Fauna / NOVIEMBRE 29 DE 2021 / 1 mes antes

Un corredor ecológico para la conservación de especies amenazadas

Autor : Alejandro Catillo

Un corredor ecológico para la conservación de especies amenazadas

Loro orejiamarillo, cuyo nombre científico es Ognorhynchus icterotis, una de las especies endémicas de Colombia protegidas en el corredor.

Gracias a un esfuerzo entre autoridades administrativas, ambientales y sociedad civil, se ha logrado consolidar el proyecto Corredor de Conservación Loros Andinos Amenazados de la Cordillera Central, que aunque su nombre tiene especial énfasis en estas aves, también propende por la protección de grandes mamíferos, algunos también en peligro, así como fuentes hídricas.

Ubicado entre los municipios de Génova -Quindío- y Roncesvalles -Tolima-, está compuesto por las reservas Proaves Loro Coroniazul, de 657 hectáreas; El Mirador, de 2.035 hectáreas –propiedad de Génova-; y Loros Andinos, de 4.072 hectáreas –de Proaves-; dando un total de 6.764 hectáreas de bosque andino, altoandino y páramo protegidas por el corredor. 

Desde la fundación Proaves, una de las entidades que ha liderado la consolidación, especialmente de las reserva Proaves Loro Coroniazul y Loros Andinos, indicaron que el trabajo en estas zonas ha permitido la conservación de 5 especies de loros amenazadas entre ellas 3 endémicas de Colombia: el loro orejiamarillo -Ognorhynchus Icterotis-, loro coroniazul -Hapalopsittaca fuertesi- y el periquito frentirrufo -Bolborhynchus ferrugineifrons-. 

“Así mismo, preservamos al perico paramuno -Leptosittaca branickii- y a la cotorra montañera -Hapalopsittaca amazonina-”, aseguraron gestores del corredor.

Pero además de estas y muchas otras aves que habitan en este corredor, los beneficiados también son los mamíferos, algunos amenazados y en peligro de extinción como el oso de anteojos, la danta de montaña y el venado de cola blanca, puma, entre otros.

Dieron a conocer que el registro de estos animales se ha logrado a través de cámaras trampa instaladas en las reservas Loros Andinos y El Mirador, asegurando que su presencia muestra el valor biológico de las áreas protegidas, e incentiva a tomar acciones que garanticen su cuidado.

“Con la conformación del corredor se está garantizando la protección de bosques que anteriormente estaban fuertemente amenazados por acciones del hombre con actividades como tala de árboles para extracción de madera con fines domésticos, construcción y elaboración de carbón; cultivos de papa y ganadería”, resaltaron.

Resaltaron que la importancia de esta zona protegida no es solo para la fauna y la flora, sino para el ser humano, pues posee el nacimiento de un sinnúmero de cuerpos de agua de vital importancia para el desarrollo de las comunidades en los 2 departamentos.

 Uso de cámaras trampa

Desde Proaves señalaron que implementaron el uso de las cámaras trampa para registrar patrones de comportamiento y actividad de las especies,  forrajeo, áreas del forrajeo, sistemas sociales y partición de nicho; comportamiento alfa, uso de hábitat y corredores.

“El  uso de la fotografía para el estudio de la fauna silvestre se ha incrementado a menudo con las investigaciones, no solo disminuye el esfuerzo de trabajo de campo, sino que reduce la perturbación a la fauna silvestre monitoreada, a diferencia de otros métodos utilizados como el uso de collares, transmisores y trampas de captura”.

Subrayaron que los equipos se instalan en árboles cercanos a las entradas a madrigueras, o corredores de paso de las especies. “Su uso ha permitido que se obtengan mayores registros de la riqueza de especies que se distribuyen en las áreas protegidas, capturando imágenes de mamíferos  medianos y grandes, al igual que especies sigilosas, nocturnas o difíciles de observar”.

Mujeres por la conservación

Con el apoyo de American Bird Conservancy y Audubon Naturalist Society, la fundación Proaves creó Women for Conservation -Mujeres por la Conservación- como un programa piloto para ayudar a proteger 5 de sus reservas entre las que está loros andinos, a través de la promoción de oportunidades de negocio para las ciudadanas que viven en las comunidades rurales vecinas. 

“El involucramiento de las mujeres en la conservación de estas zonas ha logrado preservar con éxito los recursos naturales y ha reducido significativamente las amenazas a las especies en peligro de extinción”.

Women for Conservation, ya como fundación sin ánimo de lucro, ha beneficiado y empoderado a más de 1.000 mujeres brindándoles educación sobre conservación, oportunidades económicas ambientalmente sostenibles y acceso a clínicas de salud y planificación familiar.
 


Temas Relacionados: Fauna Corredor ecológico

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net