Fauna / OCTUBRE 05 DE 2020 / 1 mes antes

El Kinkajú, el perro que no debe ser mascota

Autor : Carlos W. López R.

El Kinkajú, el perro que no debe ser mascota

Una especie reconocida en bosques húmedos y secos tropicales del país, capaz de adaptarse a los entornos urbanos. 

El perro de monte, kinkajú, lobito o maco es de ese tipo de especies que han aprendido a adaptarse a los entornos semiurbanos para poder sobrevivir. La agricultura, la ganadería, la ampliación de las áreas de construcción acaban con los árboles por donde suele columpiarse y de donde salen las frutas, su principal fuente de alimentos, así que cualquier relicto boscoso se convierte en su hábitat, a pesar de que este cerca de asentamientos humanos.  

Como es un ser solitario, de costumbres nocturnas, suele encontrar en esas áreas intervenidas fuentes de alimento fácil que le permiten tener una relación cercana con las personas, lo cual en ocasiones, deriva en problemas para la especie, porque algunos ven en ella a una mascota en potencia y porque los animales domésticos ven en ella a una amenaza, de ahí la importancia, como lo dice Natalia Salazar Echeverry, estudiante de quinto de semestre de Biología en la Universidad del Quindío y quien se ha dedicado a investigar sobre los perros de monte en los últimos tiempos, de reportar los avistamientos cercanos a la Corporación Autónoma Regional del Quindío, sin intentar atrapar a los individuos o lastimarlos. 

 El kinkajú es una especie atractiva, verla de cerca es como ver a un oso en miniatura de color naranja, pero con una cola larga, de ahí que muchos se puedan sentir fascinados hacia ella, pero si bien los individuos son amigables, no deben ser sometidos al cautiverio, ya que su naturaleza es silvestre y cumple una función esencial como dispersor de semillas, que ayuda al buen estado de los bosques.  

Recomendado: 
Mejor cusumbo solo que mal acompañado

 “Morfológicamente se puede describir como un animal de entre 42 y 58 centímetros de longitud, que pesa de 2 a 5 kilogramos, su cabeza es redonda, su pelo es denso y corto. La coloración dorsal es marrón y rojiza, aunque puede ser gris ahumada. A menudo, machos o hembras tienen una franja de color oscuro en la parte media del dorso y en la parte ventral suelen ser amarillos o naranjas pálido”, explicó la investigadora cuyo trabajo de campo junto con el Grupo de estudio y conservación de carnívoros de la Uniquindío, se vio interrumpido con el advenimiento de la pandemia del SARS-CoV-2.  

 “El nombre científico es Potos flavus, es de la familia de los procyonidae —la misma de los mapaches—, es de la orden carnívora —porque la especie evolucionó de un antepasado que sí se alimentaba de carne—. Tiene distribución en casi toda Colombia y se puede encontrar desde los 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar en adelante. Únicamente no se han tenido registros de su presencia en ambientes desérticos”.  

Ver también: Las chuchas, marsupiales incomprendidos y estigmatizados

 El perro de monte no es un mico —como lo suelen identificar en ciertos lugares del país—, tampoco es un olinguito, aunque sí se parece mucho, el perro es mucho más grande, de una coloración más naranja y, sobre todo, se reconoce porque su cola es prensil, es decir, es la que le permite colgarse de las ramas de los árboles.  

 “La especie no habita en comunidad, es solitaria, y tiene un periodo de gestación de 100 a 120 días. La hembra generalmente da a luz una sola cría, a la cual amamanta durante aproximadamente 4 meses. Las hembras se vuelven sexualmente maduras a la edad de 30 meses, mientras que los machos lo hacen a los 18 meses. En el Quindío se han tenido registros de su presencia en reservas naturales de Génova y Quimbaya”, agregó Salazar Echeverry. 

Una especie reconocida en bosques húmedos y secos tropicales del país, capaz de adaptarse a los entornos urbanos.

De su interés: #Cronicápsula | 'Perezosa de 18 meses vuelve a la libertad'


 

 


Temas Relacionados: Perro de monte Kinkajú

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net