Ciudad / OCTUBRE 11 DE 2021 / 1 semana antes

En Los Álamos preocupa la inseguridad

Autor : Andrés Felipe Ramos

En Los Álamos preocupa la inseguridad

En Los Álamos hay mezcla de área comercial y zona residencial, por lo que la presencia de vehículos estacionados en ambos lados es una constante.

Los residentes del barrio se quejan de la inseguridad y del consumo de sustancias sicoactivas en áreas públicas.

Cuando se habla de progreso y crecimiento de Armenia, casi por los años 60 y 70 del siglo pasado, no puede quedar a un lado lo que fue el barrio Los Álamos, uno de los más históricos de la capital quindiana.

Se ubica cerca de barrios como Granada, San José y El Bosque, así como de la carrera 19.

Es difícil definir con cuántos habitantes cuenta este sector de la comuna 9, ya que hay mezcla de personas propietarias, que viven en arriendo y se mudan constantemente, y otros que cuentan con negocios: ventanillas, panaderías, peluquerías, restaurantes, supermercados, hasta talleres mecánicos, ferreterías y bodegas. 

Los Álamos fue hace décadas la residencia de la alta clase de la localidad, algunas edificaciones se caracterizan por ser amplias y con el paso de los años aparecieron grandes edificios y una zona comercial que se consolidó con el paso del tiempo.

Al referirse únicamente a la parte residencial, el ambiente entre vecinos es de camaredería, siempre unidos a la hora de efectuar alguna actividad de tipo social o para el mejoramiento del barrio. Una cualidad que ha trascendido con los años y que se ha transmitido de generación en generación.

Problemática de inseguridad

Esa mezcla entre área residencial y zona comercial, ha hecho que algunos puntos de Los Álamos sean identificados como inseguros, sobre todo los que se encuentran en la carrera 21A con calles 15 y 16.

Sin embargo, la presidente de la junta de acción comunal, Alba Rincón de Sabogal, dijo a LA CRÓNICA que hay preocupación porque los que llegan a la zona a delinquir no son habitantes del barrio.

“Estas personas se han encargado de hurtar, por ejemplo, las tapas de las alcantarillas, se han llevado rejas de algunas viviendas. Es una situación que nos tiene bastante incómodos y por ello pedimos a la administración municipal que nos escuche, que nos ayude”, destacó la líder comunal.

Recomendado: En el barrio Arrayanes piden ayuda para salvar humedal

La vicepresidente de la junta, Marleny Serrano, salió en defensa de los residentes del barrio: “Conocemos a los jóvenes de Los Álamos y son personas bien, el problema llega es de afuera”. 

Jairo Astaiza, residente del barrio, compartió su experiencia: “A mi casa ingresaron por el techo y me robaron unas escaleras. Incluso me he expuesto para evitar que los ladrones hagan de las suyas en el sector. Yo llamo al CAI del Granada y no contestan, al parecer, no tienen línea y eso sí es delicado”. 

A esa coyuntura también se le suma la venta y consumo de sustancias sicoactivas por parte de habitantes de calle que recolectan las basuras del barrio y otros individuos que no son residentes de la zona. “Llegaron al punto que ofrecen ese tipo de productos sin ningún tipo de pena, además han tomado algunas zonas como el baño personal, donde hacen sus necesidades”, resaltó Nidia Chaparro, otra habitante del sector. 

Invasión del espacio

Si bien, los residentes del barrio valoran las oportunidades de empleo que hay en algunos puntos de la urbanización, se quejan por la invasión de los espacios públicos.

“La situación se presenta donde se encuentran generalmente los talleres de motos, carros y ventas de accesorios para los vehículos. Es simplemente tener un poco de conciencia ciudadana, porque se presenta demasiada congestión, al punto que buses urbanos y taxis tienen dificultad de pasar”, acotó Marleny Serrano. 

Lo mismo ocurre con el manejo de basuras: “A los vecinos y comerciantes les pedimos tener cultura a la hora de manejar los residuos sólidos, que saquen sus bolsas los días establecidos y así evitamos que el lugar tenga un pésimo aspecto, pero también requerimos de Empresas Públicas de Armenia para que hable con la gente y también incentive a conservar un entorno limpio”, expresó la vicepresidente.

Sin embargo, valoró que en algunas zonas verdes, especialmente las que están cerca de los talleres se han limpiado y han mostrado una cara amable. 

 

Una caseta en óptimo estado

Una de las edificaciones más llamativas que tiene el barrio Los Álamos es la caseta comunal que es más una casa por el óptimo estado en el que se encuentra.

El escenario es de 2 pisos, tiene un salón amplio para el desarrollo de reuniones de la junta, la celebración de eventos de tipo social y actividades de parte de entidades públicas y privadas. Las baterías sanitarias están en buen estado.

“Por supuesto han tratado los delincuentes de ingresar al lugar, han violado la cerradura y roto algunos vidrios de la ventana del segundo piso, pero se ha trabajado y efectuado inversiones para que el lugar esté seguro”, resaltó la presidente de la junta.

Las personas que requieren del lugar para el desarrollo de algún evento tienen que pagar un alquiler que se invierte en el sostenimiento del escenario. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net