l

Mundo / MAYO 02 DE 2024 / 2 meses antes

¡Qué ‘camello’ conseguir trabajo!

Autor : Diego Arias Serna

¡Qué ‘camello’ conseguir trabajo!

“Cada uno de nosotros debe aprender a trabajar no solo para sí mismo, su familia o su nación, sino en beneficio de toda la humanidad”: Dalai Lama (1935), Premio Nobel de la Paz, 1989.

El 1 de mayo es un día importante para quienes trabajan, sin embargo, hay confusión en decir que se celebra o que se conmemora. Según la Real Academia Española, celebrar significa ensalzar, festejar y elogiar, mientras que conmemorar es recordar con respeto. Y el “Día Internacional de los Trabajadores, o Primero de Mayo, es la conmemoración del movimiento obrero mundial. No se puede celebrar un asesinato, que fue lo sucedido en ese siniestro mayo de 1886, cuando perecieron varios trabajadores y fuerzas del orden en la conocida masacre de Haymarket, en Chicago. 

El crimen ocurrió durante la huelga que empezó el 1 de mayo de ese año aciago - y tres días más tarde - las “fuerzas del orden” mataron a 38 obreros e hirieron a 115. Los líderes del movimiento fueron detenidos y 8 de ellos sometidos a un cuestionado proceso judicial y posteriormente ejecutados. Por eso, este caso se conoce también como los mártires de Chicago. Desde esa fecha, el hecho se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores.

 La huelga demandaba la reducción de la jornada laboral a ocho horas, el incremento de salarios, el reconocimiento de las organizaciones sindicales y los derechos de la mujer, así como la prohibición del trabajo infantil que aún continúa después de esa lucha en pleno siglo XXI. Según Unicef, las estimaciones mundiales indican que 160 millones (63 millones de niñas y 97 millones de niños) se encontraban trabajando en todo el mundo a principios de 2020. América Latina ‘aporta’ 11 millones de esa cifra.

 El año pasado, Portafolio - periódico de negocios y financias de Colombia – reveló que según cifras del Dane, a corte de 2022, un total de 369 mil menores de edad entre los 5 y 17 años ejercían algún tipo de trabajo, correspondiendo 206 mil que se encontraban en centros poblados y rurales dispersos; y 164 mil en ciudades principales o cabeceras. Para Saida Quintero, directora de Derecho Laboral de la Universidad del Rosario, si bien el trabajo infantil es un desafío internacional, Colombia tiene factores sociales que agravan la situación, como el conflicto interno y la informalidad, problematizando la situación. 

Le puede interesar: Hermano de Piedad Córdoba es condenado a 14 años de prisión en EE.UU. por narcotráfico

40% de empleos en riesgo

La situación en el mundo se complica, si se tiene en cuenta los puestos de trabajo que están desapareciendo. A comienzos de este año la periodista Estefanía Salazar de Portafolio, hizo referencia a un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional, destacando que el 40% de los empleos a nivel global se verán afectados por el creciente éxito de la inteligencia artificial (IA).

 Asimismo, en el periódico La Razón, de España, la periodista Inma Bermejo, tituló: “La rebelión de las máquinas: los robots han destruido ya 400.000 empleos en Europa”, vaticinando que “en apenas una década, el número de empleos perdidos se multiplicará por cuatro hasta alcanzar los dos millones”. Por otra parte, The Cloud Group (El grupo de la nube), señala las repercusiones en torno de 9 profesiones que pueden ser sustituidas por la IA, que, aunada con los robots, el efecto podría ser catastrófico.

 De acuerdo con la citada comunicadora, “las concepciones de la tecnología como gran salvadora de nuestras sociedades cada vez se ven más ensombrecidas por el yugo de sus perjuicios. El estudio “How Robots Change The World” elaborado por Oxford Economics vuelve a demostrar la relación directa entre robotización y desempleo. La implantación de robots industriales supone la pérdida de casi dos empleos (1,6) por cada nuevo robot, según el documento”.

 Según lo publicado por ella en el referido medio español, “el informe traza la trayectoria del empleo en el sector industrial desde el año 2000, confirmando que esta tendencia a la sustitución de personas por máquinas ha destruido 400.000 empleos netos en Europa.  Las consecuencias de esta implantación cada vez serán más agudas y profundas en apenas una década. Para 2030, la pérdida de empleo industrial se multiplicará por cuatro desde principios de siglo en Europa, pasando de 400.000 en 2016 a 2.000.000 de empleos menos. Las cifras son aún más preocupantes para España. En el mismo periodo analizado: el sector industrial pasó de 3,11 millones de trabajadores en 2002 a 2,58 millones en 2016”.

Ganadores y perdedores

Al tenor del escrito de Irma Bermejo, “el uso de robots en el sistema productivo debe su éxito a tres tendencias. En primer lugar, los robots cada vez son más baratos que la mano de obra humana. En segundo lugar, estos ayudantes tecnológicos son igual, o más capaces que los trabajadores de carne y hueso de desempeñar las mismas funciones. Por último, el crecimiento de su stock se debe al veloz incremento de su demanda”.

 Plasmó igualmente en su artículo: “tal y como expresa el análisis de Oxford Economics, “esta era de automatización presenta oportunidades significativas para que las empresas aumenten la productividad. Pero habrá ganadores y perdedores en el mercado laboral”. La tecnología se vuelve contra los más débiles y, una vez más, perpetúa el “statu quo”. El informe revela que las consecuencias de esta destrucción neta de empleo serán más profundas y duraderas en aquellas zonas y países con un mercado laboral más inestable y precario”.

 La Organización Internacional del Trabajo (OIT) recientemente publicó en su página web: “La brecha de género en el empleo: ¿qué frena el avance de la mujer?”, reconociéndose que encontrar trabajo es mucho más difícil para ellas. Cuando trabajan, suelen hacerlo en puestos de baja categoría y en condiciones de vulnerabilidad, y se prevé pocos avances a corto plazo.

 El índice actual de participación de las mujeres en la población activa en el mundo se aproxima al 49%; en cambio, el de los hombres es del 75%, existiendo una diferencia de casi 26 puntos porcentuales, y en algunas regiones supera los 50 puntos. Llama la atención la OIT, en el sentido de que la libertad de trabajo, por decisión propia y en condiciones de dignidad, seguridad y equidad, es esencial para el bienestar humano. Garantizar que la mujer goce de este derecho, es un objetivo importante. Desde una perspectiva económica, la reducción de la brecha de género en la participación activa, podría aumentar el PIB Mundial.    

 De otro lado, las profesiones que están desapareciendo según el estudio de “El grupo de la nube” citado arriba, son: vendedores de seguros, empleados bancarios, analistas financieros, obreros de construcción, repositor de anaqueles, trabajos en agricultura, choferes, periodistas.  El noveno empleo que desaparece es el de la atención al cliente, los conocidos como chatbots.

Lea también: Niños de Iberoamérica conocen la magia de Macondo en el Caribe colombiano

En Colombia baja el desempleo

El portal de internet del diario argentino Infobae, publicó en diciembre pasado el artículo de Frank Saavedra ¿Qué tan mal estamos comparados con los países de la región?, basándose en el informe de la OIT. “Colombia tiene la mayor tasa de desempleo en América Latina y el Caribe, y el país enfrenta un complejo escenario laboral con el índice de desocupación más elevado de la región”.  Este fenómeno en nuestro país ha registrado una tasa del 9,4% durante el tercer trimestre de 2023, ubicándolo entre los de mayor índice de desocupación laboral en América Latina y el Caribe. 

Sin embargo, hay optimismo: “Dicho porcentaje refleja una tendencia decreciente en comparación con años anteriores, siguiendo los datos proporcionados por la OIT el 19 de diciembre en su informe sobre el panorama laboral de 2023. Colombia muestra signos de recuperación en su mercado laboral, comparando el 9,4% actual con el 10,5% de 2019 y el 10,1% de 2022 para el mismo período. Este descenso se presenta incluso en comparación con los tiempos de prepandemia, cuando en el primer trimestre de 2020, la tasa de desempleo había escalado hasta el 11,8%”.

 De acuerdo con lo publicado por Saavedra “(…) la recuperación del mercado laboral se ha visto impactada por un aumento del empleo informal, que afecta a la sustentabilidad y calidad de vida de los trabajadores. Este fenómeno de informalidad laboral ha retrocedido una década en términos de formalización de empleo, según la OIT”. Advierte: “desde el segundo trimestre de 2023, la incidencia del empleo informal en América Latina y el Caribe ha superado el 50%”.

 Con esta situación, la OIT hace un llamado a los gobiernos de la región: implementen políticas públicas eficaces que promuevan la creación de empleos dignos, la protección social y el establecimiento de canales de diálogo social, para fomentar una recuperación económica que sea inclusiva y duradera. El informe resalta el contraste dentro del país: se evidencia al Quibdó, con una tasa de desempleo de 23,5%, superior al promedio nacional y a otras ciudades como Florencia y Riohacha, con 14,1% y 13,1% respectivamente. Gobierno y empresarios deben trabajar juntos para superar ese problema. Porque todos ganan.  


Temas Relacionados: trabajo Mundo laboral Desempleo

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net