Ciudad / ABRIL 18 DE 2021 / 3 semanas antes

Rechazo generalizado a la tercera reforma tributaria del gobierno Duque 

Autor : La Crónica

Rechazo generalizado a la tercera reforma tributaria del gobierno Duque 

Las personas que ganen desde $2.500.000 deberán declarar y pagar renta.  

Analistas advierten de intereses políticos en el proyecto que radicó el ministerio de Hacienda ante el Congreso de la República.

Solo 3 días después de que el gobierno nacional radicara ante el Congreso de la República el proyecto de ley de Solidaridad Sostenible, desde muchos sectores de la sociedad colombiana se han hecho sentir las voces de rechazo. 

 Analistas consultados por este medio consideran que el proyecto es inconveniente, ya que la ciudadanía ni siquiera ha podido asimilar los efectos negativos de la pandemia de la Covid-19.  

Así mismo, desvelan intereses proselitistas detrás de una política de ayudas que no está encaminada a sacar a las clases menos favorecidas de la pobreza, sino a ofrecerles asistencialismo, lo que encierra una serie de problemas culturales a largo plazo para el país. 

Movilización ciudadana contundente 

El próximo 28 de abril, el comando unitario del paro nacional, que agrupa a las centrales obreras -CGT, CUT, CTC-, las confederaciones de pensionados, organizaciones sociales de estudiantes universitarios y de movimientos comunales, campesinos, agrarios e indígenas, realizará una gran movilización en todo el país para rechazar la reforma tributaria. 

Según Hugo León Echeverry García, presidente de la Confederación General de Trabajadores, CGT, seccional Quindío, el pueblo colombiano y, en especial, la clase trabajadora no se puede dejar engañar con el nombre que el gobierno le ha dado a la reforma.  

“Uno no entiende cómo, en plena pandemia, cuando la situación de los colombianos está totalmente desgastada se pretende gravar con el IVA a los servicios públicos para los estratos 4, 5 y 6. Y ni qué hablar de temas como gravar las pensiones o poner a declarar renta a los trabajadores que ganan $2.500.000”, dijo el representante de la CGT en diálogo con LA CRÓNICA. 

Agregó que aún no logra entender cómo y por qué, en menos de 4 años, se ha transformado la visión del presidente Duque, ya que cuando era senador de la República criticaba la posibilidad de subir el IVA para tapar el hueco fiscal del país y cuando era candidato prometió bajar los impuestos y subir los salarios, pero ahora está haciendo todo lo contrario. 

“Yo creo que hay que hacerle un llamado a todos los congresistas, que son en últimas los que deciden, para que no aprueben la reforma. Parece ser que esta no tiene mucha acogida entre el legislativo, pero sabemos que el gobierno empieza a prometerles puestos y burocracia, por lo que terminan apoyando situaciones que afectan al mismo pueblo que los eligió”.  

La próxima semana se adelantará una reunión del comando departamental unitario del paro para definir cómo se realizará la jornada de movilización del 28 de abril en el Quindío, teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad, que prohíben las aglomeraciones. 

“Lo más seguro es que organicemos una caravana, para que la gente nos acompañe masivamente ya sea en carro, moto o bicicleta y así cumplir con el distanciamiento”, resaltó Echeverry García.  

Arroz, pollo, cerdo, huevo, leche y pescado sí quedarán gravados 

Por otro lado, los gremios productores de alimentos también se pronunciaron, aseguran que el proyecto de ley afecta en 3 aspectos claves: el encarecimiento del costo de los alimentos de los colombianos; el crecimiento de la informalidad en el campo y la posición de desventaja del producto nacional frente a los importados.  

Es de recordar que el gobierno plantea eliminar la categoría de bienes exentos de los productos básicos de la canasta familiar y pasarlos a excluidos, significa que los insumos para la producción de alimentos como el arroz, la carne, el pollo, los huevos, el cerdo, la leche y el pescado, van a tener un sobrecosto que en algunos sectores de la cadena de alimentos será entre el 5 % y el 10 %, valor que tendrá que pagar el consumidor.  

Otro de los temas que les preocupa del proyecto de ley de Solidaridad Sostenible es que deja el terreno abonado para que la informalidad crezca aún más en el campo colombiano.  

En la actualidad la categoría de exentos garantiza que los productores agropecuarios soliciten la devolución del IVA, generado en la cadena de producción, que exige formalidad en cuanto a la declaración del impuesto de renta, formalidad laboral de los trabajadores y formalidad ambiental. Si se eliminan los bienes exentos como está contemplado en los decretos, se pierde la poca formalidad que hoy existe en el agro colombiano.  

El proyecto de ley también pone en desventaja la producción nacional, debido a que los productos importados entrarían al país sin IVA en su cadena de producción. Esto es una gran amenaza para las empresas productoras de alimentos en Colombia.  

 Como están planteados los temas en la reforma tributaria, los colombianos tendrán que pagar más por los alimentos que son básicos en la canasta familiar, en tiempos que han sido muy difíciles para los hogares quienes aún no se han recuperado del golpe a sus bolsillos por la pandemia.  

Para el gerente general de la Federación Nacional de Arroceros, Rafael Hernández Lozano, esta reforma representaría un gran problema teniendo en cuenta que el arroz es uno de los productos que tendría mayor impacto, dado que los plaguicidas que representan el 15 % de la estructura de costos que serían gravados con un impuesto al consumo del 8 %, incrementando el costo de los productores y seguramente aumentando el precio del producto al consumidor sin que los más pobres puedan ser compensados por la devolución del IVA al tratarse de un impuesto al consumo. 

“Otro tema que afectaría al agricultor es el impuesto a la maquinaria agrícola para cosecha y poscosecha, los sistemas de riego, tractores de uso agropecuario, entre otros, el cual reduciría la oportunidad de la tecnificación del campo y por ende la competitividad”, indicó Hernández Lozano.  

Así mismo, para el presidente ejecutivo de Porkcolombia, Jeffrey Fajardo, al pasar la carne de cerdo y otros alimentos esenciales como la carne de res, el pollo, el pescado, la leche, los huevos y el arroz, de exentos a excluidos, ese mayor costo derivado de no poder recuperar los IVA pagados en el proceso productivo, se trasladaría vía precio al consumidor final, encareciendo la comida, “contrario a lo que el presidente de la República afirmó en las últimas semanas frente a no tocar los alimentos de los colombianos en esta reforma”. 

Para el presidente ejecutivo de Fenavi, Gonzalo Moreno, Resulta imposible pensar que, hoy cuando la devolución del IVA en la producción de huevo y pollo representa aproximadamente $1 billón, el cual no pagan los consumidores, no tendría ningún efecto. “Esto implicará que el consumidor pague un IVA oculto en los costos de producción superior al 5 %, aproximadamente $18 por unidad de huevo y $338 por kilo de pollo”.  

 Por su parte, el director ejecutivo de la Federación Colombiana de Acuicultores, César Pinzón, señaló que esta medida encarecería considerablemente los productos  acuícolas, pues si hoy, en promedio, un kilogramo de tilapia cuesta $8.000, este podría incrementar su precio a $8.736, representando un aumento del 9.2 %. Del mismo modo, si un kilogramo de trucha actualmente cuesta $12.000, este podría ascender a $13.104.  

“La propuesta impactaría negativamente a nuestro gremio, que el año pasado tuvo el mejor desempeño en su historia al exportar más de 12.895 toneladas piscícolas, un 48 % superior a las registradas en 2019”, afirmó Pinzón.  

Por otro lado, el presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche, Juan Sebastián Bargans, expresó su preocupación frente a las repercusiones socioeconómicas que esto tendría, ya que: “se generaría una disminución en el consumo, afectando la alimentación y nutrición de la población colombiana y poniendo en riesgo la seguridad alimentaria; teniendo en cuenta que, en la actualidad, los colombianos consumen 150  litros de leche por habitante, lejos de los 170 recomendados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, y que podría ocasionar una disminución cercana del 6 % en el consumo”. 

 Recomendado: En el barrio Libertadores, aguas servidas se devuelven por los sifones

Asistencialismo afectará el empleo 

Para Gustavo Alberto Patiño Castaño, ganadero y comerciante quindiano, el sector agropecuario nacional se verá en gran desventaja con los importadores. “Esto va a afectar directamente al productor porque el consumidor va a poder comprar lo más barato. Por ejemplo, los contingentes de pollo que entran de Estados Unidos son muy grandes”. 

Así mismo, señaló que el alza en el precio de los insumos como las guadañas, las fumigadoras, las herramientas van a ocasionar un impacto negativo en la economía de los pequeños productores agropecuarios.  

“¿Para qué se necesitan más de $20 billones, cuando la mayoría se van a destinar a subsidios? Esto, por un lado, afectará la disponibilidad del empleo, ya que mucha gente hoy en día -con los subsidios que existen- que no quiere trabajar. Eso puede tener un tinte político, ir más allá de lo social”, expresó Patiño Castaño. 

 

Comerciantes asociados también le dicen no a la reforma 

Desde la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, capítulo Quindío también rechazaron la propuesta del gobierno nacional.  

Diana Patricia López Echeverri, directora ejecutiva, manifestó su preocupación, no solo por algunas medidas contempladas en el documento, sino por el momento coyuntural que vive el país por cuenta de la pandemia y las restricciones que aún no se acaban y que por el contrario se han agudizado en las últimas semanas causando graves estragos al comercio organizado y al empleo del departamento. 

“Entendemos que el gobierno necesita recursos para lograr equilibrio fiscal y financiar los proyectos sociales, pero en principio nos preocupa la magnitud del proyecto presentado y las implicaciones que tendrá para la clase trabajadora y las familias colombianas. Esperábamos esfuerzos más contundentes en la austeridad del gasto y en la reducción del tamaño del Estado”, afirmó. 

Recalcó que es fundamental que el gobierno nacional abra un espacio de discusión con los gremios para analizar los 163 artículos de la reforma.  
 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net