Ciudad / ABRIL 11 DE 2021 / 3 semanas antes

Indígenas embera, nuevos navegantes del Vive Digital en Armenia

Autor : Gustavo Ossa

Indígenas embera, nuevos navegantes del Vive Digital en Armenia

El punto Vive Digital está ubicado en la parte superior del pasaje Libreros en pleno centro de Armenia.

Los más jóvenes acuden a estos puntos para aprender y jugar.

Un grupo de indígenas embera comenzó un acercamiento con los entornos tecnológicos. Lo más jóvenes son los nuevos usuarios de un punto Vive Digital que se encuentra ubicado en el Centro de Desarrollo Comunitario Libreros, en pleno centro del municipio Armenia. Hasta este punto llegan para aprender, jugar y conocer de un mundo que hasta hace poco les resultaba completamente desconocido.

Diariamente, Olivia Arce Batequí llega a la calle 20 entre carreras 15 y 16 para vender sus artesanías. Mientras eso sucede, sus hijos y demás familiares pasan al Centro de Desarrollo Comunitario, instalado en el segundo piso del CDC y allí Óscar, el administrador del punto,  los recibe y tras seguir los protocolos de bioseguridad los ubica en una de las salas de cómputo del lugar.

Son varios niños y niñas entre los que se encuentra Cenesito, Sebastián,Robinson, Ana y Claudia, convertidos ya en habituales visitantes del sitio. Hace algunas semanas no sabían nada del uso de un equipo de cómputo, pero ahora les resulta familiar el mundo virtual.  

Ana Delfa tiene apenas 13 años de edad, es la mayor de 4 hermanos, acude al centro para buscar modelos de tejidos en pulseras y collares de su tradición embera, material audiovisual alojado en las distintas plataformas tecnológicas. Dijo que no le gustan las redes sociales, prefiere videos de música, documentales y demás recursos digitales que ha venido descubriendo. “Agradecemos contar con este espacio donde podemos venir, aprender y mis hermanos hacer las tareas”, expresó la joven. 

Según Olivia Arce Batequí, sus hijos y sobrinos provienen del municipio de Pueblo Rico, Risaralda, y pertenecen a la etnia embera katio. Viven en distintos sectores de Armenia y caminan por estas calles buscando pasar las horas mientras sus familiares obtienen el sustento diario con la venta de artesanías. “Ahí llegan para hacer tareas. Luego que terminan pueden jugar y hacer muchas cosas. Mi hijo, Sebastián, es muy pequeño y ha aprendido a jugar mientras uno sigue trabajando”, afirmó la madre quien permanece en un andén vendiendo mercancía, un poco más tranquila ahora, desde que sus hijos aprenden y juegan en el Vive Digital.

Recomendado: En Armenia habitan unas 20.000 víctimas del conflicto armado

Cenesito Arce, un joven de unos 15 años, es más tímido que el resto del grupo. Llega desde temprano a este centro de cómputo que abre sus puertas sobre las 8 a. m., conecta sus audífonos y busca videos sobre pueblos ancestrales y distintas actividades rutinarias. Se observan niños en la pantalla  pescando a bordo de una lancha en un caudaloso río, haciendo labores del campo, tocando instrumentos musicales, entre otros. No le gustan las fotos y prefiere continuar concentrado en su video.

Stiven es otro de los recurrentes visitantes del sitio. Prefiere buscar juegos en los que por conseguir piezas gana puntos. Pasa las horas entretenido en esta tarea, la que alterna con algunos videos que encuentra en la red.

Sebastián, otro de los menores, aprendió, igual que sus hermanos y primos, a encender un computador y ejecutar sus comandos básicos gracias  a la tutoría de Óscar Eduardo Grimaldos Hernández, administrador de este punto de conexión del programa Vive Digital.

Grimaldos Hernández, administrador del Vive Digital ubicado en el CDC Libreros, invitó a la comunidad de sectores aledaños y en general, para que visiten cualquiera de los 7 Puntos Vive Digital de la ciudad y saquen provecho de los equipos, programas y actividades que allí se ofrecen.

Por eso, familias como la de Ana Delfa tomaron confianza  y visitan diariamente el lugar; el administrador realiza seguimiento al proceso de aprendizaje en materia tecnológica, con el fin de contribuir en su desarrollo académico y formación laboral.

A este lugar también llegan adultos mayores y madres con sus hijos para hacer las tareas en línea, sin duda un gran apoyo  desde que la modalidad virtual se convirtió en la única vía para aprender tras la pandemia provocada por el coronavirus.

“Este espacio es muy importante para la formación, yo traigo a  mi hijo para que primero haga las tareas y luego juegue. Esto es primordial, a mi se me olvidó usar estos computadores, pero ojalá que mi hijo si pase a dominar la tecnología”, comentó la madre de familia quien indicó que vendía tintos en la plaza Bolívar.

Cierre de brecha

De acuerdo con Daniel Rueda Osorio, secretario de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones,  esta dependencia ha procurado atender las necesidades de conocimiento digital de las comunidades indígenas en la ciudad, con el fin de promover la inclusión y la equidad social. A nadie se le niega el acceso al programa. 

Refrigerio

En este lugar también reciben refrigerio. Para tomarlo pasan a otro salón donde les dan un yogur y galletas.  Con esto se pretende incentivar el uso correcto de estos centros de aprendizaje que cuentan con computadores portátiles, mesas y salones de formación. 
 


Temas Relacionados: Vive digital Internet

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net