l

Economí­a / MAYO 29 DE 2024 / 2 semanas antes

Quindío, segundo departamento con más inseguridad alimentaria

Autor : Daniel Alejandro Restrepo Tabares

Quindío, segundo departamento con más inseguridad alimentaria

El informe es para la vigencia 2022-2023. Se destaca que, a nivel nacional en 2023, cayó la prevalencia de inseguridad alimentaria moderada o grave en los hogares del país al pasar de 28,1 % a 26,1 %.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) entregaron los resultados del comportamiento de la inseguridad alimentaria moderada o grave. 

Lo anterior, producto de haber incluido desde 2022 en la Encuesta de Calidad de Vida del Dane (ECV) una serie de ocho preguntas enfocadas en la medición de la inseguridad alimentaria en el país, de acuerdo con el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS 2): Hambre Cero.

La medición se realizó a partir de la Escala de Experiencia de Inseguridad Alimentaria (FIES, por sus siglas en inglés) con información recopilada en la ECV. Según la FAO, la muestra es la más grande de Latinoamérica con más de 86.000 hogares y más de 242.000 personas a quienes se les aplicó la encuesta.

La información entregada por el Dane que incluyó ocho preguntas enfocadas a la medición de la inseguridad alimentaria en el país desde 2022, arrojó que en 2023 cayó la prevalencia de inseguridad alimentaria moderada o grave en los hogares del país al pasar de 28,1 % a 26,1 %.

“Es decir, que mientras que, por falta de dinero u otros recursos, 28,1 de cada 100 hogares en 2022 disminuyeron al menos una vez durante los últimos 12 meses, la calidad, variedad y cantidad de alimentos a los que accedieron, el porcentaje bajó en 2023 a 26,1 de cada 100 hogares. Esta reducción fue estadísticamente significativa. Por su parte, la prevalencia de inseguridad alimentaria grave disminuyó de 4,9 % en 2022 a 4,8 % en 2023, diferencia que no es estadísticamente significativa”, señaló la autoridad nacional en esta materia.

Resultados por departamentos

Los resultados evidencian que la prevalencia de inseguridad alimentaria moderada o grave aumentó en 15 departamentos en 2023, aunque solo en 8 de ellos las variaciones fueron estadísticamente significativas.

El primer departamento con prevalencia de inseguridad alimentaria o grave fue el Vichada, seguido del Quindío, Cauca, Guaviare, Tolima, Casanare, Cundinamarca y Huila. El mayor crecimiento se registró en Vichada, donde el indicador pasó de 30,7 % en 2022 a 39,7 % en 2023. En el caso del Quindío el indicador arrojó que para el 2022 fue de 17.3 %, mientras que en 2023 fue del 24.5 con un aumento de 7.2 puntos porcentuales (p.p). En los demás departamentos, los aumentos oscilaron entre 3,7 y 7,2 puntos porcentuales.

Por el contrario, la prevalencia de inseguridad alimentaria de moderada a grave disminuyó en Bogotá y en 17 departamentos, y las diferencias son estadísticamente significativas en 12 de ellos (Boyacá, Bogotá, Magdalena, Putumayo, Nariño, Arauca, Córdoba, Cesar, La Guajira, Atlántico, Caquetá y Chocó). Los casos más destacados son Atlántico, Caquetá y Chocó, donde el indicador se redujo en más de 10 puntos porcentuales en el periodo.

Con respecto a la prevalencia de la inseguridad alimentaria grave, aunque aumentó en Bogotá y en 14 departamentos entre 2022 y 2023, las variaciones fueron estadísticamente significativas solo en 7 de ellos (Vichada, Guaviare, Cauca, Tolima, Casanare, Risaralda y Quindío). Como en el caso anterior, el mayor crecimiento se registró en Vichada, donde se pasó de una inseguridad alimentaria grave de 9,2 % en 2022 a 16,8 % en 2023.

En el caso del Quindío la inseguridad alimentaria grave fue de 2.2 % para el 2022 y de 3.6 % para el 2023 con aumento en puntos porcentuales del 1.9 y lo que ubicó al departamento en la posición 9 para este indicador. 

En contraste, la prevalencia de inseguridad alimentaria grave cayó en 15 departamentos entre 2022 y 2023, pero solo en 6 de ellos la variación fue estadísticamente significativa (Putumayo, Caquetá, Córdoba, Nariño, Vaupés y Chocó).

Economía: Desfase entre oferta de vivienda nueva y nuevos hogares en Armenia

La preparación de este informe, con base en la Encuesta FIES, marca una diferencia importante, según lo explica Santiago Mazo, especialista en seguridad alimentaria de la FAO en Colombia, dado que ya son dos años consecutivos que el país dispone de información oficial sobre la situación de seguridad alimentaria y, se presentará anualmente, lo cual ayudará a medir el avance que tenga Colombia en el cumplimiento del ODS 2.

“Es importante destacar que esta ha sido la encuesta con la muestra más amplia que hasta el momento se ha hecho en Latinoamérica, empleando la Escala FIES”, señaló Agustín Zimmermann, representante de la FAO en Colombia, al explicar que se contó con la participación de más de 86.000 hogares y más de 242.000 personas. Asimismo, el aporte principal de la metodología FIES es que permite que los resultados sean comparables entre países a nivel mundial.

Para Piedad Urdinola, directora del Dane, la información entregada permite que el país cuente con información fiable, base fundamental en la toma de decisiones y la orientación efectiva de programas y políticas públicas para garantizar el acceso a alimentos suficientes y saludables por parte de la población.

Indicadores para el Quindío 

Según los resultados evidenciados en el informe, siete de los ocho indicadores con los que se midió la inseguridad alimentaria en el departamento del Quindío presentaron incrementos, lo cual le valió al territorio para ocupar los primeros lugares en los que más creció este aspecto.

El primer indicador que midió el informe fue el de la preocupación de los hogares por no tener alimentos. En este el total nacional para el 2023 se ubicó en 40.1 %. En el caso del Quindío el resultado fue de 25.6 % para el 2022 y de 39.3 % para el 2023 registrando un incremento de 13,7 puntos porcentuales. 

En cuanto al indicador denominado: El hogar consumió poca variedad de alimentos, el resultado en el consolidado nacional para el 2023 fue 36.3 %. En el Quindío los resultados fueron de 25.9 % para el 2022 y de 36.7 % para el 2023 con un incremento en puntos porcentuales de 10.8. 

Otra de las preguntas abordadas fue si el hogar no pudo comer alimentos saludables y nutritivos. En el total nacional el resultado fue 33.5 %. Este indicador arrojó un resultado de 28.6 % en 2022 y de 32.9 % de 2023, registrando un incremento de 4.2 p.p. 

Al menos un integrante del hogar comió menos de lo que pensaba que debía comer: en este indicador el resultado del total nacional para el 2023 fue de 26.7 %. En el Quindío fue de 16.5 % en 2022 y de 26.8 en 2023 con una diferencia de 10.3 p.p. 

Al menos un integrante del hogar tuvo que saltar una comida: El resultado en este indicador fue de 21.8 % en el total nacional de 2023 y de 12.2 % en el Quindío para la vigencia 2022 y 16.9 % en 2023, lo que registró una diferencia en p.p. de 4.8. 

En el indicador denominado: Al menos un integrante del hogar tuvo hambre pero no comió, el resultado en el total nacional fue de 13.4 %, para el caso del Quindío en el 2022 el resultado fue de 7.4 % y de 9.1 en 2023, con una diferencia de 1.7 p.p.

Frente a la pregunta de si el hogar se quedó sin alimentos el total nacional para el 2023 fue de 11.8 %, para el caso del Quindío el resultado fue de 6.4 % para el 2022 y de y 7.4 % en 2023 una diferencia en puntos porcentuales de 0.9. 

Finalmente, frente al indicador: Al menos un integrante del hogar no comió un día entero, el resultado en 2023 en el total nacional fue de 5.7 % mientras que en el Quindío en 2022 la cifra fue de 8.2 % y en 2023 3.3, con una disminución de -4.8 puntos porcentuales. Vale la pena mencionar que este fue el único de los indicadores del informe que presentó disminución para el departamento. 

Según Jaime Rojas, docente de la facultad de Negocios en el Politécnico Grancolombiano, “la desaceleración, un choque climático y la misma inflación económica afectó la producción de alimentos y llevaron a este par de departamentos (Vichada y Quindío) que son altamente productivos a tener mayor inseguridad alimentaria, además, el informe muestra que por lo menos un integrante del hogar se quedó un día sin comer y en otros índices de prevalencia hacen que esto haya aumentado”.

Por otro lado, la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, aseguró que estas cifras, si bien por un lado son alentadoras, también alertan de un grave panorama generalizado. “Muestra unas cifras alentadoras en unas regiones donde se han logrado mejoras leves, pero importantes y sobre todo, es porque cambia la tendencia. Logramos que departamentos sensibles como el Chocó o La Guajira, pudieron superar estas situaciones de inseguridad alimentaria grave y leve”, dijo en su cuenta de X.

Ante los resultados la ministra Mojica asumió el compromiso de una presencia más directa en departamentos como Vichada y Quindío para mejorar los indicadores de seguridad alimentaria en los territorios. 


Temas Relacionados: Economia Seguridad alimentaria

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net