Galerí­a / OCTUBRE 26 DE 2020 / 1 año antes

Visitantes de algunos bares no cumplen distanciamiento

En los establecimientos acatan parciamente los protocolos de bioseguridad. 

Durante el comienzo de la pandemia, los bares y discotecas estuvieron cerrados precisamente porque son lugares de mucha afluencia de público y en estos sitios el coronavirus se puede propagar fácilmente. 

A mediados de septiembre volvieron a abrir sus puertas y sus dueños pudieron ver, aunque parcialmente, movimiento de caja nuevamente. Solo se les permite un aforo del 35 % de su capacidad por normativas de bioseguridad, situación que hoy no se está cumpliendo totalmente porque ya se evidencian aglomeraciones. 

Los visitantes de estos sitios han podido volver a disfrutar de momentos de esparcimiento con sus amigos o parejas. 

LA CRÓNICA visitó 2 bares y encontró que aunque se cumplían los protocolos de bioseguridad como el registro de los visitantes al ingreso, la toma de temperatura, el uso de tapabocas de los que atienden y la limpieza de manos con el gel antibacterial, no se cumplía a cabalidad el distanciamiento social. 

El protocolo establece que entre una mesa y otra debe existir, al menos, 2 metros de distancia. Aunque uno de los bares cumplía con ese requisito, el otro no. En ambos sitios de rumba y socialización se encontraron grupos numerosos en una misma mesa, cuyas personas no conservaban una adecuada separación entre ellos. 

En ese sentido se podría decir que, poco a poco, tanto los visitantes como los administradores han ido bajando la guardia en este aspecto, se han relajado y han olvidado que, debido a no acatar esas normas de bioseguridad se podría presentar un aumento en los contagios de la Covid-19. 

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Más Galerías

Autocuidado en Armenia, sin distanciamiento queda a medias

Autocuidado en Armenia, sin distanciamiento queda a medias

Jóvenes arriesgados que juegan con la muerte en bicicletas

Jóvenes arriesgados que juegan con la muerte en bicicletas

¡Qué burrada!

¡Qué burrada!

La mala disposición de escombros se volvió parte del paisaje

La mala disposición de escombros se volvió parte del paisaje

Vías terciarias y urbanas en Pijao, parecen caminos de herradura

Vías terciarias y urbanas en Pijao, parecen caminos de herradura

Caseta comunal y parque infantil del barrio  El Paraíso de Pijao son monumentos al abandono

Caseta comunal y parque infantil del barrio El Paraíso de Pijao son monumentos al abandono

Piezas arqueológicas que ahora están en el Museo del Quindío

Piezas arqueológicas que ahora están en el Museo del Quindío

Almas vivas volvieron a la casa de Dios en Armenia

Almas vivas volvieron a la casa de Dios en Armenia

Los Jeeps Willys, una tradición que la pandemia marchitó

Los Jeeps Willys, una tradición que la pandemia marchitó

Parques de Calarcá  están en el olvido

Parques de Calarcá están en el olvido

¡Felicitaciones a Filandia  por sus 142 años de fundación!

¡Felicitaciones a Filandia por sus 142 años de fundación!

En Circasia la maleza crece sin control

En Circasia la maleza crece sin control

Los puentes de Calarcá, copados por el abandono

Los puentes de Calarcá, copados por el abandono


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net