Ciudad / OCTUBRE 01 DE 2021 / 7 meses antes

¿Qué piensan en Armenia de la suspensión de la ley de Garantías?

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

¿Qué piensan en Armenia de la suspensión de la ley de Garantías?

El alcalde de Armenia, José Manuel Ríos Morales, indicó que es respetuoso de lo que defina en el Congreso, pero es partidario de que se suspenda la Ley de Garantías para avanzar en obras.

También hay puntos en contra que señalan que se prestaría para la compra de votos de cara a las elecciones del año entrante en el territorio nacional.
 

La propuesta de suspender la Ley de Garantías, incluida en el proyecto de Presupuesto General de la Nación para la vigencia 2022, pasó a segundo debate en el Congreso de la República.

De aprobarse este cambio, las entidades del orden nacional y territorial podrán celebrar convenios administrativos e interadministrativos  y realizar contrataciones directas, incluso, en plena campaña electoral.

Con la ley de Garantías en vigencia no se pueden celebrar contratos directos o convenios con recursos públicos, 4 meses antes de las elecciones, orden que deben cumplir los gobernadores, alcaldes municipales o distritales, secretarios, gerentes y directores de entidades descentralizadas, esto con el fin de evitar que los dineros públicos se terminen destinando para favorecer intereses proselitistas.

La propuesta ha tenido voces a favor y también en contra, las que creen que debe eliminarse apuntan a que se debe contratar para reactivar la economía, luego de la afectación por la pandemia. Los que se oponen tienen la sensación de que será la oportunidad para una campaña política desigual rumbo a las contiendas electorales del año 2022 cuando se elegirá al nuevo Congreso y al presidente de la República.

Al ubicar el tema en el ámbito local, es de recordar que la alcaldía tiene listo para ejecutar un paquete de obras, por lo que el alcalde de Armenia, José Manuel Ríos Morales, se mostró partidario de que se elimine para esta ocasión la ley de Garantías.

“Yo considero que dadas las circunstancias de pandemia, de todo lo que tuvimos con el paro nacional y los bloqueos, son muchos los proyectos que, a nivel regional, se encuentran paralizados, y que, de una u otra forma, se verían retrasados si se mantiene la ley”.

No obstante, indicó que, si la propuesta se cae y la ley sigue vigente, no habrá problema para cumplirla.  “Pero me parece que sí van a haber retrasos en muchas de las obras a nivel nacional dado de que puede interrumpir el desarrollo de las mismas, o sea que, para mí, puntualmente, me parece que sería correcto si se puede hacer la excepción”.

Agregó: “La inversión pública siempre será el principal factor para el desarrollo del país”

 

Una voz en contra

Uriel Orjuela Ospina, presidente del Comité Intergremial y director de Armenia Cómo Vamos, se mostró en contra de suspender la ley de Garantías Electorales.

“Yo no comparto ese criterio, independiente de que permita la agilización de obras, de todas maneras, la ley de Garantías en época electoral es un seguro y no vemos con buenos ojos su eliminación”, expresó el profesional.

Respecto a la afirmación de que se podrán ejecutar alternativas atrasadas por la alerta de la Covid-19 y el paro nacional, Orjuela Ospina aseveró: “Es cierto que venimos de una pandemia y seguimos en ella, pero es que la ley de Garantías blinda cierto tipo de contratación, pero temas de licitaciones y concursos públicos, no. Si se planifican bien esos procedimientos yo considero que no se van a correr muchos riesgos”.

 

Hora de que haya madurez

Juan Carlos Vásquez Sora, coordinador del Observatorio Económico y Social de Armenia, expresó que las administraciones públicas deben tener juicio para la contratación y así no habría problemas con la ley de garantías. 

“Eso está en función del sistema político, las administraciones públicas, en general, requieren funcionarios para sus labores continuas, entonces digamos que si el sistema de contratación se ha tomado como parte de una estrategia de votos, significa que falta madurez en el sistema político”, enfatizó Vásquez Sora.

Sin embargo, aclaró que si las gobernaciones y las alcaldías adelantan de forma juiciosa los contratos ese tipo de consideraciones no se requerirían. 

“Las administraciones siguen funcionando, tienen que sacar sus resultados y no podemos estar limitando su proceso de contratación. El problema es cuando las cosas se descaran, entonces se debe de requerir cierto tipo de control”, reveló Vásquez Sora.

Agregó el coordinador del observatorio: “Creemos que sí debe llevarse a cabo un funcionamiento normal en la administración pública, entonces tiene que haber contratación normal. No se justifica paralizar medio país porque se vienen las elecciones, hay gobiernos maduros y contratan como debería ser sin ningún favoritismo político”.     
 

Una propuesta inoportuna

Desde el Quindío, el representante a la Cámara, Luciano Grisales Londoño, entregó su concepto sobre la propuesta de suspender la ley de Garantías.

“Creo que, aunque puede resultar válido el argumento del gobierno nacional sobre la necesidad de acelerar la inversión desde el Estado para impulsar la reactivación económica, en el momento político actual, con una ciudadanía muy desconfiada debido a los escándalos recientes sobre el tema de contratación, sumado a la inminencia de las elecciones, hacen de esta medida razonable una propuesta inoportuna e inconveniente”, señaló el congresista militante del partido Liberal.

Así mismo, Grisales Londoño manifestó: “En ese sentido, y aunque la contratación y sus irregularidades tienen poco que ver con la ley de Garantías, creo que el gobierno debería conectarse con los reclamos de esa misma ciudadanía y no atizar ese sentimiento de desconfianza que se ha apoderado de ella en relación con las instituciones”.

El concepto del representante del departamento se suma a otras voces, sobre todo de las colectividades políticas que han manifestado que el darle el sí a la suspensión de la ley de Garantías generaría una total desconfianza en el proceso electoral que se avecina.

También leer: Histórico incremento del presupuesto del municipio de Armenia  

 

Aprobación para segundo debate

Con la aprobación mayoritaria de los 126 artículos que componen la iniciativa, pasó a segundo debate el proyecto de ley sobre el Presupuesto General de la Nación para la vigencia 2022 y que está identificado como 096/21 Senado – 158/21 Cámara.

Es así como las comisiones económicas conjuntas —terceras y cuartas de Senado y Cámara— discutieron en primer debate la iniciativa que busca aprobar el presupuesto por un valor total de $350,4 billones, para la vigencia fiscal del 1 de enero al 31 de diciembre de 2022.

De los 4 informes de ponencia presentados —3 negativos y 1 positivo—, fue aprobada mayoritariamente la ponencia positiva, la cual fue presentada por uno de los coordinadores ponentes, el senador Mario Alberto Castaño Pérez.

La discusión se centró en la importancia del gasto social, el traslado exprés a Colpensiones y la modificación al inciso primero del artículo 38 de la ley 996 de 2005, conocida como ley de Garantías Electorales.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo Abondano, instó a los congresistas a “no tenerle miedo a la reactivación económica, que es hoy la prioridad en la construcción del país. Y la reacción es primero con inversión social, incentivando la generación de empleo y atendiendo al micro y pequeño empresario”. 

“No creo que sea el momento para aplazar este tipo de necesidades, porque significa aplazar la respuesta a la necesidad social del país. Tampoco estamos desmontando la Ley de Garantías. Es solo un ajuste temporal de un inciso de un parágrafo, lo cual es completamente diferente”.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net