Fauna / NOVIEMBRE 16 DE 2020 / 2 meses antes

Otro de los tesoros vivos del Quindío, en peligro de extinción

Autor : Carlos W. López R.

Otro de los tesoros vivos del Quindío, en peligro de extinción

En la reserva de Barbas Bremen el biólogo Diego Duque captó estas 3 imágenes de la especie en su esplendor natural.  Foto : DIEGO DUQUE.

La pava caucana es una de las 55 especies endémicas de aves que existen en el territorio nacional.

Hay solo 4 lugares en el mundo donde se registra la presencia de la pava caucana, todos ellos quedan en Colombia y la reserva natural Barbas Bremen —entre Circasia y Filandia— es uno de esos sitios privilegiados. Sin embargo, la deforestación, la cacería y el aislamiento de sus poblaciones ha llevado a que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN, la haya catalogado como especie en peligro de desaparición. 

La penélope perspicax, como se le conoce científicamente, es un ave grande, de 76 centímetros de longitud, con cresta corta, que se caracteriza por una gola roja larga que cae debajo de su pico negruzco. Las plumas de la cabeza, el cuello y la parte alta del dorso y pecho son entre gris y pardo, bordeadas de gris claro o blanco, moteadas en el pecho. Su espalda es de un color café en el resto de la espalda de color castaño. 

Según Diego Duque, una de las personas que contribuyó, hace algunos años, en la elaboración del plan de conservación de la especie, la pava caucana pertenece a la familia Cracidae, que está compuesta por aves de tamaño mediano a grande —42 a 92 centímetros de longitud total—, entre las cuales se destacan pavas, guacharacas y paujiles, las cuales se alimentan principalmente de frutas.

“La distribución de las 50 especies de crácidos es exclusivamente neotropical y se extiende desde el norte de México hasta el norte de Argentina. En Colombia existen 23 especies de esta familia”, explicó.

Recomendado: 
Loro orejiamarillo, superviviente de los Andes

La familia de las pavas —Cracidae— tienen un alto grado de amenaza global, ya que 34 especies se encuentran clasificadas en algunas de las categorías de la UICN. Aunque gran parte de esta amenaza se deriva de la pérdida y fragmentación del hábitat, la cacería constituye una fuerte presión para la mayoría de las especies. La pava caucana se encuentra en peligro.

A la fecha hay 4 núcleos poblacionales confirmados para la pava caucana: 2 en Quindío, Risaralda y 2 en Valle del Cauca. El primero de estos núcleos, compuesto por la población que se encuentra en el Santuario de Fauna y Flora Otún – Quimbaya y el parque regional natural Ucumari, los cuales son adyacentes, es el más importante por la extensión y número de bloques de hábitat disponible. 

Además, un poco al sur se encuentran 2 poblaciones conectadas por 4 corredores biológicos establecidos por el instituto Alexander von Humboldt, el proyecto GEF Andes Centrales y la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, en el año 2005. Hoy se encuentran muy desarrollados y usados por diferentes especies de fauna, en el parque regional natural Barbas – Bremen, punto que ha sido nominado Area Importante para la Conservación de las Aves, Aica, por la fundación Ornitológica del Quindío

“Un operario de la CRQ una vez observó en un árbol aproximadamente 30 individuos de esta pava alimentándose de frutos, esto no es normal, son congregaciones alrededor de un recurso”, relató Duque.

Es de resaltar que el hábitat natural de la pava caucana es la franja de selva subandina, entre unos 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar, en la cuenca media del río Cauca. 

“Un estudio del 2006 reportó 111 ítems en la dieta de la pava caucana, de los cuales 81.9 % son diferentes especies de frutas, 9.9 % de flores y 9 % de hojas. El consumo de invertebrados se registró principalmente cuando las pavas bajaron al suelo a seguir ejércitos de hormigas legionarias”.

La pava consume hojas de urapan, frutos de yarumo y frutillo, platero cucharo, higueron , chagualo, niguito, guamo, comino, mano de oso, de ahí su importancia como restaurador de bosques.

“Las interacciones entre animales y plantas como la polinización y la diseminación de semillas son de vital importancia para el sostenimiento de la diversidad biológica en los bosques tropicales. Por ejemplo, las aves y mamíferos frugívoros son los encargados de dispersar entre 50 % y 70 % de los árboles y arbustos con frutos carnosos en los trópicos”, resaltó el experto.
 


Temas Relacionados: Quindio Fauna Pava caucana

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net