l

Ciencia / AGOSTO 27 DE 2023 / 7 meses antes

La verdad: un imperativo

Autor : Diego Arias Serna

La verdad: un imperativo

Una gran sombra de incredulidad y desconfianza va oscureciendo paulatinamente a cada vez más medios de comunicación, que, en poder de las élites, solo manipulan y tergiversan la verdad.

A lo largo de la historia los pensadores han planteado sus ideas sobre qué es la verdad. Y la discusión al respecto, en las últimas décadas, ha tomado mucha mayor relevancia cuando la mentira ocupa todos los espacios. Que esté presente en la política pareciera lo más natural. Pero sí es muy delicado que los medios de información, en varios casos, hayan caído en ese fango. El asunto se volvió más delicado desde que surgieron las redes sociales. El fenómeno es más pernicioso porque la gente lee poco, lo que dificulta la crítica.  

Esta entrega dominical presentará el tema de la verdad, y para empezar a ubicar al lector, iniciamos con la frase de Richard Evan: “sin verdad objetiva, se abre la puerta a destruir la sociedad”. Él es profesor emérito de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). El pasado 20 de agosto el periódico El País de España publicó una entrevista que concedió a Eva Millán. Algunos enriquecerán este artículo. Previamente se expone lo que manifestaron filósofos griegos como Sócrates (470-399 a. C.) y Platón (427-347 a. C.), así como el filósofo y filólogo alemán, Friedrich Nietzsche (1844-1900).

La verdad y la mentira están relacionadas con la postverdad, que ha tenido mucha visibilidad en el siglo XXI, junto con las noticias falsas o en inglés fake news, y que han hecho mucho daño, como, por ejemplo, que Inglaterra saliera de la Unión Europea, o que Donald Trump ganara las elecciones a la presidencia de USA en el periodo 2017-2021, se logró por la cantidad de mentiras que se dijeron. Antes de la entrevista, se revive a Sócrates y Platón, que después de más de 2000 años, siguen vigentes. 

Siguiendo a Wikipedia, “para Sócrates la verdad se identifica con el bien moral, esto significa que quien conozca la verdad no podrá menos que practicar el bien. Saber y virtud coinciden, por lo tanto, quien conoce lo recto actuará con rectitud y el que hace el mal es por ignorancia. Por su parte, Platón considera que al conocimiento verdadero solo se llega por medio de la razón y del entendimiento, y no de la sensación; las cosas no se aprehenden por medio de la experiencia sensible, sino mediante el ejercicio de la razón. Según Platón, la Ciencia en sí tiene por objeto todo aquello que puede o debe ser conocido”.

Asimismo, Nietzsche - apelando también a la referida enciclopedia digital -, afirma: “la verdad se fragmenta en perspectivas; no existe una ‘verdad’ sino una pluralidad de perspectivas sobre las cosas. Se destruye el mundo de las esencias, de las cosas en sí; la ‘esencia’ de algo es, ahora, una opinión sobre la cosa, una atribución de sentido, la elaboración de una determinada perspectiva”. Se trajo esta visión del filósofo alemán porque, tal vez, es el apoyo de quienes aseveran que no hay una única verdad, y que la opinión tiene ‘valor’ de verdad. Pasemos entonces al artículo de El País. 

Para los populistas la verdad no existe

Al inicio de la entrevista, Eva Millán resaltó: el autor de Trilogía del Tercer Reich (Richard Evans), sostiene que creer que nada es cierto, sino que solo hay opiniones, arruina la confianza y la vida social. Autor de una veintena de libros, traducidos a unos veinte idiomas, reivindica la importancia de la verdad y alerta de que el populismo actual va aún más lejos que la propaganda nazi”. Dice Millán que su Trilogía del Tercer Reich está considerada la crónica más exhaustiva del nazismo, pero él aclara que “entender el pasado, no aprender lecciones de él, es la meta del historiador”. 

Pregunta (P) Eva Millán: ¿detecta algo similar entre el contexto social que allanó el camino al dominio nazi y discursos actuales, especialmente ante el alza de la extrema derecha? Responde (R) Richard Evans: populistas y nazis tienen en común que culpan al sistema político existente, y lo detestan por ello. Para ellos, democracia, elecciones, constitución… son una obstrucción a lo que creen que es la democracia real, una manera de mantener en el poder a las élites que causaron los problemas, así que se rebelan contra ellos. 

Lea también: Guadua y grafeno oxidado: la innovación sostenible para luchar contra el cambio climático

A continuación, añade: Hay una falta de escrúpulos en cómo tratan la verdad. Joseph Goebbels, el gran jefe de la propaganda nazi, era un maestro de distorsionarla, pero esto ha ido más allá con los populista de hoy. En cierto modo, no creen que la verdad como tal exista, y esto es muy preocupante porque hoy en día tenemos redes sociales y es así como difunden sus mentiras. Todos los políticos populistas aspiran a obtener tener poder dictatorial, pero hay también diferencias: todos los fascistas son populistas, pero no todo los populistas son fascistas.

P: Un paralelismo recurrente es comparar al Putin actual con Hitler. R: Por supuesto, hay paralelismos, ambos son hombres fuertes que atacan la democracia en sus propios países, pero son diferentes. El objetivo de Putin es reunir de nuevo los territorios que había sido parte de la Unión Soviética, que él sigue considerando como rusos. Se ve, por ejemplo, con Ucrania, él cree que los ucranianos son rusos, no que sean una raza inferior, y si su actitud ha comenzado a ser genocida es porque los ucranianos han traicionado su propia naturaleza, que para Putin es ser ruso.

El feminismo está amenazado 

Veamos lo que plantea Evans sobre la libertad de obrar. P. El libre albedrío es un concepto recurrente en su trayectoria, ¿cuánto margen tenemos para planear nuestras vidas? R. Karl Marx dijo que construimos nuestra propia historia, pero no desde elementos disponibles libremente, sino bajo las condiciones que heredamos y recibimos. Independientemente de qué se piense de las teorías de Marx en general, esta explicación es muy útil. 

Luego matiza Evans: Al analizar individuos o grupos, y cómo tomamos decisiones, podemos decir sí o no a las propuestas que se nos presentan, pero no elegimos las condiciones bajo las cuales ejercemos nuestra libre voluntad. Tenemos que aceptar lo que hay y hacerlo lo mejor posible. P. Ha estudiado los movimientos feministas a principios del siglo XX, ¿hay alguna lección no aprendida? R. Tuve la suerte de descubrir un movimiento feminista radical en la Alemania Imperial cuya historia había sido completamente suprimida. 

Evans termina su respuesta expresando: Fracasó, arrollado por las clases medias conservadoras, las feministas de derechas, aunque quizás sea incorrecto llamarlas feministas, que creían que el lugar de la mujer era el hogar, que no deberían votar y que deberían aprovechar el nacionalismo. El movimiento feminista siempre ha estado dividido, lo estaba en el periodo que yo investigue y lo sigue estando. Ha progresado mucho en términos de legislación, pero ahora está bajo una amenaza seria por parte del movimiento transgénero, que es aún una controversia por resolver. 

¿Qué no se investigue la historia?

Evans Millán termina su entrevista con la siguiente pregunta: P. La llamada cultura de la cancelación es otra tendencia al alza, y lo vemos en el mundo académico. R. La libertad de expresión no significa nada sino hay libertad para ofender y molestar. Salvo que se caiga en discurso de odio o se inste a matar, deberíamos estar preparados para escuchar opiniones que no aceptamos, es un factor fundamental de la cultura democrática.  

Expone, para terminar, que actualmente lo vemos en el movimiento transgénero, que quiere cerrar aspectos de opinión con los que no están de acuerdo, pero es un error concentrarse solo en eso, hay también cultura de la cancelación en la derecha. En el Reino Unido, por ejemplo, hay una campaña para suspender la investigación sobre la esclavitud y cómo instituciones británicas se beneficiaron de ello. Los conservadores están intentando suspender la investigación histórica y, como historiador, no puedo estar de acuerdo. Puedes amar tu país, deberías amar tu país, pero el amor no puede ser ciego. Cuánto más se sepa del pasado, mejor.


Temas Relacionados: La verdad Ciencia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net