l

Economí­a / NOVIEMBRE 21 DE 2023 / 6 meses antes

Desistimientos en compra de vivienda llegaron al 238 %: Camacol Quindío

Autor : Daniel Alejandro Restrepo Tabares

Desistimientos en compra de vivienda llegaron al 238 %: Camacol Quindío

Durante todo el año se ha registrado una caída drástica en las ventas de viviendas, atribuidas en su mayoría a los cambios en la asignación de subsidios de vivienda. 

La situación económica del sector de la construcción en el Quindío sigue siendo alarmante. Según cifras reveladas por la gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol capítulo Quindío, Gloria Milena Arango Peláez, en el último año, hasta septiembre de 2023, se ha registrado una preocupante contracción del 38.7 % en las ventas de viviendas, marcando una tendencia negativa que impacta profundamente en la estabilidad económica de la región.

De acuerdo con la líder gremial, el análisis detallado de los datos muestra una disminución significativa en diferentes períodos. Durante el año corrido de enero a septiembre de 2023, las ventas experimentaron una caída del 29.2 %, lo que refleja una disminución constante en la demanda de viviendas en el Quindío. Ampliando la perspectiva al acumulado de 12 meses, desde agosto de 2022 a septiembre de 2023, la caída es del 23.7 %, indicando una crisis prolongada y compleja.

ver también: Quindianos le deben a la Dian $28.000 millones

Renuncias en compras

Uno de los datos inquietantes que reveló la gerente de Camacol en el Quindío fue el porcentaje de desistimientos en la compra de vivienda nueva. Según Arango Peláez, este indicador presenta un aumento del 238 %, atribuidos principalmente a las modificaciones en la asignación de subsidios de vivienda Mi Casa Ya que realizó el Gobierno nacional y que tienen que ver con que la asignación se realiza de acuerdo al puntaje que presente el futuro comprador en el Sisbén.

Este incremento de renuncias se traduce en 528 unidades desistidas hasta el momento, señalando una pérdida significativa en el interés de los compradores y una desconfianza creciente en las condiciones del mercado.

“Asimismo, los otros indicadores tampoco es que sean tan positivos porque esto también impacta en los lanzamientos, las iniciaciones y nuestra oferta que en este momento alcanza las 1.405 unidades, es la oferta más baja que hemos tenido en los últimos años en la región. Este fenómeno no solo afecta la dinámica del sector, sino que también tiene un impacto directo en el empleo y el desarrollo económico del Quindío”, sostuvo la gerente de Camacol en el departamento.

Recomendado: Fin de Familias en Acción, se consolida Renta Ciudadana

Panorama nacional

En cuanto a nivel nacional, Camacol informó que entre enero y octubre de este año se dejaron de vender 97.000 viviendas nuevas en Colombia, de las cuales 77.000 fueron viviendas de interés social (VIS). El presidente de Camacol, Guillermo Herrera, informó que, para octubre de 2023, las ventas de VIS acumularon 16 meses de caídas consecutivas. 

También se registró una pérdida en inversión de los hogares en el sector residencial que supera los $18.3 billones, lo que está impactando otros indicadores del sector. Por ejemplo, entre enero y octubre de este año las iniciaciones reflejan los efectos de la dinámica comercial: cayeron 27 %, nuevamente jalonadas por la VIS, donde disminuyeron 28,6 % y completan diez meses de contracciones consecutivas.

“Se espera que la tendencia a la baja en las iniciaciones se acentúe de acuerdo con lo observado en las ventas. Además, al profundizarse la contracción en la comercialización, en el proceso de construcción y en el inicio de nuevas obras, el valor agregado del sector y la creación de empleo se verán afectados”, explicó Herrera.

De hecho, durante el año, con corte a septiembre, el empleo desaceleró el ritmo mensual de generación de puestos de trabajo en el sector frente a lo observado hace un año y en la dinámica prepandemia, en el 2019. Esto impacta las industrias encadenadas a las edificaciones (despachos de cemento y producción de concreto, entre otros), así como la economía popular asociada al sector de la construcción (ventas minoristas, micronegocios).

Igualmente, el presidente de Camacol explicó que, en lo corrido del 2023, los desistimientos crecieron 83 %: “De los 33.000 hogares que renunciaron al sueño de comprar vivienda, 26.000 lo hicieron en el segmento VIS, donde los desistimientos crecieron 128 %, afectando a los hogares más vulnerables”.

Con respecto a Mi Casa Ya el presidente de Camacol nacional recordó que “si bien las asignaciones vienen equiparándose a la demanda acumulada, que corresponde a cerca de 76 mil viviendas terminadas adquiridas con la expectativa del subsidio, los desembolsos siguen muy por debajo de las asignaciones (aproximadamente la mitad, 36.579). Así mismo, aún no existe calce entre las coberturas a la tasa de interés y los subsidios familiares de vivienda a desembolsar en 2023”.

Esto se suma a que hoy el número de programas de subsidios es menor. Actualmente, Mi Casa Ya es el único programa al que pueden acceder los hogares para adquirir una vivienda nueva con ayuda del Gobierno nacional. Mientras la meta para el periodo 2023-2026 es asignar 200.000 subsidios, entre 2019 y 2022 fueron asignados cerca de 349.000, sumando programas como las coberturas a la tasa para VIS y No VIS, el Semillero de Propietarios y Mi Casa Ya. Esto quiere decir que se reduce la cobertura de los subsidios de vivienda respecto al cuatrienio anterior.

Peticiones de Camacol al Gobierno nacional

Desde Camacol, a nivel nacional, se han elevado solicitudes al gobierno central para abordar y revertir esta situación crítica. Se destaca la urgencia de revisar niveles y condiciones de asignación de subsidios, así como la importancia de la cobertura de tasa. Proponiendo soluciones concretas, se enfatiza en agilizar los trámites para la asignación y desembolso de subsidios, además de explorar la posibilidad de preasignación para impulsar la preventa.

La preocupación también se extiende a la necesidad de activar mecanismos adicionales de acceso a la vivienda, considerando el Fondo Nacional de Garantías para oferta y mejoramiento de vivienda. La concurrencia de recursos entre el Gobierno nacional y gobiernos locales emerge como una estrategia potencial para reactivar el sector y mitigar los efectos de la crisis.

Las propuestas incluyen la reglamentación del Plan Nacional de Desarrollo, la implementación de coberturas a la tasa contracíclicas temporales para evitar que caduquen y la reforma laboral para mejorar las condiciones empresariales en el sector. Además, se aboga por una mayor articulación de políticas de desarrollo territorial y se destaca la importancia de promover la equidad de género en todas las acciones.

En medio de esta crisis, las propuestas presentadas no solo buscan estabilizar el sector de la construcción en el Quindío sino también garantizar el acceso a la vivienda y estimular el crecimiento económico en la región. La colaboración activa entre entidades gubernamentales y el sector privado se presenta como esencial para superar los desafíos actuales y establecer bases sólidas para la recuperación a largo plazo.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net