l

Cultura / SEPTIEMBRE 29 DE 2023 / 5 meses antes

La moda urbana: un fenómeno eterno, creativo y promotor de la libertad individual

Autor : Especial para NUEVA CRÓNICA QUINDÍO

La moda urbana: un fenómeno eterno, creativo y promotor de la libertad individual

Muchos entienden a la moda como un fenómeno cultural intrínsecamente relacionado con la vestimenta y, aunque en gran parte esto es cierto, una “moda” carga con un peso mucho mayor que el que aparenta. La moda no es una entidad superficial y vacía, como varias personas creen, sino más bien una declaración de identidad, un reflejo de las personalidades y una presentación del espíritu de los individuos.

Es cierto que la moda tiene también un aspecto colectivo, después de todo, quién no ha escuchado alguna vez a alguien decir que “tal cosa está de moda”, como las chaquetas hombre, una serie de televisión, o los tatuajes a color. Su concepto lingüístico, de hecho, la define como un conjunto de tendencias que se repiten, y marcan o modifican la conducta de las personas.

En este sentido, sería aceptable afirmar que la moda se encuentra alrededor de todo: la forma en la que las personas se visten, se maquillan, se peinan, se comportan, qué consumen y hasta cómo hablan. Sin embargo, es inevitable que al entrar en un artículo sobre moda, tal y como este, lo más esperable es que este refiera a la moda relacionada más con las prendas de vestir y las tendencias de una estación del año.

Los amantes de la ropa y todo lo relacionado con lo que se considera “fashion” saben que siempre que encuentran un artículo sobre la moda, que puede tratar desde camisetas, tenis Reebok, o los peinados ideales para el verano siempre incluyen en su título un año y, en la mayoría de los casos una estación. Esto se debe a que la moda es un fenómeno que se encuentra en un cambio constante, en algunos casos con idas y vueltas, y que responde a las necesidades de la gente.

 

La comunicación en la moda urbana

La moda urbana es el tipo más versátil de todas las existentes. Esto se debe principalmente a que carece de una serie de reglas y obligaciones que otros tipos de moda poseen. Se podría decir, incluso, que la moda urbana es la “moda rebelde” entre todas las que existen. Otras clases, por otro lado, deben cumplir con un código y ciertos protocolos para que tenga un estatus de “correcta” o “apropiada”.

Los códigos de vestimenta no se aplican a la moda urbana que también, a diferencia de otras, le pertenece a todas las personas, sin importar su tipo de clase social, etnia o incluso sexo. Es así como las camisetas con un estampado de una banda de rock puede verse en hombres y mujeres, o cómo cualquiera puede ser dueño de un par de gafas Rayban, entre otros ejemplos comunes.

La moda urbana no ata a nadie a seguir parámetros o reglas, un aspecto que permite a las personas elegir cómo quieren mostrarse frente al mundo. En muchos casos, se trata de individuos que demuestran pertenecer a una tribu urbana, como la del Hip-Hop, o de otros que simplemente buscan sentirse cómodos al andar por la ciudad junto a sus amigos. Esto implica también un ejercicio de creatividad, sobre todo por parte de los jóvenes, que juegan a mezclar atuendos, colores y estilos a su gusto.

Teniendo esto en cuenta, la moda urbana, aunque un tanto misteriosa, es al mismo tiempo una moda con una gran capacidad de comunicación no verbal. Es decir, con el hecho de ver a un individuo vestido de cierta manera podemos deducir algunas cosas sobre él sin conocerlo en absoluto: se pueden adivinar gustos o preferencias, si son más cerrados o abiertos socialmente, si consumen algún tipo de música, entre otras cosas.

Lo particular de la moda urbana, es que se separa por sí sola de uno de los conceptos más importantes de la moda en general. Esto implica que las formas, los colores y las telas con los que se forma una prenda son las que la hacen destacar y estar de moda. En el caso de la moda urbana esto no se aplica, ya que es común encontrar en ella ciertas prendas que suelen pertenecer a una moda pasada o vigente pero en otro tipo de ámbito.

Este hecho deja en claro una afirmación: la moda urbana implica vestir y lucir de manera tal que cada individuo se sienta cómodo con sí mismo frente a los demás, sin importarle las opiniones o prejuicios de otras personas. En pocas palabras, la moda urbana es la moda de los libres, los creativos y los que viven fuera del hoy.

 

La moda urbana y su efecto atemporal

Cuando se dice que la moda urbana es de quienes viven fuera del hoy es porque el concepto básico de la moda en general implica que lo que está vigente y lo que es tendencia es lo único que se puede considerar como moda. En este sentido, una mujer puede utilizar una falda larga que otros pueden tomar como algo “anticuado” en vez de un par de denims sin que a esta le importe.

Este concepto de atemporalidad también se puede aplicar a las marcas. La moda urbana implica que jóvenes y adultos puedan vestir unos tenis Reebok, una camiseta de Adidas y una cachucha de Nike con comodidad, dejándose llevar simplemente por sus gustos, preferencias y, que no es menos importante, lo que puedan encontrar que su bolsillo les permita.

Otro aspecto que le otorga a la moda urbana su carácter atemporal es el uso que se le dan a ciertas prendas que, en otro tiempo, solían pertenecer a los hombres o a las mujeres de forma exclusiva. Un caso muy común es el de las cachuchas, que antes solían vestir solo los hombres y que hoy se pueden encontrar en damas utilizándose de forma constante. Estos cambios también implican un efecto de “tendencias que no son tendencias”.

 

Los contrastes: una cualidad variable de la moda urbana

Un aspecto muy regular y que sí se puede encontrar en la moda de vestir urbana es la forma en la que los más jóvenes contrastan colores neutros con otros muy llamativos, lo cual les da a su ropa un look mucho más destacado. Esto lo hacen siguiendo siempre una escala de colores monocromática tanto en Reebok clásicas como en accesorios tales como gafas o cadenas.

Sin embargo, este contraste común de encontrar en la ciudad tampoco es un código rígido ni mucho menos. El excentricismo también es una de las cualidades aceptadas y fáciles de hallar dentro de la moda urbana porque implica el uso de prendas que, mezcladas, no son vistas como algo socialmente aceptable. En este sentido, es posible ver otra suerte de contradicción en la moda urbana: la libertad de combinar “con gusto” y la de combinar “a gusto”.

La comodidad, los colores, los estilos y los contrastes son imperativos en una moda que ofrece un lugar a las personas para sentirse felices, libres y confortables a la hora de andar por la ciudad junto a sus amigos y seres queridos; ya sea con unas gafas Ray Ban puestas y pantalones cortos, como con un denim holgado y una camisilla. La moda urbana existe para aquellos que quieren pertenecer un poco y, a la vez, pertenecer a nada.

 

¿La moda urbana también es impuesta?

Al hablar de moda, como indicamos anteriormente, hablamos de tendencias que se encuentran en un pico de fama social durante un tiempo determinado. Estas se imponen a través de las publicidades de grandes marcas en películas, series, clips musicales y, en la actualidad, en los “canjes” que hacen modelos e influencers dentro de redes sociales como Instagram y Tik Tok, mayormente.

Entonces, si la moda urbana es una moda hecha y derecha, ¿se trata de una moda también impuesta por todos estos actores? La respuesta sencilla sería que sí. Cuando una modelo famosa publica en su cuenta de Instagram una imagen tras otra de ella utilizando Rayban Colombia, naturalmente sus seguidores se interesarán por tener un look similar o parecido a la de esa modelo, después de todo, así funciona el marketing digital.

La diferencia que marca la moda urbana entre todas las demás es que, aunque se influencia por la publicidad de otras personas, no se trata siempre de una moda con un estilo exclusivo, sino que siempre suele inclinarse a mezclar prendas de vestir, cortes de cabello, estilos de barba y colores de variados lugares, influencers y marcas.

En pocas palabras, una chaqueta para hombre, por ejemplo, en la moda urbana se puede combinar con lo que cualquier individuo desee.

 

Denominadores comunes en la moda urbana

La moda urbana en general también comparte ciertos aspectos generales que van más allá de los estilos, los formatos y los colores. Un gran ejemplo de esto es el aspecto de la comodidad: no hay ropa “urbana” si no se trata de una prenda de vestir cómoda. Por este motivo, es común que la moda urbana implique ropas que sean de estilo oversized, holgado y flexible. Hablamos de camisetas, denims amplios y abrigo hombre cómodos.

Otro caso muy usual que se puede apreciar entre los jóvenes que visten de forma “urbana” es el de aquellos que utilizan cierta clase de zapatillas. Por lo general, hablamos de personas que prefieren en casi el 100% de las ocasiones usar zapatillas deportivas de marca Reebok Colombia o cualquier otra, pero siempre respetando un abanico de colores que no varía entre los blancos, negros o colores primarios como el rojo y el azul.

Aunque parezca algo extraño, otro denominador común de la moda urbana es que rara vez hay una semejanza importante entre las personas que se reúnen en un lugar. La individualidad es un aspecto esencial en lo que refiere a la vestimenta de la ciudad. Es cierto que todos utilizan prendas cómodas, coloridas y llamativas, incluso, pero ninguno de esos individuos es semejante a uno de sus pares.

 

La moda urbana es la moda del día libre

¿Es hora laboral y no se pueden utilizar gafas de Ray Ban? Es comprensible. ¿Acaso no se debe llevar una camiseta a la universidad? ¡Entendido! Estos casos sencillos son los que remarcan la necesidad que tienen las personas de sentirse libres y cómodas en una sociedad estricta por regulaciones y códigos de vestimenta que oprimen y dañan el espíritu de una inmensa cantidad de gente de forma diaria.

Poco a poco, lentamente, los jóvenes han comenzado a protestar las modas con su propia moda. La moda urbana es la de aquellos que no quieren estar de moda. Es la que hace que una chaqueta hombre combine con cualquier otra prenda que lleve comodidad y soltura a quién la utiliza. En términos simples, la moda urbana es la representación de un día de libertad.

La periodista colombiana Camila Villamil Navarro, en su artículo para El Tiempo, explica que la confortabilidad y la cualidad oversized de las ropas son las que definen esta moda que predica la liberación de hombres y mujeres jóvenes en todo el mundo. En este artículo también se puede apreciar el peso que tienen los denims para las personas, por ser uno de los materiales más accesibles y, a la vez, uno de los más comunes entre otros.

De la misma manera Navarro se refiere al streetwear, una de las consideradas variantes de la moda urbana y que tiene una marca en la sociedad desde la década de 1970 en el contexto neoyorquino y californiano. Esto implica ropas holgadas que permitan al aire fluir a través del cuerpo, gafas Ray Ban precio, y cadenas gruesas de oro o plata (o imitaciones de ellas).

La moda urbana no es una de esas que prometen quedarse por demasiado tiempo, sino una que asegura ser eterna. Por más variaciones que encuentre en el futuro y cambios que existan en otras tendencias, la moda de los veranos, las primaveras, los otoños y los inviernos siempre tendrán una versión urbana que escapa a sus reglas y códigos de vestimenta. ¡Ese, después de todo, es el verdadero poder de la moda! 

 


Temas Relacionados: Moda Moda urbana

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net