Fauna / NOVIEMBRE 18 DE 2022 / 1 semana antes

La pava caucana, un patrimonio ambiental del Quindío que está 'en peligro'

Autor : Alberto Gómez Mejía / Especial para LA CRÓNICA

La pava caucana, un patrimonio ambiental del Quindío que está 'en peligro'

Foto : Cortesía Alejandro Grajales / Birding & Herping

Se puede observar en los bosques nativos entre los 700 y 1800 metros de altitud, en Quindío, Cauca, Valle y Risaralda. Colaboración especial del Jardín Botánico del Quindío para LA CRÓNICA.

La pava caucana es una especie de ave endémica que habita únicamente en Colombia en los departamentos de Quindío, Cauca, Valle y Risaralda. Se puede observar en los bosques nativos entre los 700 y 1800 metros de altitud. Permanece en los árboles, donde anida. Sus alimentos preferidos son semillas, frutas e insectos.

Pertenece a la familia Cracidae compuesta por pavas, paujiles y chachalacas, que solo ocurren entre México y Suramérica, con presencia en algunas regiones del Caribe. Comprende tres subfamilias y once géneros. La familia fue descrita y publicada en 1825 por el zoólogo Nicolás Aylward Vigors, quien fuera cofundador de la Sociedad Zoológica de Londres y su primer secretario. Perteneció también a la Sociedad Linneana de Londres, entidad dedicada a los estudios taxonómicos y a la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural, una de las más antiguas del viejo continente. Realizó Vigors 40 estudios científicos en especial sobre temas ornitológicos, con un notable trabajo sobre avestruces. 

El género de la pava caucana es Penelope, circunscrito a América del sur y conformado por pavas. Tienen alguna semejanza con los pavos, de allí su nombre común. Fue su descriptor, en 1796, Blasius Merrem, un zoólogo y ornitólogo alemán, que fue quien propuso la separación de la clase de los anfibios de la de los reptiles, diez años antes que Pierre André Latreille, a quien se le atribuye este mérito. A pesar de haber contribuido formidablemente al desarrollo de la taxonomía biológica, murió muy pobre y olvidado. Su obra principal ‘Un examen del sistema natural de las aves’ la publicó en 1816. Para el nombre del género se inspiró en Penélope, la mujer de Odiseo, rey de Itaca. 

Lea: ¿Pueden las palomas transmitir enfermedades a los humanos?, experto despeja dudas

La descripción y publicación de esta ave la realizó Outram Bangs en 1911. La denominó Penelope perspicax, cuyo epíteto específico lo tomó del latín perspĭcax, que significa ‘perspicaz’, es decir con visión aguda, palabra que proviene del verbo perspiciere, ‘mirar con detenimiento’. Outram fue un distinguido ornitólogo y mastozoólogo (experto en mamíferos) nacido en Estados Unidos. Se le reconoce especialmente por haber salvado de la extinción al roedor Microtus breweri, trabajo que realizó en asocio con Gerrit Miller. Contribuyó de manera significativa a la ciencia, por lo cual la Universidad de Harvard le otorgó el título de Maestría honoris causa.

En las listas de la ‘Unión Internacional para la conservación de la naturaleza’ la pava cauca está incluida en la categoría ‘en peligro’ (EN). En la misma categoría se encuentra en la resolución 1912 de 2017 sobre biota amenazada de Colombia.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net