscar que el conocimiento generado en sus diferentes líneas sea pertinente y se pueda aplicar al contexto territorial, estableciendo la conexión necesaria entre los resultados de investigación y su materialización en diferentes escenarios de toma de decisiones, planeación participativa del desarrollo sostenible y comportamiento social, entre otras dimensiones ligadas a este plan de estudios”. 

De este modo, la Universidad del Quindío, atendiendo el precepto misional de “conexión territorial”, ha entregado a la sociedad, representada en las autoridades de la región y el país, reunidas en el Quindío con representantes de la comunidad internacional, como la embajadora de Turquía y su delegación diplomática, y en forma virtual desde la Oficina Regional de las Américas y el Caribe para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) desde la academia con la Red Universitaria de las Américas y El Caribe para la Reducción del Riesgo de Desastres  y Cambio Climático (REDULAC/RRD) entre otros actores y tomadores de decisiones, esta alternativa de formación holística e incluyente, para que podamos encaminarnos, en conjunto con las comunidades locales y los expertos, a través de estrategias de apropiación social del conocimiento y diálogos de saberes, hacia la protección de la vida en todas sus manifestaciones.

RRD: una necesidad continental y global que se expresa localmente

Lo dicho hasta el momento cobra mayor relevancia si lo contrastamos con el Informe de evaluación regional sobre el riesgo de desastres en América Latina y el Caribe (RAR 2021), de la Oficina regional de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres en este lado del mundo, en el cual se ilustra de manera contundente la urgencia de actuar, en nuestro caso particular, desde el conocimiento, en la prevención de riesgos de desastres. 

En el informe se señala que en esta región del continente se produjo el 53 % de las pérdidas económicas mundiales por desastres de origen climático, mientras riesgos de diferente índole se han concentrado de forma acelerada en áreas urbanas altamente vulnerables, como resultado de procesos incompletos e insostenibles de desarrollo. Según Naciones Unidas, reducir el riesgo de desastre es un proceso complejo que implica cambios de paradigma y una ruptura con prácticas habituales que solo contribuyen con la agudización del problema. 

Es preciso, entonces, encaminarnos a una visión estratégica del desarrollo, basado en principios humanos y no estrictamente económicos, aunque incluyéndolos, que tengan fundamento en el conocimiento localizado del territorio, cumpliendo así con la responsabilidad de conocernos a nosotros mismos, sirviéndonos de alternativas como la maestría uniquindiana, que se ha creado para continuar potenciando las lecciones aprendidas, 25 años después del acontecimiento que cambió nuestras vidas.


Temas Relacionados: Quindio Noticias de hoy Territorio

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net