Economí­a / NOVIEMBRE 21 DE 2020 / 5 días antes

“Salimos y encontramos el trabajo de casi 40 años en ruinas”: empresarios

Autor : Karol Moreno Garcia

“Salimos y encontramos el trabajo de casi 40 años en ruinas”: empresarios

En Providencia apenas estaban retornando las actividades de turismo, cuando el huracán arrasó. Ya han pasado 5 días desde que el huracán Iota tocó tierra en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, destruyendo todo a su paso.

Ya han pasado 5 días desde que el huracán Iota tocó tierra en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, destruyendo todo a su paso.

“Es una sensación muy fuerte salir y encontrar casi 40 años de trabajo en el piso. Nos quedamos sin palabras. Todo era ruinas. En el hotel había algunas cabañas en pie, pero sin mucho que rescatar. Es indescriptible, lo comparo con el terremoto de Armenia”, relata a LA CRÓNICA Juanita Ángel, empresaria del Quindío afectada por el huracán Iota.

Ya han pasado 5 días desde que se registró la emergencia. Ángel cuenta que nunca esperaron que lo que iban a vivir tuviera tal magnitud, pues siempre les hablaron de un huracán de categoría 2 —el que destruyó la isla fue categoría 5—.

A las 11 p. m. empezaron los fuertes vientos y todos fueron a un refugio para ponerse a salvo. A las 4 a. m. la isla se sacudió, aunque estaban en un lugar muy aislado, podían escuchar como se caía todo. Así fue hasta las 6 a. m. La calma volvió, pero solo hasta las 3 p. m. pudieron salir, encontrando todo destruido.

El trabajo de 37 años se cayó a pedazos

El hotel Cabañas Agua Dulce lo fundaron los papás de Juanita Ángel hace más o menos 37 años. “Cuando se casaron se recorrieron toda Colombia buscando un lugar donde montar un negocio pequeño y cuando llegaron a Providencia se enamoraron del lugar y tomaron la decisión de irse. Durante 2 años organizaron sus cosas antes de ir a instalarse a la isla. Empezaron poco a poco, con una sola cabaña y la misma demanda fue ayudando para ir creando todo el hotel. Al final teníamos 24 cabañas”.

Su vida se dividía entre Providencia y Armenia, pues aunque su empresa estuviera en la isla, toda su familia y sus amigos viven en la capital quindiana. Juanita Ángel y su hermano nacieron en el archipiélago, pero cursaron todo el bachillerato en la ‘Ciudad Milagro’.

Los quindianos tuvieron que salir de la isla porque la situación se tornó cada vez más complicada, no había electricidad, agua y el alimento que tenían solo les alcanzó para 3 días. La Fuerza Aérea puso a disposición un avión para evacuar a quienes tuvieran a donde ir y por eso decidieron viajar a su casa en Armenia, por lo menos mientras se estabiliza un poco la situación.

Leer: Invierno vuelve a afectar plantaciones de plátano, esta vez a causa de deslizamientos

“Esperamos volver a Providencia la próxima semana, porque nos vinimos con una mano adelante y la otra atrás, dejando el hotel a la deriva porque no teníamos ni siquiera dónde dormir. Lo mejor que podíamos hacer era salir de ahí”.

Ángel indica que las ayudas no se han hecho esperar y que han llegado aviones y buques con mercados, carpas y todo lo necesario.

De mal, en peor

Providencia fue tal vez el último lugar del país en abrir sus puertas al turismo. “San Andrés abrió fronteras en septiembre, pero en Providencia, por el temor que se tenía por contar con un hospital muy básico, no querían hacerlo, apenas lo hicieron el 5 de noviembre”.

Llevaban solo una semana de haber reactivado el turismo, actividad de la que vive la mayoría de la gente en el lugar. Después de 8 meses sin ingresos, la situación termina de complicarse con el paso del huracán. “Nos esperan momentos muy complicados”.

Llamado a la solidaridad

Juanita Ángel hace un llamado a todos, en especial al gobierno nacional, para que no se olviden de los habitantes de la isla, porque las ayudas suelen venir en abundancia los primeros 15 días, pero luego todo pasa y así se queda.

“En este momento estamos muy animados a volver a empezar, reconstruir el hotel porque esta ha sido la vida de mi familia durante muchos años y generamos 12 empleos directos, lo que en un lugar como Providencia es muy representativo y hoy todas estas familias están en la calle”.

En este momento tienen una campaña en redes sociales para quienes quieren hacer pago anticipado de noches para cuando el hotel vuelva a estar bien y puedan redimir estas donaciones que se convertirán en el impulso para volver a empezar.

Le puede interesar: Esfuerzo extra: Empresarios quindianos del turismo se unirán a jornada de descuentos

La Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío viene haciendo una campaña para ayudar a los habitantes del archipiélago con elementos de aseo, alimentos no perecederos, medicamentos básicos, medicamentos específicos, toallas, alimentos para mascotas, linternas, pilas, ropas de todo tipo, pañales, pañitos húmedos, cargadores en buen estado. Las donaciones las reciben en el edificio de la entidad.


Temas Relacionados: Empresarios

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net