Entretenimiento / AGOSTO 26 DE 2009 / 12 años antes

Cómo no perder la comunicación con nuestros hijos en la era digital

Cómo no perder la comunicación con nuestros hijos en la era digital

Vivimos en un tiempo en el que la tecnología invade nuestras vidas, ellos poseen en sus habitaciones: computador, televisión, Xbox, MP3, celular y navegan, juegan, escuchan música, estudian y muchas otras actividades al mismo tiempo, sin que podamos entrar los adultos en ese mundo que para muchos es desconocido, donde ellos a veces saben más del tema.
Por: Luz Myriam Lee Mejía
Coordinadora Integral Básica Primaria

 Al comparar las familias numerosas de antes, el acompañamiento de la madre, quien permanecía constantemente en el hogar, inculcando valores, modales y hábitos (tarea ahora exclusiva del colegio), los amigos de la cuadra y todas las relaciones que permitían un enriquecimiento constante emocional, con la época actual, donde la familia se conforma de un solo hijo, máximo dos, por seguridad los niños ya no juegan en la calle, la gran mayoría de madres han salido a trabajar, el colegio es el único sitio de interrelación con sus pares. Es una era totalmente diferente donde la compañía ha sido reemplazada por la tecnología, que es una herramienta de mucha razón y poca emoción, pero es la puerta a un mar de conocimiento ilimitado. Tenemos niños cada vez más aislados, agresivos e irrespetuosos en los salones de clase, muy distintos a los que en casa observamos, y sobre todo poco comunicativos; no porque interactúen más con la tecnología se relacionan menos con sus padres o valoran menos el tiempo que pasan con ellos o tienen menos amigos, al contrario, ahora los tienen en todo el planeta.

Entonces ¿Qué nexo existe entre el salto tecnológico  y el desarrollo psicológico de los niños?. Al perder el contacto con su entorno familiar no se da un adecuado desarrollo biológico, psicológico, emocional y espiritual que garantice su crecimiento integral. Como lo menciona la psicóloga Fanny Berger, “las dos variables que influyen de una manera importante en la vida emocional, son el tiempo en cuanto a madurez y la autoridad en casa y colegio. En la parte emocional se deben saciar tres necesidades fundamentales: amor y afecto, sostén y contención y saber la verdad. Los niños en nuestra actualidad deben desarrollar la capacidad de: esperar, de frustrarse, de recibir límites y empezar a modular sus sentimientos y afectos.” Allí es donde los adultos deben estar presentes de forma física y emocional, para iniciar un adecuado acompañamiento. Los niños serán más o menos digitales, pero siguen siendo niños y necesitan una educación por parte del hogar y el colegio.

Lo potencialmente alarmante de nuestra generación digital, es que el resto de la sociedad, con sus referentes formativos a la cabeza, convierta esa característica en una barrera. Que un maestro o unos padres no sepan poco o nada de las tecnologías implica que no podrán enseñar a sus hijos el modo en el que deben utilizarlas. Más allá de la competencia tecnológica existe una formación moral, ética e integral, que el proceso educativo sigue necesitando. Opinan los expertos, de la misma manera que no dejaríamos a un niño solo en una gran ciudad, tampoco se debe dejar que los hijos caminen por la red sin cierto control. Se trata de acompañarlos brindándoles la parte emocional, protegerles en la navegación, proporcionarles los consejos necesarios para evitar posibles riesgos, logrando así niños sobradamente preparados en lo digital, pero niños a fin de cuentas equilibrados emocionalmente.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net