Fauna / JUNIO 27 DE 2022 / 1 mes antes

Gasteracantha cancriformis, la ‘joya’ de las arañas

Autor : Alejandro Castillo

Gasteracantha cancriformis, la ‘joya’ de las arañas

La araña joya se alimenta principalmente de insectos que atrapa en su red, tales como moscas, mariposas, abejas, entre otros —foto tomada en la Universidad del Quindío—. Foto : Esteban Agudelo Rodríguez.

En el Quindío este aracnido habita en los diferentes municipios, desde los de menor altura sobre el nivel del mar, así como en los cordilleranos.

En el departamento del Quindío habita una pequeña araña que se caracteriza por la forma de su cuerpo, pues es rígido como una especie de caparazón, pero además tiene 6 espinas, 2 en cada lado y otras 2 hacia atrás, lo que se asemeja a una corona y por eso en muchos lugares del mundo la llaman la araña joya.

Su nombre científico es Gasteracantha cancriformis, pero también es llamada comúnmente como tejedora espinosa, araña soldado o panadera y su color puede variar entre el blanco, negro, amarillo o naranjado, con pequeños puntos y las espinas de color negro, incluso en ocasiones se combinan otras tonalidades, por ejemplo, el cuerpo blanco con los característicos puntos negros, pero con las espinas naranja o rojo.

Así como en la mayoría de los arácnidos, en esta especie el macho es de menor tamaño, con espinas menos acentuadas que la hembra, pero, además, otra de las diferencias es que no posee una coloración muy marcada. 

En el territorio quindiano esta especie puede encontrarse en los diferentes municipios, desde los de menor altura sobre el nivel del mar como La Tebaida, Quimbaya y Montenegro, hasta en las localidades cordilleranas como Salento y Buenavista.

Aunque su principal hábitat son los bosques, también suele encontrársele en zonas con vegetación baja, en el Quindío es común verla en los jardines de las casas o en pequeñas zonas verdes de las ciudades, donde teje sus telarañas, las cuales también tienen un aspecto particular al incluir estabilimentos,  los cuales consisten en una marca en las telarañas orbitales, que ofrecen un aspecto rayado y nacarado. Aunque hay hipótesis, su función es aún desconocida.

La hembra es agresiva y teje telas levemente inclinadas entre la vegetación. Esta araña, que es inofensiva para los humanos, tiende a dirigirse hacia la vegetación cercana cuando es molestada como mecanismo de protección. También se ha observado adhiriendo su saco de huevos al envés de hojas de plantas cercanas a la tela, raras veces la araña pone el saco de huevos colgando de su tela.

Reproducción

La cópula es similar a la del resto de los araneidos. El tamaño del macho es inferior al de la hembra​ y, por lo general, en el momento del apareamiento se le puede encontrar en las cercanías de la tela de la hembra. La estructura del bulbo copulador del macho es compleja y la del epiginio de la hembra es simple. 

El macho fabrica una tela adjunta a la de la hembra y, posteriormente, se sitúa en la tela de esta última y realiza movimientos que le indican que no se trata de una presa potencial. Después, la hembra adopta una posición receptiva y el macho se sitúa encima de ella, a la altura del abdomen, donde se encuentra la genitalia. Luego, el macho deposita el esperma en la abertura genital.

Lea también: Gonatodes albogularis, el guecko de cabeza amarilla


Temas Relacionados: Fauna Arañas

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net