Deporte / ENERO 08 DE 2023 / 2 semanas antes

El septuagenario Deportes Quindío vive hoy un cumpleaños amargo

El septuagenario Deportes Quindío vive hoy un cumpleaños amargo

Hace 22 años la historia del club se partió en 2. Hasta sus 50 años el Deportes Quindío fue un equipo respetable; pero desde el 2001 fue degradándose, convirtiéndose en una escuela de formación pensada para la venta de jugadores.

El 8 de enero de 1951 nació la institución que hoy llega a 72 años de historia. El festejo de este año se aguó por amenazas a los miembros del club tras no lograr el ascenso en 2022.

De los 72 años del Deportes Quindío los últimos 22 han sido los más traumáticos. Cuando descendió en el año 2000, llegó el vallecaucano Hernando Ángel. Ante las penurias económicas que vivía el club en una ciudad golpeada por un terremoto, un grupo de quindianos lo buscaron.

El grupo ascendió en 2001, pero se inició un periodo oscuro, pues Ángel lo convirtió en una vitrina para la venta de sus jugadores, formados en la escuela Boca Juniors de Cali, de su propiedad.

La suerte de la institución estaba sentenciada, ya no le apostaría a figurar, solo a mostrar jugadores, año tras año, eliminación tras eliminación, para venderlos al mejor postor.

Después eso no fue suficiente, los réditos debían ser aún mayores, entonces vino el descenso de 2013, lo que abarató los gastos del propietario y le permitía seguir con su negocio, ahora con mayores ganancias.

Hasta sus 50 años el club fue respetado. Había obtenido 1 título, el de 1956, y 2 subcampeonatos; había sido protagonista en algunas temporadas, les había regalado a sus aficionados tardes y noches inolvidables y había erigido leyendas, pero del 2001 para acá lo más destacado que se ha visto ha sido a algunos deportistas que se enamoraron de su escudo.

Es el caso del mundialista Álex Mejía, que ha manifestado públicamente su amor por la camiseta de la ve en el pecho; o de Carlos Rodas, Elkin Murillo, Iván ‘Champeta’ Velásquez, Mauricio Romero, Oswaldo Mackenzie, Wilson Carpintero, en su mayoría veteranos que defendieron estos colores al cierre sus caleras, o de Diego Chará, Hugo Rodallega, Iván Vélez o Jorge Perlaza, que se exigieron a fondo durante su estancia en Armenia.

Una acción popular busca que Ángel devuelva el club, pero aún se desconoce qué compró y, llegado el caso, qué debe devolver. El tema está empantanado.

Con nostalgia de sus hinchas fieles, Quindío hoy pasa el día de su cumpleaños 72; Libardo Rivera, Riverita, sigue apuntando día a día las estadísticas del club, cada vez más pobres; al igual que el periodista Jorge Torres, que además trabaja en un libro sobre las campañas del club tras la llegada de Ángel. Ellos no se rinden, los torcedores de siempre tampoco.

La que sí perdió la paciencia es una facción de hinchas violentos, que ha pedido a la alcaldía de Armenia que no le preste el estadio al club y que ayer atacó el bus del club cuando este pasaba por el barrio La Milagrosa.

Dos hombres salieron de una cañada y lanzaron rocas hiriendo a un jugador. 

Lea también: Se va del Deportes Quindío para no dañar su reputación de amor por la institución. 
 

Contexto de la situación

Ayer el estadio Centenario amaneció grafiteado con mensajes intimidatorios y racistas, además las ventanas fueron atacadas a piedra. Eso fue en la noche del viernes. Ya en la mañana del sábado, el bus fue apedreado, resultando afectado el jugador John Barrios.

En un comunicado, Imdera expresó: “Rechazamos los actos vandálicos que se presentaron la noche anterior en el estadio Centenario, en donde un grupo de personas en moto arribó y rompió los vidrios exteriores y escribió mensajes intimidantes hacia directivos y jugadores del Deportes Quindío. Desde la administración municipal e Imdera llamamos a la tolerancia y el respeto recordándoles que el Jardín de América es un bien público, es la mayor insignia de la ciudad, es un templo de la capital quindiana y no solo es la casa del equipo profesional”.

Las agresiones fueron motivadas por el fracaso del club en 2022, en el que a pesar de ser protagonista no logró ascender a la primera división. Se habló de la negativa por parte de Ángel a acceder a entregarles premios millonarios a los deportistas, lo que negó el club, pero el bajón deportivo fue evidente.

La próxima semana, Wilson Herrera, director de Imdera, tiene reunión con Angélica Lema, gerente del Deportes Quindío, para analizar el tema del préstamo del estadio. “No nos hemos reunido, porque el equipo tiene una fecha de sanción, tengo entendido, pero lo normal es que Quindío juegue aquí, pues es su casa natural”, señaló.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net