l

Ciencia / ENERO 07 DE 2024 / 4 meses antes

Sistema solar: un ‘punto’ en el universo

Autor : Diego Arias Serna / Especial para NUEVA CRÓNICA QUINDÍO

Sistema solar: un ‘punto’ en el universo

“Para criaturas pequeñas como nosotros, la inmensidad es soportable sólo a través del amor”: Carl Sagan (1934-1996), quien fue un astrofísico, astrónomo y divulgador científico estadounidense.

La masa de una persona comparada con la del Sol es insignificante. En promedio, podría ser de 62 kilogramos (kg), mientras que la del Sol es de 1,989 x 1030 kg. Para dimensionar la pequeñez de un individuo, tengamos en cuenta que la masa del “astro rey” es del orden del 99.8 % de la masa del sistema solar, constituido de 8 planetas con sus satélites, y hace parte de la Vía Láctea, la galaxia más cercana a la Tierra, y es un conglomerado de aproximadamente cien mil millones de estrellas. Un estudio que se conoció en 2016, estimaba que existen cerca de doscientos mil millones de galaxias. 

Así que, la Vía Láctea es un minúsculo grupo de estrellas y planetas con sus lunas que deambulan ‘perdidas’ en el firmamento. Esta inmensidad del universo se desvela mucho más grande con la puesta en escena del telescopio James Webb (TJW), que cada nada nos sorprende con nuevos descubrimientos. 

Nacimiento y muerte de estrellas, choque entre galaxias, gigantes agujeros negros, nuevos exoplanetas, descubrimiento de moléculas orgánicas complejas y chorros de agua, medida de la expansión del universo con más precisión, tener señales más cercas del Big Bang, etc., son observaciones que indican lo inmenso que es el universo y lo insignificante que es el ser humano, que comparado con el Sol es como un virus, que pareciera destinado a destruir el planeta. Esta primera entrega del artículo dominical de este nuevo año, indicará cómo ha cambiado la imagen del cosmos en el 2023. 

 Recordemos brevemente qué es el TJW. El telescopio es un observatorio espacial que cuenta con la participación de 14 países. Fue construido y está siendo operado conjuntamente por la Nasa, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense. (CSA). Aunque todavía están en operación los telescopios Hubble y Spitzer, el TJW pretende sustituirlos. Se lanzó el 25 de diciembre de 2021 y está orbitando a una distancia de 1,5 millones de km de la órbita terrestre operando a – 230 grados Celsius. 

 El compromiso de los astrofísicos con el TJW es muy importante y nos lo enseña la Nasa: “el James Webb explorará todas las fases de la historia cósmica y ayudará a la humanidad a comprender los orígenes del universo y nuestro lugar en él”. Se indica algunos de sus logros en el 2023, información que tiene el apoyo de la publicación de Infobae, medio digital argentino, y en el que el 29 de diciembre Víctor Ingrassia divulgó el artículo titulado “Los 10 descubrimientos científicos más asombrosos del James Webb en 2023”, que subtituló: “El innovador Telescopio Espacial de la Nasa realizó una serie de hallazgos que continúan revolucionando la astronomía y las observaciones del cosmos”. 

 Primeras galaxias en el universo 

Fueron muchos más los hallazgos, e Ingrassia revela el Top 10 del año pasado. Se mencionarán todos, y se ampliará la información de algunos de ellos. Estos son 1- Primeras galaxias en el universo. 2- Radiografía de nuestro Sistema Solar. 3 – Galaxia fantasmal. 4- Exoplaneta con posibles signos de vida. 5- La galaxia más antigua jamás observada. 6- El agujero negro más supermasivo y distante. 7- Moléculas orgánicas complejas. 8- Estructuras nunca vistas en una supernova. 9- Expansión del Universo. 10- Vapor de agua en discos que forman planetas. Veamos apartes de algunos de ellos. 

“Los astrónomos siempre pensaron respecto a las teorías de la evolución de las galaxias que estos conjuntos masivos estelares al comienzo del universo eran muy jóvenes como para tener estructuras complejas, como brazos o anillos espirales. Incluso pensaban que estas estructuras comenzaron a aparecer unos 6 mil millones de años después del Big Bang. Pero este año, el JWT descubrió que galaxias con formas tan delicadas podrían haber existido ya 3.700 millones de años después del Big Bang”. 

Lea: Turismo cultural y científico: mujeres caficultoras en temporada alta

“Basándonos en nuestros resultados, los astrónomos deben repensar nuestra comprensión de la formación de las primeras galaxias y cómo se produjo la evolución de estas durante los últimos 10 mil millones de años”, dijo el coautor del estudio Christopher Conselice, profesor de astronomía en la Universidad de Manchester en el Reino Unido”. Ingrassia, resalta la afirmación de Leonardo Ferreira, de la Universidad de Victoria, España, y autor principal del estudio: “Ahora sabemos que las estructuras se forman antes en el universo, con mucha mayor antelación de lo que nadie había anticipado”. 

Explicó Ingrassia: “como si fuera un escáner super poderoso, el James Webb está enfocando los planetas de nuestro propio vecindario cósmico, brindándonos información clave sobre los desarrollos de varios mundos lejanos y poco visitados por instrumentos del hombre. Aunque el propósito del JWT es ver algunas de las primeras estrellas y galaxias del universo, su nueva mirada a nuestro propio sistema solar ha sido impresionante. En octubre reveló una corriente en chorro atmosférica de alta velocidad en Júpiter nunca antes vista a pesar de tener más de 4.800 kilómetros de ancho y viajar a aproximadamente 515 km/h”. 

 Por primera vez detecta dióxido de carbono 

El telescopio también ofreció una nueva mirada a Saturno, que captura el delicado sistema de anillos del gigante gaseoso y tres de sus 146 lunas conocidas. Y en junio identificó por primera vez dióxido de carbono en los océanos líquidos salados de Europa, la luna helada de Júpiter. El poderoso observatorio también capturó en diciembre una impresionante imagen de Urano, 9 de sus 27 lunas más brillantes y 11 de sus 13 anillos conocidos, según la información emitida por el divulgador científico de Infobae. 

 Sobre la galaxia fantasmal, Ingrassia afirmó: “el JWT logró observar una antigua galaxia muy difícil de enfocar con telescopios terrestres, que aparecen y desaparecen de su vista. Se trata de la galaxia AzTECC71, nacida sólo 900 millones de años después del Big Bang, cuando el universo estaba girando sobre sus primeras estrellas, eones absolutos y miles de millones antes de que naciera nuestro sistema solar”. 

 A su turno, el astrónomo Jed McKinney de la Universidad de Texas, EE.UU. comentó: “el hecho de que incluso algo tan extremo sea apenas visible en las imágenes más sensibles de nuestro telescopio más nuevo es muy emocionante para mí. Esto potencialmente nos está diciendo que hay toda una población de galaxias que se han estado escondiendo de nosotros”. Como vivimos pendiente de la información sobre vida extraterrestre, Ingrassia expresó lo siguiente sobre “Exoplanetas son posibles signos de vida”. 

 “A 120 años luz de la Tierra, en la constelación de Leo, existe un exoplaneta llamado K2-18 b que orbita la fría estrella enana roja K2-18 en su zona habitable. Si bien este mundo fue descubierto en 2019, las observaciones del JWT han aportado más información sobre su posible habitabilidad. K2-18 b, con dimensiones intermedias entre la Tierra y Neptuno y una atmósfera con moléculas portadoras de carbono, como metano y dióxido de carbono, además, se le suma la detección, aunque aún no confirmada, de una molécula llamada dimetil sulfuro, fuente del fitoplancton marino, lo que podría sugerir, de confirmarse, la presencia de formas de vida semejantes a las terrestres”. 

Observada la galaxia más antigua 

La que se considera la galaxia más antigua, la detectó el JWT en agosto. Así lo reportó Infobae: El telescopio observó una pequeña mancha de la fotografía con 13.400 millones de años a sus espaldas y que se trataba de una de las primeras galaxias del universo, la más antigua jamás observada por la humanidad. Y es 70 millones de años más joven que el sistema estelar más antiguo conocido, el JADES-GS-z13-0. Los científicos la han llamado Galaxia de Maisie, y, según los investigadores, su formación fue unos 366 millones de años después del Big Bang.  

Posteriormente los expertos hicieron un análisis con el instrumento espectroscópico del Webb, fechando su origen en aproximadamente 390 millones de años después del Big Bang, afirmó Víctor Ingrassia. Para terminar, se destaca el descubrimiento de vapor de agua. Así lo informó el periodista científico: “Agua por todas partes. No en gotas, sino como vapor. Los científicos descubrieron agua cerca del centro del disco de gas y polvo que forma planetas que rodea a PDS 70, una joven estrella ubicada a unos 370 años luz de la Tierra. Un año luz es la distancia recorrida por la luz en un año. 


Temas Relacionados: Ciencia Sistema solar

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net