l

Ciencia / MAYO 05 DE 2024 / 2 meses antes

Redes sociales: adictos digitales

Autor : Diego Arias Serna

Redes sociales: adictos digitales

“Refiriéndose a los influencers, Jonathan Haidt, afirma: “por ganar unos cuantos ‘me gusta’ exponen a sus hijos en situaciones que los avergonzarán de por vida”.  

Que las redes sociales (RS) están afectando la salud de las nuevas generaciones, es una “verdad de apuño”, como se dice coloquialmente. Así lo comprueban varias investigaciones y estudiosos de diferentes profesiones, y muy en especial los neurocientíficos, al igual que destacadas organizaciones como las Naciones Unidas con sus respectivas agencias: la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). 

Peor aún cuando quienes, haciendo mal uso de esas plataformas difunden mentiras, incitan al odio, difaman y tergiversan informaciones periodísticas. Ya no es solo la salud la afectada, sino también la convivencia social. Según la Unicef, “las tecnologías digitales en la red tienen un rol cada vez más relevante en el desarrollo de nuestras vidas. Son el espacio fundamental para que niños, niñas y adolescentes crezcan en ambientes seguros, libres de violencia, donde puedan alcanzar el máximo de su potencial y desde la capacidad de contribuir a su entorno”.

Recomendado: Se abren nuevas rutas para el tratamiento del Alzheimer y el Huntington

    Por su parte, la Unesco advierte que “afectan al bienestar, el aprendizaje y las opciones profesionales de la niñez”. A su turno, la OMS, teniendo en cuenta varios estudios, enfatiza que “el uso excesivo puede intensificar, sobre todo en personas con cierta predisposición, problemas de salud mental: pérdida de sueño, así como “miedo a perderse de algo” (fear of missing out).  En Wikipedia, también se informa acerca del efecto en el cerebro por el abuso de celulares y de esos canales informáticos. Allí se publican estudios que enseñan los males asociados con niveles altos de ansiedad, depresión y sentimiento de soledad.

Todas esas ‘voces’ de alerta han motivado la necesidad de que en este espacio dominical tuviese eco este tema. Para ello se empieza con afirmaciones de pensadores de la talla de Yuval Noah Harari, historiador y escritor israelí, profesor en la Universidad Hebrea de Jerusalén, muy conocido por su libro Sapiens. De animales a dioses; así como de Niall Campbell Douglas Ferguson, historiador, escritor y profesor británico. El texto principal de este artículo se dedica a Jonathan Haidt, psicólogo social estadounidense y quien recientemente escaló reconocimiento con su libro La generación ansiosa. 

Tecnología y redes sociales: ¡qué miedo!

Empecemos con los dos primeros pensadores. ¿Qué dijeron Harari y Ferguson? Sus reflexiones se tomaron del artículo “Diez frases para tener miedo a la tecnología y las redes sociales (si no lo tienes ya)”, escrito por Guillermo Vega para el periódico El País (España). La frase de Harari afirma: “Google, o alguna compañía de ese estilo, tomará las principales decisiones sobre la salud, sobre los niños o sobre nosotros. Lo mismo puede pasar en otros campos de la vida, incluso la vida romántica. Si un algoritmo te monitoriza todo el tiempo, te conoce mejor que tú”.

Por su parte, Ferguson recordó que “las redes sociales funcionan incentivando la divulgación de noticias falsas y de opiniones extremas porque es lo que más capta la atención de los usuarios y, así, en la mayoría de democracias acabamos de empezar el proceso de polarización política”. Con estas dos expresiones se cierra esta parte del artículo, y queda la ‘ventana’ abierta para quienes deseen conocer las ocho frases restantes. 

Ahora, seguimos con Haidt, quien es profesor de Liderazgo Ético en la Universidad de Nueva York. Su investigación se enfoca en la psicología de la moralidad y de las emociones morales. El pasado 28 de abril concedió una entrevista en la Universidad de Nueva York a la periodista Ana Vidal Egea, del citado medio madrileño. En la portada y en alusión al psicólogo, aparece el título: Jonathan Haidt: “Las redes sociales son más adictivas que la heroína porque son impuestas socialmente”. 

Ella inicia diciendo que “el último ensayo de Haidt está siendo un éxito: La generación ansiosa. Porque las redes sociales (RS) están causando una epidemia de enfermedades mentales entre nuestros jóvenes. Lanzado en Estados Unidos el 28 de marzo, ha liderado la lista de libros de no ficción más vendidos de The New York Times durante cuatro semanas consecutivas. La demanda de ejemplares ha sido tan alta que muchos puntos de ventas se han quedado sin existencia”.  

Disparada la ansiedad entre niños y jóvenes

La comunicadora, refiriéndose a Haidt, señala que “ha sido reconocido como unos de los 50 pensadores más importantes del mundo por la prestigiosa revista británica Prospect Magazine, de ámbito político, y como una de las 100 personas más influyentes en ética empresarial, según Ethisphere, una organización social que se dedica a promover prácticas éticas”. 

Su conversación con el referido psicólogo ahondó acerca de la tesis que defiende en su libro en el sentido de “que, en casi todos los países desarrollados los niños y jóvenes sufren de un incremento de mala salud mental debido a su exposición a las redes sociales”, revelando que sus afirmaciones se basan en datos como la encuesta nacional de EE. UU. sobre el uso de drogas y salud, señalando que los niveles de ansiedad en adolescentes chicos han aumentado un 161 % y en chicas un 145 % desde 2010. Para Haidt los responsables de esta epidemia de salud mental son tanto las empresas tecnológicas como los gobiernos.

Pregunta Vidal Egea: ¿usted ya sospechaba de las consecuencias que la sobreexposición a las RS tendría en la juventud? ¿Cuál ha sido la principal revelación que ha tenido durante la investigación? De acuerdo con su respuesta, “se trata de un fenómeno que afecta a la gran mayoría de los países desarrollados. Porque primero empezamos como un estudio centrado solo en EE.UU. y luego constatamos que afectaba también a los países anglosajones, a los nórdicos”. 

Lea: Intervienen con éxito un tumor en una bebé que todavía estaba en periodo de gestación

Agrega: “también me resultó interesante descubrir que la depresión afecta más a los niños y jóvenes que proceden de familias laicas y progresistas. Aquellos niños que crecían enraizados en comunidades religiosas o estructuras locales y familiares tradicionales parecen estar más protegidos”. Haidt mencionó en la entrevista que “un estudio de 2018 sobre adolescentes de 14 años, descubrió que las chicas que pasaban cinco o más horas diarias en RS tienen tres veces más probabilidades de estar deprimidas que las chicas que apenas las usan”. 

Refiriéndose a las empresas responsables, aclaró: “han hecho algunos cambios cosméticos, fáciles, pero ninguna compañía tecnológica está dispuesta a perder frente a la competencia a su objetivo más valioso, los preadolescentes”. Que sí hacen daño las redes sociales, lo demuestra la actitud de los directivos de esas empresas. Así lo expone Haidt: “la mayoría de los grandes ejecutivos tecnócratas son los primeros en tener conciencia de las consecuencias de las tecnologías que ellos mismos promueven y mantienen a sus hijos aislados de ellas. Suelen llevarlos a colegios tipo Wal-dorf, donde no se permite el uso de teléfono ni ordenadores”. Waldorf es un movimiento educativo que se originó en Alemania en 1919.  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net