Economí­a / JUNIO 15 DE 2021 / 1 mes antes

La nueva reforma tributaria, obligada a ser más social

Autor : Oliver Gómez Solarte

La nueva reforma tributaria, obligada a ser más social

El proyecto de ley de solidaridad sostenible se cayó por su propio peso: para ayudar a los menos favorecidos gravaba a los menos favorecidos y de allí el estallido que sacudió al país. 

Tras el enardecimiento de Colombia, después de que el gobierno nacional radicara la reforma tributaria —proyecto de ley de solidaridad sostenible—, que llevó a la protesta social, la administración del presidente Iván Duque Márquez anunció que a finales de junio volverá a radicar el proyecto; pero, según expertos en temas económicos, ¿en qué debe centrarse el nuevo documento para que tenga aceptación? Todos coinciden en que deberá ser más social.

Uno de los pedidos es que la realidad de la Covid-19 esté presente en cada una de las líneas de la reforma, dado que la pandemia afectó renglones fundamentales de la economía que requieren cambios sustanciales para el bien del país y en especial para las personas de los estratos bajos.

En la actualidad, 98 productos de la canasta familiar están gravados con tarifa general de IVA del 19 %; 10 con 5 % y 73 están exentos. Este cambio estructural al sistema tributario en Colombia buscaba ampliar la canasta gravada en 7 puntos porcentuales, del 53 % a 60 % y aumentaría el número de productos que deben pagar impuestos, lo que, sin duda, afectaría a las clases menos favorecidas.

En cuanto a declaración de renta, hoy en día declaran las personas con ingresos anuales de $48 millones y se buscaba pasar a la declaración desde los $30 millones, lo que cubriría a 1.200.000 personas más.

Alberto Carrasquilla Barrera, ministro de Hacienda que renunció al cargo en medio de las protestas, dijo en su momento que el objetivo de la reforma era recaudar, en el año gravable, $10.5 billones del IVA; $16.8 billones en impuestos a personas naturales y $3 billones en impuestos a personas jurídicas.

Lucha contra evasores

José Manuel Restrepo Abondano, actual ministro de Hacienda, prepara el nuevo borrador de la reforma y aunque no se cambiará el objetivo en cuanto a cifras, lo que sí será diferente serán los bolsillos de las que estas saldrán, o por lo menos a eso es a lo que les apuntan los marchantes y los integrantes del comité del paro, que vive su propio ‘seísmo’ interno, pues sus miembros no son reconocidos por todos los protestantes, ya que algunos argumentan que no representan sus intereses.

Ernesto Gómez, economista con doctorado en administración de negocios, sostuvo que dentro de las mejoras que se le deben aplicar a la reforma está:  1. Que paguen impuestos los grandes capitales; 2. Quitar las exenciones tributarias; 3. Estructurar un plan de ahorro del Estado; 4. Luchar contra la corrupción; 5. Cobrar la cartera morosa que tienen las personas naturales y jurídicas con el Estado; y 6. Aplicar penas significativas a los evasores de impuestos.

Recomendado: Plan de desarrollo de Armenia, con el 24 % de ejecución

Enfoque social

En Colombia, la evasión de impuestos equivale a 30 % del total de lo que se recauda en el año. Juan Carlos Vásquez Sora, ingeniero industrial, magíster en economía, considera: 1. Que la reforma debe enfocarse en financiar los programas sociales para apoyar a los que se sumieron en la pobreza durante los aislamientos obligatorios y selectivos de la Covid-19; 2. La financiación debe ser a partir de los estratos sociales con más ingresos, porque la clase media no está consolidada y es muy vulnerable; 3. El grupo de jóvenes debe ser prioridad, porque socialmente es el que tiene mayor desempleo y menores oportunidades; y 4. La reforma debe apuntar a programas de inclusión social y productiva.

Visión de la Anif

Mauricio Santa María, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, señaló que para el IVA no se debe ampliar la base de bienes y servicios gravables.

“Hemos recomendado que los bienes y servicios exentos del pago de IVA —14 subclases que representan más de 10 % del consumo— pasen a ser parte de la categoría de excluidos, manteniéndose en tarifa efectiva de 0 % y sin generar la devolución, lo que le significaría al país un recaudo adicional de unos $2.5 billones anuales, con lo que se daría un paso en el objetivo de Minhacienda”, declaró.

Las propuestas de reforma que presenta la Anif apuntan a recaudar cerca de $13.8 billones: 1.3 % del Producto Interno Bruto, PIB.

Un cambio de ruta

El proyecto de ley de solidaridad sostenible fue rechazado por los colombianos, pero el gobierno nacional insiste en que sin una reforma afectiva el país no tendrá recursos suficientes para fortalecerse y atacar uno de los flagelos que más lo golpean, la pobreza, pues por lo menos 42.5 % de los nacionales están en esa condición. 

La nueva reforma apuntaría a fortalecer programas como Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Colombia Mayor, pero ya no poniéndoles más impuestos a los pobres, sino gravando la riqueza, hoy exenta por diferentes motivos, beneficios y demás.
 




COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net