l

Judicial / MARZO 10 DE 2023 / 1 año antes

10 años después condenaron a Luis A. Hurtado por violación y asesinato de Ana Teresa Gualteros

Autor : David Salazar

10 años después condenaron a Luis A. Hurtado por violación y asesinato de Ana Teresa Gualteros

Luis Alejandro Hurtado Zuleta, asesino.

La sentencia fue de 39 años de prisión sin rebajas o beneficios. La Fiscalía también deberá investigar a Alejandro Castaño Marín.

Luis Alejandro Hurtado Zuleta fue condenado por el Juzgado Penal Único Especializado del Circuito de Conocimiento de Armenia a 39 años de cárcel por el asesinato y violación de Ana Teresa Gualteros Morales

La rama judicial también le ordenó a la Fiscalía General de la Nación investigar la presunta responsabilidad de Alejandro Castaño Marín en el crimen perpetrado entre las 11:30 p. m. del 21 de enero y las primeras horas del 22 de enero del 2013 en Quindío.
 

10 años de proceso 

Después de 10 años de proceso judicial, tras dilataciones, negativas y el temor de la familia de Ana Teresa sobre la impunidad del crimen, el juez especializado de Armenia dio por terminada la primera instancia de este proceso. 

Tanto fue así que, en sus últimas palabras de la audiencia, el togado manifestó que este era el caso más antiguo de ese despacho. Pero, a pesar de ello, el capítulo no ha terminado, ya que el abogado defensor de Hurtado Zuleta indicó que presentará el recurso de apelación y, por ende, la Sala Penal del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Armenia, decidirá en segunda instancia. 

Cabe señalar que los magistrados podrán confirmar o desestimar la decisión y esta determinación podría tener recurso extraordinario de casación e ir hasta la Corte Suprema de Justicia. 

Por ahora, como el sentido del fallo fue condenatorio hacia Hurtado Zuleta, el juez emanó la orden de captura e indicó que, en caso tal de que prospere una imputación en contra de Alejandro Castaño Marín, esa judicatura se declarará impedida, toda vez que está convencida de la responsabilidad de la complicidad de este hombre en el crimen de la ciudadana, ya que, aseguró el funcionario de la rama, el hoy condenado no pudo, solo, asesinar, violar, golpear y quemarle la cara a la víctima.

Lea también: 
¿Habrá justicia? Así avanzan los procesos de 13 asesinatos de mujeres que conmovieron al Quindío
 

Los hechos 

 

El 22 de enero del 2013, aproximadamente a las 7:35 a. m., en zona rural de la vereda Los Pinos de Salento, fue encontrado el cuerpo sin vida de Ana Teresa Gualteros Morales, de 35 años. 

La necropsia realizada por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses estableció que la ciudadana presentó múltiples heridas abiertas en la cabeza, cuello, brazos y labios; escoriaciones en la cabeza, nariz, y rodilla izquierda producto de un arrastre por el piso. 

También golpes en el brazo derecho y extremidades inferiores compatibles con un objeto contundente, además de las quemaduras de segundo grado en la cabeza, cara, cuello, axilas, senos, tórax, costados y espalda como resultado de la quema de sus prendas de vestir encima de ella. 

Además, los forenses también encontraron graves lesiones en la vagina de la víctima, signos que revelaron que sufrió un acceso carnal violento

El trabajo de la Fiscalía, que en la audiencia de este jueves fue representada por la fiscal tercera especializada de Armenia, permitió establecer que las lesiones fueron ocasionadas en el cuerpo de Gualteros Morales desde las 11:30 p. m. del lunes 21 de enero del 2013 y las 12:45 a. m. del martes 22 de enero también de ese año. 

Durante todo este tiempo, señaló el juez, la víctima estuvo acompañada de su pareja sentimental Alejandro Castaño Marín y por el hoy sentenciado en primera instancia Luis Alejandro Hurtado Zuleta

Las autoridades concluyeron que durante el 21 de enero del 2013 estas personas, junto a la mujer, estuvieron consumiendo bebidas alcohólicas y estupefacientes. 

No obstante, Alejandro Guzmán no fue señalado en el caso, ya que se quedó dormido en una vivienda rural de Salento.
 

El proceso

El 5 de septiembre del 2013 se dio a conocer que el juez único promiscuo de Salento dictó medida de aseguramiento en cárcel contra Luis Alejandro Hurtado Zuleta, después de que fuera capturado por la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, de la Policía Quindío

Dentro de lo expuesto por la Fiscalía y que fue tenido en cuenta para las determinaciones de la juez que atendió el caso, se conoció que la víctima presentaba 70 heridas con objeto contundente, algunas con arma blanca, quemaduras en su cuerpo con cigarrillo, acceso carnal y quemaduras luego de ser rociada con un líquido inflamable para prenderle fuego. 

Esta última actuación como las quemaduras que presentaba en el rostro, señaló la Fiscalía, se habrían dado con la única intención de que la víctima no fuese identificada y ello, quizá, solo lo hubiera hecho alguien a quien no le convenía que le reconocieran para evitar ser culpado. 

Esto debido a que las personas con quien fue vista Ana Teresa, horas antes de ser hallada sin vida, correspondían a su compañero sentimental y a Hurtado Zuleta, mientras iban en el vehículo de propiedad de este último. 

Los análisis de las versiones y de varias personas que sostuvieron haberlos visto departiendo, así como las imágenes de cámaras de seguridad de diferentes sitios por los que se movilizaron, hicieron parte del material probatorio. 

Por ello le imputaron homicidio agravado, tortura (por esto delito, Hurtado Zuleta fue absuelto) y acceso carnal. 

Hurtado Zuleta no aceptó los cargos y su defensor apeló la decisión de la cárcel, argumentando que la Fiscalía ocultó una prueba y era la de un video de una cámara de seguridad de un establecimiento comercial de prostitutas de Armenia donde el indiciado estuvo momentos antes del crimen. 

El abogado sostuvo que desde este sitio hasta donde fue vista por última vez con vida Gualteros Morales —en un conjunto residencial del occidente de Armenia— hay, al menos, 30 minutos de desplazamiento en vehículo y su arribo al lugar fue en 36 minutos, lo que concluiría que Hurtado Zuleta en 6 minutos no pudo realizarle todos los vejámenes que ella sufrió

El juez primero penal del circuito de conocimiento conoció la segunda instancia y le dio la razón al abogado defensor y ordenó investigar al fiscal por ocultamiento de pruebas.  

La defensa se preguntó por qué un solo video de las 5 cámaras que había fuera del establecimiento comercial y 2 del conjunto residencial no fueron dados a conocer y, al pasar del tiempo, desaparecieron de las manos de la Policía. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net