Economí­a / JUNIO 27 DE 2022 / 1 mes antes

En Armenia, el precio de la papa ‘se entierra’

Autor : Alejandro Castillo

En Armenia, el precio de la papa ‘se entierra’

En Armenia, este mes el precio del bulto de papa cayó hasta los $56.000 debido al aumento de la oferta.

La gerente de la central mayorista Mercar, María Estella Cuervo Acevedo, aseguró que el jueves pasado el precio del bulto era de $56.000.
 

A principio de este año, la papa negra, uno de los productos con mayor demanda dentro de las familias quindianas, registró un incremento en el precio que incluso obligó a muchos a dejar de comprarla y a buscar otras alternativas como la yuca y la sidra, pero hoy su precio se ha regulado, incluso ha llegado a estar por debajo de lo que normalmente se cotizaba.

Para tener un contexto, hay que decir que uno de los primeros factores que generó un aumento del precio del tubérculo fue el paro nacional del año 2021, que llevó a que un bulto, que valía aproximadamente $70.000, pasara rápidamente a cotizarse en $200.000, por una razón lógica y era que los transportadores no podían llegar con el alimento a al territorio quindiano.

Finalizado el paro, el precio se reguló, pero en los primeros meses de 2022, de nuevo este alimento se encareció, esta vez por diversos factores, entre ellos el alza en el precio del dólar, que para los importadores de insumos significa que deben pagar más en pesos colombianos para traer esos productos de otros países y de esta manera aumenta el precio de estos en el país y se eleva el costo de producción, por ende, el precio del producto final. 

A esto se sumó el problema logístico en el transporte marítimo debido a la falta de contenedores, ya que los fabricantes de estos pararon sus producciones por la crisis sanitaria mundial que generó la Covid-19, lo que llevó a que comenzaran a escasear y a encarecer los fletes, reflejándose estos incrementos en los precios de todos los productos importados, entre ellos los insumos agrícolas.

El alza de los abonos dejó tan alto el costo de producción, que muchos agricultores dejaron de cultivar la papa porque no era rentable, lo que causó otro efecto: la disminución de la oferta, un fenómeno que aumenta el precio de cualquier alimento u objeto.

Esta situación originó que, en febrero de este año, en la central mayorista Mercar de Armenia, el bulto de papa tuviera un precio promedio entre $150.000 y $170.000 y en abril, según el Dane, fue uno de los alimentos que más contribuyó a la inflación de ese mes a nivel nacional.

Aunque de acuerdo con agremiaciones el panorama no era muy alentador y pese a que los insumos siguen caros, durante el mes en curso, el precio de este alimento en la capital quindiana ha estado por debajo de los $60.000, marcando una reducción de más del 65 % —teniendo en cuenta la cifra de $170.000—.

Las razones las explicó María Estella Cuervo Acevedo, gerente de Mercar, quien aseguró que esto se debe al fenómeno de oferta y demanda, en este caso ha aumentado la oferta y esto hace que caiga la cotización del tubérculo.

“El pasado miércoles 22 de junio el bulto de papa cayó a $56.000, la razón es que a la central mayorista de Armenia está ingresando la cosecha de la Sabana Cundiboyacense —la más grande del país—, pero además se suma la producción de Nariño, lo que ha generado una oferta alta y por eso llegó a buen precio”, relató.

Este precio es tan bajo, que la gerente aseguró que es muy probable que en los próximos días suba un poco, “pero básicamente la papa ha venido bajando por las cosechas que se están trayendo de estas 2 zonas”.

El precio seguiría bajo por el resto del año

Germán Palacio, gerente de la Federación Colombiana de Productores de Papa, Fedepapa, dio a conocer que el precio actual de la papa seguirá siendo bajo, por lo menos, durante los próximos 6 meses. 

En Colombia hay 2 cosechas de papa al año, la que sale en el primer semestre es la más pequeña y proviene del sur del país —Cauca, Nariño y Tolima—. Pero la que se saca en el segundo semestre es la más grande del año, representando el 65 % de la producción total nacional. Esta última es la que se ha adelantado, ya que en diciembre se sembró mucha papa porque los precios estaban muy altos. Además, el invierno también está acelerando la cosecha”, explicó Palacio.

La sobreoferta del producto está llevando a que muchos paperos del país vendan el producto a pérdida, lo que para el próximo año podría causar un efecto adverso si los precios de los insumos no comienzan a disminuir, pues los productores no tendrán dinero para volver a cultivar el tubérculo y habrá una disminución en la oferta, sumado a que en el primer semestre la cosecha nacional es menor, esto dispararía de inmediato el precio de la papa.

Lea también: “El Paisaje Cultural Cafetero: no está en riesgo la declaratoria de la Unesco”



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net