Judicial / ENERO 25 DE 2021 / 2 meses antes

Quindío sin homicidios de niños en lo que va de 2021

Autor : David Salazar

Quindío sin homicidios de niños en lo que va de 2021

Herencia maltratadora como solución a los problemas de los padres hacia sus hijos, un indicador de violencia que puede terminar en una tragedia.

La secretaría departamental de Familia dio a conocer las estrategias y expertos hablaron sobre el comportamiento de los criminales.

Juan Esteban Galindo Cardona en Risaralda, María Ángel Molina Tangarife en Caldas y Sofía Cadavid en Antioquia, son los niños que en el último mes y medio fueron asesinados por sus padres o cercanos y, en Quindío, las autoridades trabajan para mitigar cualquier riesgo o posibilidad de que se dé un crimen atroz como los vividos por estos infantes.

Alba Johana Quejada Torres, secretaria departamental de Familia, dio a conocer los programas sociales que se adelantan en el Quindío con el fin de contrarrestar cualquier amenaza a los menores de edad.

“El año pasado creamos redes sociales de apoyo a las familias. Nos focalizamos, tanto Familias en Acción como las comisarías que tienen en sus reportes, en núcleos que han tenido situaciones por denuncias de violencia intrafamiliar. Por esto hemos creado la red de apoyo para hacer acompañamiento sicosocial y prevención de todo tipo de delitos dentro del hogar y la comunidad”, informó la funcionaria.

Expresó que, junto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, se desarrollaron las estrategias virtuales para que los residentes en la región puedan acudir en caso tal de detección de riesgo de violencia de cualquier tipo hacia los menores de edad.

“Por nuestros niños, niñas y adolescentes protectores contáctanos por mensajes al whatsapp 3148134193 o en las redes sociales los perfiles Gobernación del Quindío, secFamiliaQuindío o en Instagram @tuyyosomosquindio y @secretariadefamiliadelquindio”, expresó Quejada Torres.

Mientras que desde Armenia, Gloria Cecilia García García, secretaria de Gobierno y Convivencia, informó sobre los planes articulados interadministrativos que trabajan desde la ciudad.

“Nosotros apoyamos y creamos condiciones para que los organismos que imparten justicia tengan la obligación de generar acciones frente al delito. En ese orden de ideas, trabajamos de manera articulada con la fuerza pública e internamente a través de la secretaría de Desarrollo Social que maneja niñez está trabajando con unos enlaces, con la procuraduría de familia, ejecutando las campañas sociales de prevención”, indicó García García.

Agregó: “Desde el consejo de seguridad y convivencia y el comité de orden público medimos la criminalidad en todo sentido para que los organismos nos puedan informar en qué les podemos apoyar, como en el caso de la Fiscalía, que tiene una campaña que se llama proColombia que trata la salud mental, también con estas mismas en campañas barriales nos acompañamos. El trabajo de las comisarías de familia, de la mano de las asociaciones de padres, es muy importante porque se detecta cualquier riesgo de violencia y, con las instituciones educativas, les brindamos acompañamiento y capacitaciones a los ciudadanos, sobre niñez, protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes. En esa medida, todas las instituciones, actuando articuladamente para prevenir el delito y promocionar paz en los hogares de Armenia”.

Recomendado: Laura Juliana Jojoa sigue tan viva que viene a abrazar a su mamá

Situaciones que derivan en atroces casos

El sicólogo social y defensor de los derechos humanos, Ronald Veras Vera, dio a conocer su punto de vista, análisis y factores del porqué se presentan estos casos lo cuales, en este momento en Colombia, se han registrado 16 lamentables sucesos de violencia en contra de la niñez.

“Es necesario reconocer que estamos en una situación global y colectiva que está tocando la sociedad, estamos en medio de un trauma sicológico colectivo, porque vivir en medio de una pandemia que produce una emergencia sanitaria mundial hace cambiar las dinámicas de vida para todos, incluso aun dentro del hogar y las dinámicas familiares”, explicó el profesional.

Resaltó que “evidentemente en pandemia y las condiciones que los gobiernos han llevado a cabo, han hecho que las familias tengan que permanecer por más tiempo en convivencia en sus entornos residenciales y compartir tiempos los cuales no estaban acostumbrados a vivir. Desde allí se han elevado los índices de violencia intrafamiliar, es importante que, como sociedad, nos concienticemos por lo que está pasando sobre esta problemática social que se está dando, buscar soluciones y así mismo, integrar las responsabilidades institucionales del Estado que tendría que garantizar los derechos humanos de todos”.

Desde su concepto, emitió un examen de lo que pasa en el país, con respecto a la alta vulneración de los derechos humanos de los menores de edad.

“Los factores de riesgo que se configuran para que esta situación se dé, son las situaciones socioeconómicas que actualmente se están viviendo dentro de los hogares, donde se dan complejidades que antes no existían, así mismo, es importante analizar que los adultos tengan antecedentes de violencia, que hayan sido objeto de violencia dentro de su familia y que lo hayan instaurado como un modelo cultural o disciplinario agresivo para sus hijos”, señaló Veras Vera.

Un fenómeno social, según el profesional, es la temprana edad en que las personas comienzan a ser padres, factor que desencadena en respuestas violentas como soluciones a momentos que no se pueden vivir bajo herramientas vivenciales que aportan experiencias de manejo.

“La percepción negativa que los padres tengan hacia sus hijos también es determinante, que el embarazo fuera prematuro, que no haya sido planificado y que frustra sueños o altera la economía genera poca aceptación o violencia hacia el menor. Se da una no comprensión de sus necesidades que hay en cada etapa de desarrollo”, indicó el sicólogo.

Y es que pareciera, según el diagnóstico de Veras Vera, que las estrategias diseñadas por las instituciones o las autoridades no son las mejores, ante el aislamiento preventivo que se da en este momento para prevenir contagios por la Covid-19: “El aislamiento de las familias del sistema de apoyo social al llevar esos patrones disciplinarios para no contagiarse de coronavirus, generan que aquellos entes que buscan proteger la vida de los niños, queden distanciados de los hogares”.

Ver también: “Disidencias de las Farc tantean terreno en Pijao, Génova y Quimbaya”

Insistió que estos factores de violencia se dan por la temprana edad gestacional, “es muy importante señalar que los adolescentes siendo padres, los priva de la experiencia previa para poder fomentar una familia y poder satisfacer las necesidades de un neonato, de un infante, de un niño y verlos desarrollar plenamente como los individuos que son”.

Los patrones de conducta, más que fundamental en la presencia de personas que actúan en contra de sus descendientes, así lo explicó el profesional: “La Familia que ha normalizado la violencia física como práctica cultural y forma de interacciones promueve a que se desencadenen en estos delitos tan atroces enfermedades o deterioros físicos y mentales de los padres o de los cuidadores. Un segundo factor, cuando el adulto no es capaz de detectar las necesidades del niño y no comprende las limitaciones propias de acuerdo con la etapa del desarrollo del infante y las crisis familiares se dan como promotores de violencia, son algunos de los indicadores”.

Añadió: “Los factores demográficos identificados por parte de los maltratadores, quienes son padres jóvenes, personas que tienen bajo nivel educativo y socioeconómico, padres o cuidadores con antecedentes de violentos, adultos con necesidades negativas caracterizadas por la falta de amor y aceptación propia, también la expresión sicorrígida de los padres a sus hijos o niños a cargo, ejemplos como si sales sin mi permiso te quemo las manos y personalidades compulsivas llevan a la práctica de este tipo de violencia, una falta de inteligencia emocional”.

Como solución, finalizó al afirmar que “desde lo sicológico y social se deben generar programas de concientización de las pautas de crianza pacíficas en los niños, toda vez que el rol de los padres en los menores es muy fundamental porque los fundamentará como individuos, como ciudadanos con funcionalidades para sí mismos y para la comunidad”.
 


Temas Relacionados: Violencia infantil Quindio

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net