Cultura / MAYO 30 DE 2018 / 3 años antes

Escuela rural, dotada con salón de arte por jóvenes del GI School

Escuela rural, dotada con salón de arte por jóvenes del GI School

Los jóvenes del GI School donaron material didáctico a la escuela Nueva Barcelona Alta de Circasia.

Niños de la institución educativa Nueva Barcelona Alta de Circasia son los beneficiados. 

 

En Circasia, la escuela Nueva Barcelona Alta, ubicada en la vereda que lleva el mismo nombre, fue dotada con un salón de arte, gracias a una iniciativa de Jacobo Roldán Ortiz y María Camila Gómez, estudiantes de grado 12 del GI School de Armenia. 

“Vimos las necesidades que tenía la escuela, y nos dimos cuenta que había un gran déficit de recursos monetarios y artísticos, entonces hicimos lo posible para hacer la dotación”, así lo señaló Roldán Ortiz. 
Resaltó que gracias a los recursos obtenidos con la venta de obras de arte, donadas por artistas quindianos, lograron comprar 4.684 artículos didácticos. “Se recolectaron $1.600.000 con la venta de 19 obras, de 29 que teníamos. Además un amigo donó una batería, que fue lo que más le gustó a los niños”. 

Agregó que esta labor la hicieron, no solo para cumplir con el proceso de graduación, sino por amor al arte y por generar un verdadero impacto social.

“Como parte del proyecto de grado, indagamos para trabajar en la rama social, así que nos concentramos en ofrecer un impacto de verdad, por lo que en la  investigación vimos que hay un déficit por la cultura del arte en el departamento”.

Recomendado: EAM recolectó 252 kilos de alimento para mascotas

Los jóvenes se mostraron preocupados por la falta de incentivos en el arte por parte de los colegios, por ende, decidieron emprender esta labor social y, según ellos, enseñarle a la comunidad del Quindío la importancia del arte. Señalaron que estudiantes de un colegio en Manizales también la quieren implementar.

“Para incentivar la cultura, decidimos que teníamos que hacer algo frente al déficit de clases de arte en los colegios públicos y privados, ya sea por los recursos artísticos o falta de  horas curriculares”.
 

Arte como revolución de paz

Juan Antonio Beltrán, director de la fundación Futuro con Futuro, entidad que trabaja con los niños de la escuela, señaló que la población de la vereda carece de estímulos hacía el arte. “Los estudiantes tienen unas vidas difíciles, y sabemos que a  través de las manualidades, pintura y artesanías, entre otras, podemos despertar en ellos un poco más de luz. Creemos que a través del arte viene una revolución de paz. En muchas instituciones y barrios, donde los chicos carecen de eso, se desvían hacia caminos que  no deberían”.

Afirmó que con la obtención de los artículos se busca promover lo artístico, ya que para muchas comunidades no es fácil acceder a estas herramientas.  

“Adquirir todo este tipo de elementos no es fácil, y muchas veces tenemos la intención de llevarle arte a los chicos de la escuela, pero no tenemos el acceso de recursos para eso. Creo que es algo que está empezando y, como viene un relevo que va a seguir con este proceso, invitamos a que haga parte de los talleres que hacemos”.

Agregó: “Cualquier tipo de estímulos que se brinden a comunidades como estas empiezan a generar cambios, en este caso, en la línea artística. Los jóvenes empiezan a ver que hay otras formas de comportarse y de expresarse diariamente. Donde haya música, creación y actividad hay un camino para la verdadera paz”.

Vea también: Arte y patrimonio, un aporte a la formación de jóvenes en Quimbaya

Por su parte, el director de la institución educativa beneficiada, Leonel Leonardo Arcila, manifestó que la adquisición de los materiales didácticos facilita el proceso educativo de los menores.   

“La sugerencia es que haya una renovación del proyecto, y que no dejen de asistir, no solo a esta comunidad educativa, sino a muchas otras de bajos recursos que necesitan ayuda”.

Puntualizó que los estudiantes están muy ansiosos de utilizar los materiales. “La promoción en el arte en el Quindío es muy limitada, debido a los pocos espacios. Este tipo de actividades ayudan a la aceptación de las personas”. 
 

Proyecto con el que se recaudaron fondos

A través de el proyecto Dotarte, impulsado por Jacobo Roldán Ortiz y María Camila Gómez, estudiantes del grado 12 del GI School de Armenia, se recaudaron recursos con la venta de pinturas de artistas quindianos, con el objetivo de dotar con un salón de arte la escuela de la vereda Barcelona Alta de Circasia.

Le puede interesar: 
Los niños y niñas en la obra artística de Olga de Chica

“La galería la llevamos a cabo con estudiantes, artistas y profesores, quienes donaron 29 obras, que se expusieron en la gobernación, en el salón Antonio Valencia, con la ayuda de la secretaría de Cultura”. 

De la galería itinerante, que hacía parte del proyecto de grado de Roldán y Gómez, se lograron vender nueve piezas. Posteriormente, en su colegio, llevaron acabo una segunda muestra en la que comercializaron diez obras más, logrando un buen recaudo para dotar a los niños de la escuela.


Redacción
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net