l

Por Ejemplo / OCTUBRE 28 DE 2014 / 9 años antes

"El que no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve"

“El que no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve”

Gullermo León Escobar es un ciudadano nacido en Armenia que se destacó como embajador de Colombia ante la Santa Sede durante más de 8 años.

Esta reconocida persona visitó la capital del Quindío invitado por Actuar Famiempresas en su aniversario y dictó una conferencia gratuita denominada 'La familia en el laberinto'. En este evento, Escobar expuso importantes aspectos sobre la realidad social que afecta el país y explicó cómo de una manera sencilla en el actuar de cada una de las personas se pueden cambiar muchas cosas para el bienestar de una comunidad en general y del desarrollo de las sociedades.

Guillermo León Escobar es doctor en filosofía y pedagogía; máster en educación, filosofía y teología, con especialización en ciencias políticas. Es sociólogo de la universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, donde también hizo estudios de filosofía y teología. Se ha desempeñado como profesor de la universidad Gregoriana de Roma, la Bolivariana de Medellín, la Javeriana de Bogotá, entre otras.

“Soy una persona nacida en Armenia en la calle 22 número 14-41 al frente de las notarías, que estudió en un colegio de religiosas de la capital quindiana su primer año de kínder”, así fue como relató su origen en estas tierras.

 

La conferencia que dictó se denomina 'La familia en el laberinto'. ¿En su concepto cuál es el laberinto en el que se encuentran las familias en la actualidad?

El laberinto es el olvido de la familia como tal y la manera de superar esto es volver a analizar y reconocer de dónde viene y para dónde va. mientras la sociedad colombiana no sepa reconocer su rumbo y mientras las familias no sepan en qué deben contribuir para lograr la libertad responsable y el orden coherente, establecidos en la divisa nacional, la familia no sabrá encontrar la salida del laberinto. La tarea debe ser dignificar la vida de las personas y facilitar la consecución en comunidad de la felicidad que se anhela.

 

¿Por qué se ha perdido la visión de la familia como un conjunto que debe trabajar en unión?

Hay muchas razones por las que se ha perdido esta faceta de familia y algunas de ellas son: La violencia, el consumismo, la vida fácil, el gran problema que generó el narcotráfico que contribuyó en gran medida al desprecio del trabajo y el esfuerzo.

 

¿Cuál es la formación que se debe recibir?

Hay un cuento muy bonito que es Alicia en el país de las maravillas y en este uno de los animales le dice a la protagonista: “El que no sabe a dónde va corre el riesgo de llegar a cualquier parte”, traducido a lo nuestro sería: el que no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve. Por esta razón la familia debe saber cuál es la ruta crítica que debe cumplir, en este abordar la formación en valores, principios, y pautas de comportamiento social que garanticen la supervivencia personal, la convivencia con los otros y la humanización de la sociedad.

 

¿Qué métodos se podrían usar para este fin?

La educación y el buen ejemplo. No hay nada peor que un buen consejo seguido de un mal ejemplo, como el padre que le dice a los hijos que no hay que decir mentiras y es sorprendido mintiendo o como el Estado que dice que hay que ser honrado con el Estado, pero este no lo es con los ciudadanos. Esto le hace perder la confianza a la gente y se debilita y pierde la democracia.

 

¿Qué papel juega la iglesia en el proceso de encaminar de nuevo a la familia en la ruta correcta?

Considero que la iglesia del papa Francisco llegó a un punto de bifurcación -cuando se encuentran varios caminos- y el pontífice tomó la decisión de optar por el evangelio vivido como testimonio personal y la gente le creyó, porque él puede decir muchas cosas pero hay que recordar que las palabras son aire y van al aire, mientras que los gestos o acciones se quedan en la consideración del espíritu de las personas y en la retina de estas. La iglesia católica va por ese buen camino como también lo van otras consideraciones religiosas porque no se trata solo del Papa. La comunidad se está dando cuenta de que obras son amores y no buenas razones.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net