Economí­a / ENERO 08 DE 2021 / 10 meses antes

Ocupación hotelera en el Quindío llegó al 70 % durante el fin de año

Autor : Carlos W. López R.

Ocupación hotelera en el Quindío llegó al 70 % durante el fin de año

Se espera que el puente festivo de Reyes la ocupación se mantenga en la misma proporción. Foto : John Jolmes Cardona N.

El impacto de los cierres en la vía La Línea fue menor que el proyectado.

Que no se hayan adoptado medidas más drásticas, como el pico y cédula o un toque de queda más prolongado, fue el factor determinante para que el sector hotelero en el Quindío cumpliera con las expectativas de ocupación de habitaciones, proyectadas para la temporada de final del año 2020 y el inicio de 2021. 

En diálogo con LA CRÓNICA, Eduardo Mejía Jaramillo, director ejecutivo de Cotelco Quindío, presentó un balance de la temporada y se refirió a las expectativas para lo que resta de la temporada alta.  

¿Cómo le fue al sector hotelero durante el final de 2020? 

En el sondeo que realizamos esta semana, una vez pasado el 31 de diciembre, encontramos que lo que habíamos calculado se cumplió, estuvimos con una ocupación del 70 % de las habitaciones de los hoteles afiliados a Cotelco, y esperamos que, para este puente, dado que ya se anuncia que no habrá mayores cambios en las medidas, esperamos que se mantenga ese número o, de pronto, pueda crecer un poquito más en este último puente de la temporada alta de diciembre.  

¿Qué tanto influyó en el buen comportamiento económico que  no se restringiera la movilidad, pero en otros destinos vecinos sí? 

Los números lo muestran, también nos ayudó muchísimo que los demás departamentos —Risaralda, Caldas y Valle del Cauca—, aunque tomaron medidas mucho más estrictas, se permitía la salida de sus residentes hacia otros destinos, eso nos benefició porque la restricción solo les impedía la movilidad interna. En el Quindío las restricciones, adoptadas entre la gobernación y las administraciones municipales, buscaron garantizar en cierta forma la contención de un contagio masivo y, al mismo tiempo, ir desarrollando actividades económicas que son importantes para esta época en el departamento. 

¿Cómo resulta ese balance comparado con la temporada 2019-2020? 

Yo no me pondría en la tarea de comparar 2019 con 2020 porque las circunstancias son totalmente diferentes, pero cuando uno analiza lo que sucedió de marzo a septiembre, con todo cerrado y ocupaciones del 0 % y cuando el mes que más nos marcó llegó al 1 % y ahora pasar al 70 % de ocupación, pues son números muy buenos. Obviamente, los hoteleros y todos los sectores económicos del departamento, venimos cargando con un tema de deuda, de compromisos adquiridos con el sistema financiero, que hacen que el resultado económico no sea tan bueno, pero cualquier ingreso que se tenga, después de semejante ‘golpe’, es supremamente bueno. Hay que entender que la para generó muchos inconvenientes, el cierre de los hoteles derivó en despidos de personal, incumplimientos en algunos compromisos. Por lo que ahora estamos en un proceso de tratar de recuperar todo el sistema. 

¿Qué tanto fue el impacto de tener la vía La Línea casi cerrada?  

Inicialmente ocasionó cancelaciones de reserva importantes, se había calculado entre un 15 y un 20 %, por el temor de los viajeros a asumir ese viaje por el alto de Letras, porque se estaba diciendo, a través de los medios de comunicación, que era un viaje que podía demorar hasta 16 horas, obviamente eso provocó cierto resquemor en los viajeros, pero afortunadamente, la situación se pudo solucionar un poco con los turistas que llegaron del Valle del Cauca, Risaralda, Caldas e inclusive algunos de Antioquia. Entonces, cuando inicialmente hicimos el sondeo por lo de la carretera de La Línea, pensábamos que las proyecciones del 70 % iban a bajar a casi un 55 %, lo cual nos preocupó, pero después empezamos a ver que los números empezaron a mejorar y se cumplió ese porcentaje que habíamos estimado en un principio. También cayó muy bien que Invías anunciara —desde días antes del 24 de diciembre— que iba a habilitar el paso en horarios específicos para carros particulares, así que muchos viajeros decidieron retomar sus reservas y nos visitaron. 

¿Cómo se vio afectada la generación de empleo en el sector en general? 

En el departamento se perdieron algo así como 35.000 empleos, siendo el turismo el renglón de la economía que más se vio afectado, porque gran parte de nuestro desarrollo económico depende de esta industria, fue un golpe muy duro. Entendemos que generar empleo es la clave para que haya una reactivación más estable, porque cuando el ciudadano de a pie genera un ingreso a través de su trabajo, pues empieza a demandar bienes y servicios. 

¿Qué hace falta para seguir recuperando la confianza de los turistas? 

El temor existe. En la medida en que los contagios van aumentando, en la medida en que la alcaldesa de Bogotá anuncie un cierre generalizado, la gente empieza a sentir que las medidas se parecen a las que se tomaron en el mes de marzo del año pasado, pero el hecho que el gobierno nacional haya emitido esa circular conjunta entre el ministerio del Interior y el ministerio de Salud dando unas instrucciones claras sobre unos procedimientos para que se apliquen de forma inmediata en ciertos municipios y departamentos genera también temor, pero hay que ser claros en algo, esa circular es muy específica al decir que aplica para los entes territoriales donde la utilización de camas UCI está por encima del 70 %. En el Quindío, gracias a Dios, estamos en 56 %, que nos permite disponer de algunas camas Uci, lo que nos permite generar cierta tranquilidad en el usuario y en el público en general. Nuestra tarea es que esa sensación de seguridad la podamos hacer saber a nivel nacional para que la gente venga al departamento, pero haciendo la claridad de que velar por la seguridad de los turistas es responsabilidad de todos, no solo de nosotros como residentes o como empresarios del sector. Quienes vengan tienen que saber que deben cuidarse, usar bien el tapabocas, mantener el distanciamiento, el lavado de manos y las medidas que todos conocemos. 

¿Cuántos hoteles ya tienen el sello que promueve Cotelco para seguir recuperando la confianza de los viajeros? 

Respecto al sello que diseñamos como hoteleros, denominado Juntos contra el Covid, se ha tenido una buena acogida, 7 hoteles han sido certificados, eso empieza a generar cierta tranquilidad, porque demuestra que al interior de los establecimientos se están cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad. Nosotros no podemos, por más sellos que tengamos, garantizar que de las puertas para afuera la gente se esté cuidando en los espacios públicos y respetando el distanciamiento físico o el uso adecuado del tapabocas.

Por último, ¿cómo es el balance 2020 en cuanto al cierre definitivo de los hoteles en el Quindío? 

De los afiliados a Cotelco reportamos 3, uno emblemático para el departamento y la ciudad de Armenia como el Zuldemayda. Sin embargo, son decisiones que se tomaron a nivel administrativo,  ya que ellos  no veían un futuro que les permitieran generar unas actividades para sacar los negocios adelante. Digamos que en medio de la crisis de todo lo que pudo haber sucedido, los cierres son pocos, mantenemos un buen número de camas habilitadas para el departamento. En los no afiliados también se reportaron algunos cierres. En un informe, la cámara de comercio proyectaba algo así como el 20 % de hoteles que no volverían a abrir.

Recomendado: Temporada decembrina, positiva para el comercio, pero ronda la incertidumbre


Temas Relacionados: Turismo Economia COVID Covid-19

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net