l

Historia / JUNIO 14 DE 2024 / 1 mes antes

La fecha del Día Nacional del Arriero, el 14 junio, que no se institucionalizó

Autor : Roberto Restrepo

La fecha del Día Nacional del Arriero, el 14 junio, que no se institucionalizó

'Alistando la carga' Foto : Deisy Varela

Quienes ahonden en la historia podrán apreciar que 'El Arriero' fue el protagonista número uno del transporte de nuestro país.

El sueño de don José Valencia Naranjo, hasta el día de su muerte,fue la promulgación de una ley colombiana que instituyera el Día Nacional del Arriero. Con ello quería rendir un homenaje a su padre, José Luciano Valencia López, nacido en Neira en 1900, quien se había dedicado a ese oficio. Y también para cientos de hombres valientes que, como su progenitor y él mismo, habían gastado sus fuerzas en el arreo de bueyes y mulas por los diferentes caminos de Colombia.

Conocí a don José Valencia Naranjo en mi pueblo natal, Filandia, donde él también llegó al mundo,en la vereda Santa Teresa, el 19 de marzo de 1938. Obedeciendo a la costumbre de colocar nombres del santoral católico a los niños que se irían a bautizar,su madre, Esther Naranjo lo nombró en recuerdo del patrono San José. Sus hermanos fueron Nohemí, Luis,Nelson, Olmedo Dolly y Elsy, siendo el futuro arriero el cuarto de esa familia de siete integrantes. De su padre heredó la estirpe de las arrierías.Y también recuerda de él haberle inculcado las "sanas costumbres,las virtudes de la amistad, la buena vecindad y la caridad, pues en mi niñez todos compartían la comida y se hacían gran cantidad de convites para las obras importantes de la vereda".  Afirmación ésta que encontré en su sencilla escritura del libro singular que este arriero redactó y  publicó rústicamente ("ARRIERO, PIONERO DEL PROGRESO DE COLOMBIA") en el año 2012. Y el cual me obsequió para que yo  me enterara de la historia de su vida y los motivos que lo llevaron a proponerle al Congreso de Colombia su iniciativa,la de enaltecer al arriero, desde una razón histórica que yo tampoco conocía.

Los libros publicados sobre arriería y en referencia a los arrieros no son muchos, pero los que he leído lo introducen a uno en ese mundo fantástico de un  oficio que marcó a muchas regiones de Colombia, donde esos personajes fueron los que trazaron el camino de las economías prósperas de aquellas épocas. De uno de esos libros, escrito por Omar Morales Benítez,su prologuista, el escritor Alfredo Iriarte, esto escribe sobre el tema humano que trata el notable abogado, hermano además del afamado Otto Morales Benitez:

"....En sus páginas los lectores, que no serán muchos,se sumergirán con inmensa complacencia en este mundo apasionante de los hombres que, reeditando en buena parte las proezas de los conquistadores,abrieron con la sola fuerza de sus brazos y el solo aliento de su coraje los primeros caminos para el tránsito vital de mercancía y de viajeros por esta geografía que a mucho pudo parecer diseñada por Dios para repeler sin contemplaciones el ingreso de los hombres a sus alturas de vértigo y a sus meandros laberínticos".

Las líneas de Alfredo Iriarte,un poco tendientes a comparar las faenas de los arrieros con las "hazañas" de los ibéricos del siglo XVI, se distancian mucho del lenguaje sencillo del arriero José. En la comunicación que, en muchas ocasiones,el inquieto gestor presentó ante el Despacho del Ministerio,de Cultura, Gobernaciones y oficinas públicas del país, él simplemente anotó:

"Solicito su firme apoyo en la búsqueda de un merecido reconocimiento al Arriero, que fue un trabajador incansable,derruyendo montañas, abriendo trochas entre la maleza y el pantano para llevar progreso y alimento en todas las ciudades Colombianas.El Arriero fue personaje activo en el desenvolvimiento cotidiano de Colombia, inclusive con la movilización de alimentos y variados materiales que llegaron desde diferentes países, contribuyendo eficazmente al desarrollo del pueblo colombiano. Quienes ahonden en la historia podrán apreciar que EL ARRIERO fue el protagonista número uno del Transporte de nuestro país".

En uno de los apartes de su libro - y también en la comunicación oficial que remitió a los funcionarios - don José  anota el porqué de la escogencia de dicha fecha:
"....Considero que el 14 de junio es la fecha apropiada, por los 25 Arrieros muertos y 50 mulas cubiertas de lodo, en derrumbe que se presentó el 14 de junio de 1925, en una trocha que comunicaba con Medellín".

Cuando le pregunté al viejo la comprobación de esa versión,me comentó que se la había contado su padre y que dichos testimonios aparecieron en los medios de comunicación de la época. Algo que,al estar cercano el cumplimiento de un siglo de aquel insuceso, valdría la pena constatar en archivos regionales.

Fueron muchas las gestiones, intensas las jornadas y costosos los viajes que sufragó don José de su propio peculio.Con la ayuda de un parlamentario,se tramitó el proyecto de Ley número 229 de 2005, que se discutió en la Cámara de Representantes y alcanzó a ser incluido en la Gaceta del Congreso,con el siguiente texto del articulado:
"...El presente proyecto busca exaltar la importancia del arriero en nuestro país. Declárase el día 14 de junio de los años venideros como Día Nacional del Arriero".

Pero el proyecto no pasó.Fue grande la tristeza del agrerrido don José, aunque no decayeron sus fuerzas. Siguió en la brega de la gestión cultural en su pueblo Filandia, donde tampoco fue escuchado. Aunque logró parcialmente el propósito, cuando se atendió su clamor en el año 2014, ya que el concejal filandeño Luis Abel Cárdenas recogió el espíritu de su propuesta y logró que el Concejo Municipal instituyera el Día Municipal del Arriero, pero en una fecha diferente, esto es, el 19 de julio de cada año.

Si bien ya un municipio de Colombia (Filandia, Quindío) cumplió su sueño, don José no tuvo el gusto de disfrutar la celebración institucional.Incluso, después de su muerte,ocurrida en 2015, las acciones para el enaltecimiento de tal efemérides no se cumplen, pues tampoco se ha cristalizado otro numeral del Acuerdo, el que ordena la creación de un museo de la arriería. Lo único que se tramitó fue el cambio de la fecha. Un año después de su muerte, el Concejo la modificó mediante un Acuerdo de 2016, estableciendo definitivamente la que había sugerido don José, el 14 de junio de cada año.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net