l

Por Ejemplo / JUNIO 20 DE 2016 / 7 años antes

Armenia, la ciudad que lo vio nacer; "˜Calarcá', la que lo vio crecer

Armenia, la ciudad que lo vio nacer; ‘Calarcá’, la que lo vio crecer

Para Ateos gracias a Dios, A vuelo de pluma y Corridos de la teja, las tres exposiciones del maestro Arles Herrera que se están exponiendo en Calarcá.

Arles Herrera ‘Calarcá’ presentó esta semana su nueva exposición, una muestra de tres obras diferentes colgadas en el Café de Carlos, el Museo Gráfico del Quindío y en el Taller Dos, respectivamente. Se trata de Para Ateos gracias a Dios, A vuelo de pluma y Corridos de la teja. 

 

¿Por qué Arles Herrera ‘Calarcá’?

A Calarcá lo llevo en el corazón, tanto al cacique como a su pueblo, a los trabajadores del campo, que yo fui uno también, y mis afectos por todo lo que para mí significa este sitio, este territorio o este pueblo. Puedo dar testimonio que desde hace medio siglo me llamo Calarcá, porque quiero a Calarcá, la tierra del Cacique.

Al comienzo, la gente no me podía llamar Calarcá cuando yo decía que me llamaba así, y en Alemania por ejemplo me decían Caracá.

 

¿Desde cuándo se hicieron evidentes sus habilidades artísticas?
Como todos los niños, rayaba papel, aunque a mí me tocó fue pizarra. Tenía por naturaleza cierta vocación, disposición, claro que, tuvo que pasar algún tiempo para darme cuenta que podía dibujar un poquito mejor. 

Cuando niño uno hacía los dibujos, y eran más sinceros, porque eran espontáneos, pero cuando entré a la academia, eso que tenía de espontáneo se fue perdiendo, y ya empieza uno a someterse a ciertas reglas. 

 

¿Cuándo entró a hacer parte de su vida el humor?
Eso fue cuando me hice miembro del partido Comunista, claro que antes yo tenía el interés en el tema y leía caricatura de un señor que se llama Pacho Gato en Cali, del periódico El Gato, sin saber que iba a ser caricaturista leía y me fascinaban. Y eran críticas, vi también  caricaturas de fisonomía y me encantaban. Pero no sabía que yo podía llegar a hacer eso.

Entonces cuando entré al partido Comunista porque me gustó su programa, yo puse lo poquito que había aprendido y allí tuve la posibilidad de ir desarrollando mi trabajo como caricaturista de opinión, fui estudiando más los problemas sociales y entonces me convertí en un crítico de caricatura, y aquí estoy.

 

¿Por qué los tres temas de la exposición?
Bueno yo quería de todas maneras hacerle un homenaje a esta tierra, a los 50 años de fundación del departamento, yo soy de Armenia pero estoy muy afinado a Calarcá por cuestiones de mi niñez, porque algún amor me quiso, otro me cogió bronca... 

Además porque hice parte del Taller Dos de caricatura, allí fui profesor y de allí salió un puñado de caricaturistas buenos, ya que el talento estaba, y me han superado afortunadamente, eso lo satisface a uno. 

En cuanto a las obras, pues tenía el trabajo y lo desarrollé rápidamente, y porque me pareció que era un poquito novedoso, porque estuve buscando en qué parte del mundo habían hecho retratos en pluma, y no encontré, puede que los haya, pero no los encontré. Entonces dije bueno vamos a recrear los personajes de la región y a nivel nacional, personas, hombres y mujeres que de alguna u otra manera han aportado a la cultura, con su lucha y/o con el arte. Hombres valiosos.

 

¿Cómo le pareció trabajar sobre plumas?
Me pareció emocionante hacer el desafío y se hizo el intento, a veces salía, otras no salía, a veces decía me equivoqué de oficio, me equivoqué de pluma. En este tipo de trabajo a veces se demora uno, otras no se demora nada. A veces se me traban los cables y qué problema. 

 

Su dibujo favorito.
A mí me fascinan todos, hay algunas cosas que de pronto se salvan y otras que me da pena con usted.

 

¿Qué fue lo primero que pintó?
Eso sí lo recuerdo, yo estudiaba en una escuela rural en Buenos Aires, al norte del Valle. Estaba en la pizarra y el primer dibujo que recuerdo que hice es de un señor que se llamaba Titiribí. Era un ermitaño clásico, vivía en el monte en una choza, tenía siembras de comida; plátano, yuca, arracacha, se vestía con cueros de cusumbo, perro de monte. Tenía el pelo y la barba largos, y el pelo le caía a la espalda. 

Él salía cada mes al pueblo y compraba una cabeza de res entera, se la terciaba a la espalda y salía con una escopeta de fístol, de esas que usaban en la Guerra de los Mil Días, y un perrito. Su aspecto a mí me impresionó, y lo dibujé, eso es lo primero que recuerdo así de chico que hice. Yo lo mostraba a la familia, y siempre me decían ¡ay qué bonito!, bueno, la mamá siempre le decía a uno eso. 

 

¿Qué le inspira para hacer sus obras?
No sé. Yo me emociono a veces cuando tengo alguna idea y me despierta una especie de apasionamiento, no sé cómo puede explicar uno eso.

 

¿Qué le falta por hacer?
Todo, no me va a alcanzar el tiempo, estoy que me voy de aquí.

 

¿Algún proyecto a un futuro más cercano?
Eso sí, ya hablé con los caricaturistas de Sevilla, que hay un señor allá Mario Cardona, el que promueve la caricatura de ese sector. Un caricaturista de Pereira, de Cali José campo, que también promueve esos eventos, otro de Rionegro y de Palmira, Silvio Bedoya, ya hablé con ellos sobre esta idea.

Vamos a hacer el próximo año una caricatura nuestra, crítica en contra de la megaminería. Y además, esas caricaturas van encaminadas en defensa de la vida y de la paz. Con justicia social porque si no hay justicia social no hay paz. Entonces voy a pasar el proyecto y esperamos tener apoyo, poder hacer una aquí y otra llevarla a todos los municipios del Quindío, que sería muy bueno, ojalá se pueda. Como dicen los obreros, vamos a darle cachucha a ese proyecto. 

 

Una invitación para su exposición que estará hasta final de mes.
Primero que todo gracias a LA CRÓNICA DEL QUINDÍO, a todas las paisanas y paisanos, que esperamos, que apoyen el proyecto del año entrante, y que visiten las exposiciones que están en estos momentos en tres lugares del municipio de Calarcá. 

 

 

Por Lily Dayana Restrepo


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net