Fauna / SEPTIEMBRE 16 DE 2022 / 2 semanas antes

Colibrí de páramo: conozca más de esta especie que asombra por su belleza

Autor : Alberto Gómez Mejía / Especial para LA CRÓNICA

Colibrí de páramo: conozca más de esta especie que asombra por su belleza

Foto : Fotografías de Alejandro Grajales “Birding & Herping”

Es exclusiva de nuestro país y vive en las montañas de Quindío, Risaralda, Caldas y Tolima. Tiene una relación ecológica estrecha con los frailejones.

El Colibrí de páramo o Chivito de páramo es un ave exclusiva de la Cordillera Andes de Quindío (denominada impropiamente como Cordillera Central), observable únicamente en zona de páramo –lo que explica su nombre común–, entre los 3.000 y 5.200 metros de altura sobre el nivel del mar, en los departamentos de Quindío, Risaralda, Caldas y Tolima. No se da en ninguna otra parte del planeta. Es asombrosamente bello.

Pertenece a la familia Trochilidae, descrita y publicada en 1825 por el ornitólogo irlandés Nicolás Aylward Vigors, quien la formó de la palabra griega trochílos, como se denominaba antiguamente a un chorlito africano. El género en el que fue clasificado esta avecilla fue Oxypogon, que corresponde a colibríes de los páramos de Venezuela y Colombia y comprende cuatro especies. Fue publicado en 1848 por el ornitólogo inglés John Gould, quien curiosamente se inició como horticultor y taxidermista. La palabra la compuso de los vocablos griegos  oxýs, ‘agudo’ y ‘barba’, vale decir de barba puntiaguda.

El ornitólogo alemán Adolf Bernhard Meyer, quien además hizo trabajos sobre antropología, insectos, peces y reptiles, fue quien le asignó en 1884 en su obra “Sobre aves nuevas e insuficientemente conocidas en el Museo Zoológico Real de Dresde” el nombre de Oxypogon stuebelii, con base en un ejemplar recolectado en el Volcán de Tolima. El epíteto específico se lo dedicó al naturalista y vulcanólogo también alemán Moritz Alphons Stübel, quien visitó Suramérica varias veces. En inglés se denomina el ave Buffy Helmetcrest, que en traducción literal significaría ‘cresta del casco marrón amarillento’, quizás porque su cresta es de color canela. Ni la hembra ni el juvenil tienen barba.

Puede leer: Lo que debe saber sobre la rabia, una enfermedad mortal, pero prevenible

Este colibrí tiene una relación ecológica estrecha con los frailejones, en especial Espeletia hartwegiana, que es también endémico de los páramos de la misma cordillera, perteneciente a la familia.Asteraceae o Compositae, la misma de las margaritas y los girasoles.

El estado de conservación del ave está en la categoría de Vulnerable (VU) de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. En la Resolución 1912 de 2017 sobre biota amenazada de Colombia figura como especie en peligro (EN). Su población es decreciente por la “potrerización” de los páramos para ganadería.

Lea: Bigotudo: así es el ave del 'mostacho', un ejemplar silencioso y bello


Colaboración especial del Jardín Botánico del Quindío para LA CRÓNICA.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net