Ciudad / FEBRERO 26 DE 2021 / 1 mes antes

Saúl, el guardián de la quebrada en el barrio Cooperativo

Autor : Gustavo Ossa García

Saúl, el guardián de la quebrada en el barrio Cooperativo

Esta quebrada se caracteriza por estar libre de basuras y ocupación irregular, según vecinos, gracias a don Saúl. Foto : John Jolmes Cardona Núñez

Un adulto mayor se ha dado a la tarea de conservar y recuperar este espacio verde. Varias horas al día las dedica a limpiar y cuidar más de 100 plantas entre frutales y florales.

La quebrada Las Yeguas, en el sector del barrio Cooperativo, ha estado bajo el cuidado de un hombre que ha dedicado 32 de sus 78 años a cuidar y recuperar este espacio, sembrando distintas plantas y evitando que las basuras lleguen hasta el lugar.

Saúl Moncada Ruiz disfruta dedicar varias horas al día a conservar plantas frutales, florales y hasta medicinales, que él mismo sembró en un solar, a un costado del afluente.

Todos los días disfruta vestirse con ropa cómoda, botas de caucho, machete al cinto y pala para bajar a la fuente hídrica, espacio donde los pájaros y grillos lo acompañan por varias horas.

“Anteriormente se usaba el azadón para quitar la maleza, remover la tierra y oxigenar; pero ya no puedo hacer mucha fuerza y entonces debo usar una pala. Bajo todos los días, pero hace unos meses me tocó dejar de hacerlo debido a complicaciones de salud, pero entonces uno de mis hijos todos los días iba a darle vuelta al lugar”, dijo.

Comentó que durante su ausencia por varias semanas, una planta de maracuyá que tenía sembrada se marchitó y tuvo que retirarla, “yo creo que las matas lo extrañan a uno. Mientras estuve aquí  estaba frondosa, pero al estar por fuera se murió”.

Cariñosamente los vecinos le conocen como la finca de don Saúl, lugar verde que se ha escapado de otras prácticas y usos, gracias a la labor diaria que este padre de 2 hijos ha realizado, con el beneplácito de vecinos quienes aplauden esta silenciosa pero valiosa labor del ciudadano.

“La labor es muy importante, gracias a ello se ha logrado mantener el sitio limpio y ajeno a otras prácticas. Aquí los demás vecinos  nos hemos encargado de apoyar la tarea cuidando cuando extraños buscan ingresar y esto nos ha funcionado durante muchos años”, destacó Andrés Castro Ruiz, habitante del sector.

Historia

Cuenta que llegó a este barrio con un préstamo de $4.400 y este espacio era un relicto que se le escapaba a los urbanizadores de aquel entonces, y ahora es cuidado por este guardián que además ha sido  presidente de la junta en 3 oportunidades, pero que ahora dedica sus horas  a escuchar a los animales y ver pasar las aguas de la quebrada Las Yeguas.

“Hay anturios, limones, mandarinos, matas de piña, cacao, aguacate, palma de chontaduro y otras plantas que sirven para el consumo y hasta para el ornato. Aquí vienen muchas vecinas a pedirme que les regale flores y algunas plantas

Moncada Ruiz afirma que su lucha es contra las hormigas, pues se han encargado de comer las hojas de varias especies que estaban en etapa de crecimiento, sin embargo, reconoce que esto hace parte de la naturaleza y que su trabajo solo es respetar la armonía en este pequeño terreno verde, labor que le piensa legar a uno de sus hijos para que continué al cuidado de este espacio.

Recomendado: 20 familias han llegado a Armenia provenientes de Buenaventura



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net