l

Fauna / FEBRERO 03 DE 2023 / 1 año antes

Los enigmas que rodean al tororoi medialuna, un ave que solo se ve en Colombia y Ecuador

Autor : Alberto Gómez Mejía / Especial para NUEVA CRÓNICA QUINDÍO

Los enigmas que rodean al tororoi medialuna, un ave que solo se ve en Colombia y Ecuador

Foto : Cortesía Alejandro Grajales / Birding & Herping

En Colombia es observable en zonas de sotobosque, entre los 2.900 y los 3.200 metros de altitud. Colaboración especial del Jardín Botánico del Quindío para NUEVA CRÓNICA.

Dos de los nombres comunes de esta ave son enigmas: en primer lugar, la Sociedad Española de Ornitología recomienda que se le llame ‘ponchito medialuna’, que es una propuesta curiosa porque únicamente en Venezuela llaman ‘poncho’ a un pájaro que tiene la cola corta o recortada; aunque es en parte concordante porque esta especie no tiene cola. En segundo lugar, también se le llama, como se ha escogido, ‘tororoi medialuna’, que es de uso corriente en la región, pero no se pudo encontrar ni qué significa ‘tororoi’, ni de dónde proviene ese vocablo, ni su etimología, nada. Enigma aún sin resolver. En cambio, el sustantivo ‘medialuna’ obedece a las pequeñas manchas blancas de su frente; y este es el único tororoi que las tiene, de los 24 que llevan ese nombre, así no sean todos del mismo género

Su nombre científico original, Apocryptornis lineifrons, fue acuñado con base en un ejemplar recolectado en Napo, Ecuador, por un ornitólogo y banquero, nacido en Estados Unidos, Frank Michler Chapman, y publicado en 1924 en un libro suyo titulado en traducción libre ‘Descripciones de nuevos géneros y especies de traqueófonos de Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia’ (curiosamente no incluye a Colombia; otro enigma). Y como la palabreja traqueófono tampoco existe enigma adicional, tuvo que dilucidarse por sus raíces y significaría ‘que produce mucho ruido, estruendo o estrépito’. Pero para decirlo con precisión, según eBird, su “canto típico es una serie creciente de silbidos dulces”.  

Después la especie fue incluida en el género Grallaricula, que lo había descrito en 1858 el abogado y zoólogo inglés Philip Lutley Sclater, palabra que usó como un sufijo diminutivo del vocablo latino grallarius, que equivale a ‘caminante en zancos’, o sea, ‘pequeña caminante zancuda’; y el epíteto específico lineifrons, formado por Chapman de las palabras latinas linea, línea y frons, frente, significa ‘con líneas en la frente’, es decir, las ya mencionadas manchas blancas en forma de medialunas. Su denominación científica quedó pues como Grallaricula lineifrons

Su nombre en inglés es Crescent-faced Antpitta, que traduce ‘Antpitta con cara de medialuna (creciente)’. La palabra Antpitta es otro enigma, porque por estar compuesto por ant, que como prefijo significaría ‘hormiga’, y pitta, cuya etimología se remonta, según algunos lingüistas, al idioma telugu, uno de los 23 que se hablan en la India, pero otros lo ubican en el sánscrito, con una antigüedad de dos milenios antes de la era cristiana, con significado ignoto, lo que definitivamente no tiene ninguna relación con el ave, aunque se usa esta misma palabra para un género de la avifauna oriundo de África, Asia y Australasia. O sea, nada que ver. Enigma completo. 

El zoólogo inglés George Robert Gray, quien dirigió la sección de ornitología del Museo Británico de Londres durante más de cuatro décadas, fue quien describió en 1840 la familia Formicariidae, a la que pertenecía este tororoi. Como resultado de estudios filogenéticos, el abogado y zoólogo del Reino Unido Philip Lutley Sclater y el naturalista Osbert Salvin, también británico, crearon, en 1873, la familia Grallariidae, en la que fueron incluidos luego cuatro géneros que separaron de la primera familia, entre ellos Grallaricula, Son aves exclusivamente neotropicales, es decir del sur de México al norte de Argentina y oriente de Brasil

Pero el tororoi medialuna se da tan solo en Colombia y Ecuador. En Colombia es observable en zonas de sotobosque, entre los 2.900 y los 3.200 metros de altitud, entre los departamentos de Caldas y Nariño, en la cordillera Andes de Quindío, denominada impropiamente como cordillera central

La Unión Internacional para la conservación de la naturaleza le ha dado la categoría ‘casi amenazado’ (NT). No se sabe por qué no figura en las listas de biota amenazada de Colombia. Este es el último enigma. 


Temas Relacionados: Fauna Aves Tororoi medialuna

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net