Ciudad / AGOSTO 03 DE 2022 / 1 semana antes

En Armenia se encendió una luz para orar por los policías asesinados en el país

Autor : Andrés Felipe Ramos

En Armenia se encendió una luz para orar por los policías asesinados en el país

Con una misa y velatón en la plaza Bolívar, la Diócesis de Armenia y ciudadanos demostraron el apoyo a los uniformados en estos tiempos de violencia.

Gran parte de la comunidad ha mostrado dolor por los asesinatos de uniformados a manos del Clan del Golfo, la velatón de ayer martes fue un ejemplo.

Saludarlos de una manera afectuosa, motivarlos y enviarles palabras de apoyo son las formas recomendadas para demostrarles a los policías colombianos que no están solos, luego de los ataques ordenados desde el Clan del Golfo que han dejado un total de 36 uniformados asesinados —datos hasta el 26 de julio de 2022 entregados desde la entidad nacional—.

Si bien, en Armenia y el Quindío el “plan pistola” del grupo delincuencial no ha dejado víctimas, como sí ha pasado en Antioquia, Córdoba, la ciudadanía se ha acercado a los CAI y estaciones para acompañarlos con una oración y una voz de aliento.

El ‘plan pistola’

Según la Policía Nacional, el Clan del Golfo ofrece $2 millones por cada policía muerto, y dependiendo del rango del oficial, esa cifra puede ser aún mayor. 

Esta práctica hace recordar la adelantada por el capo del narcotráfico, Pablo Escobar Gaviria, en la década de los 90 cuando le declaró la guerra al Estado colombiano.

Puntualmente, las agresiones ordenadas por Escobar Gaviria contra la fuerza pública se dieron entre agosto de 1989 y el mismo mes de 1990, y cobraron la vida de 400 policías en Antioquia.

En cuanto al ‘plan pistola’ adelantado por el Clan del Golfo, el general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía Nacional, afirmó a medios colombianos que, en lo corrido de 2022, 36 policías han sido asesinados, la mayoría fueron atacados de manera sorpresiva.

Para la Policía, los ataques de esta organización criminal se presentan como retaliaciones a la captura y extradición de alias ‘Otoniel’, y de su hermana, Nini Johana Úsuga, a Estados Unidos.

Ayer, la Diócesis de Armenia celebró una misa especial en la catedral La Inmaculada Concepción, elevó una plegaria por el bienestar de estos servidores.

Después, los asistentes al acto encendieron una vela y en la plaza Bolívar pidieron, de nuevo, por la protección y, por supuesto, por la paz para todo el país.

Unión y perdón

Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez invitó a la comunidad y, en especial, a aquellos que están alzados en armas a abrir su corazón al amor y a Dios.

Habló de los agentes como los verdaderos héroes que desde la mañana hasta la tarde se preocupan por la proteger a la ciudadanía, personas que desde su sacrificio y esfuerzo personal cada día buscan ser constructores y artífices de la paz en medio de la pobreza y la violencia del país.

“Sentimos con dolor cómo este año, en lo que va corrido de 2022, han sido asesinados más de 30 uniformados de la Policía por hombres y mujeres desalmados que no entienden lo que significa la vida misma y porqué hay que defender esa misma desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, dijo.

Así mismo, monseñor señaló: “En Colombia tenemos que unirnos, empezar a vivir caminos de perdón y de reconciliación para construir una auténtica paz, que es un don de Dios y una tarea de todos”.

Agradeció precisamente a Dios por la vocación de cada policía, reconoció que hay equivocaciones, que algunos miembros de la fuerza pública no han dado buen ejemplo, pero que no se puede ignorar que hay una institución con más de 130 años.

“Le debemos respeto y rendimos el homenaje para decirles a los violentos que no más, basta ya de asesinar a policías y a ciudadanos colombianos, basta ya de dejar que nuestros corazones se enciendan en una espiral de odio, de resentimiento, de deseo de venganza. Abrámosle el corazón a Dios para que brille la esperanza y el deseo de perdón y reconciliación”.

Apoyo y acompañamiento

Carlos Alberto Sarasty, coordinador de la Policía Cívica de Mayores, que se encarga de ser un apoyo para el acercamiento de la institución a la comunidad, indicó a este medio escrito que se siente el dolor por lo que pasa con los policías.

“Invitamos a las personas a rodear a nuestros policías, ellos son hombres, mujeres, hijos, padres, hermanos, amigos que dejan a sus familias día a día por protegernos, la idea es demostrarles que no están solos, estamos a su lado”, dijo Sarasty.

Invitó a la población en general a agradecer el sacrificio que ellos hacen: “A la gran mayoría de los ciudadanos les duele lo que está pasando, gracias a Dios en el Quindío hay dolor, se ha demostrado con manifestaciones, velatones y apoyo por lo que está ocurriendo, es un reconocimiento a que se están haciendo bien las cosas por parte de los uniformados”.

La recomendación es demostrar solidaridad: “A aquellos que no pudieron estar en la velatón de ayer martes pueden demostrar ese sí al policía de otra manera como saludarlo si está en la calle o en el CAI, agradecer por su labor, darle la mano, es evidencia que su tarea no es en vano”. 
 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net