l

Por Ejemplo / FEBRERO 28 DE 2016 / 8 años antes

Martha Elena Hoyos: Ocho miradas fugaces a una artista integral

Martha Elena Hoyos:  Ocho miradas fugaces a una artista integral

"Todo arte es un camino y si el espíritu llama… ¡hay que andarlo! Se llega hasta donde la voluntad, la disciplina, la inspiración y los buenos vientos lo lleven. Uno va descubriendo un tono, una forma de decir; uno va aprendiendo a mirar profundo para decir profundo".

Una
Martha total

Nació en Bucaramanga, aprendió a caminar en Armenia “y sigue tan campante”.

Desde que la conocí dos décadas atrás, como escribidor de historias de músicos he sentido la necesidad vital de relatar la suya que consigue saltar por encima del alambrado normal de sus colegas músicos, cantantes o poetas. Cuando debo enfrentarme a su actividad en extremo diversa, prolífica, en donde encuentro hechos contrarios al  duro devenir de los artistas no comerciales, como eso de ser escuchada y aplaudida en cientos de escenarios de Latinoamérica, esta tarea se presenta  apabullante.  Siendo como es: una artista integral, con  ella la cosa es a otro precio y por eso fui aplazando el deber asumido de oficio y he ido  sacándole el cuerpo de año en año hasta que por estos días  la conciencia autocrítica me pasó una crecida cuenta de cobro y estoy sentado aquí  tratando de cumplir la promesa de historiarla.

 

Dos
Martha la cantora

Si consideramos que para 1992 ya era directora de la mejor tribuna que ha tenido la música colombiana: el festival Mono Núñez de Ginebra Valle, se impone mirar su vida en términos de décadas. Sin embargo (¡Pum!, aquí tiro la primera piedra) en veinte años jamás he oído sus canciones en la radio quindiana, sea esta culta o comercial. No obstante, la visión de ella es distinta y el apartarse de mi pesimismo habitual deja ver una Martha que rehúye los juicios calenturientos de viejos amargados como yo: “Personalmente siempre he entrado con muy buena receptividad en las emisoras culturales; incluso, más que para pasar la música he sido entrevistada. Creo que es porque además de cantar, tengo mucho qué decir, porque se ha recorrido un camino de investigación, porque se tiene una consigna, una filosofía de la existencia, un compromiso con el entorno, el ser y con el arte”.

 

Tres
Martha la poeta

Presentó en 2014, en la Ciudad de Zárate, Provincia  de Buenos Aires, su poemario: “El canto de las urdimbres”. Un amigo cuyo nombre callo en honor al afecto que le profeso, cultor de la corriente del  hermetismo poético, descalifica a Martha Elena como poeta. ¿Será porque no concibe que el cantor haga poesía?  O será tal vez porque en su frustración creadora odia a los otros  poetas y con mayor tirria si  aquellos son aceptados por la gente que no lo es, que equivale a decir: todo el mundo.  Los poetas herméticos, como mi amigo, combaten a muerte a los poetas populares y lo hacen con argumentos similares a los que esgrimen contra Benedetti, Atahualpa Yupanqui, o Alberto Cortés, a quienes uno entiende y admira porque son claros y hacen aquello que rehúsan  hacer los críticos e  iluminados seres bibliófagos, como escribir poesía que llegue  y conmueva  a sus semejantes.

 

Cuatro
Martha la discreta

 Trato de picarle la lengua con el perverso comentario y sale a flote la Martha mesurada y reflexiva: “Quien escribe se expone a la crítica;  aquella que generan las puras emociones o la menos subjetiva, que revisa desde qué lugar crea un poeta. Yo empecé escribiendo copla, que a mucho honor es mi herencia; luego escribí versos que se fueron convirtiendo en canciones porque también la canción es mi raíz. Después pasé a expresarme de manera poética sin que implicara por fuerza que el texto se volviese canción o demandara una rima. Sí creo inevitable que mis poemas canten, que escribir es una urgencia del alma y alcanzable el poema; porque más allá del estilo y las normas o su transgresión, la inspiración creadora es una gracia. Uno puede leer textos que cumplen las normas literarias pero no llevan a otro lugar, no conmueven, siendo esto primordial en la poesía”.

 

Cinco
Martha  la empresaria

No le bastó con saberse dueña de aquello que llamamos ahora dones de la vida. Nieta de artista y labriego, como en el bambuco “Raza” de Luis Carlos González, de su abuelo aguadeño, tiplero y contertulio de los inolvidables hermanos Hernández heredó la pasión por las cuerdas, igual que de su mamá Dorita de Hoyos. En su padre, nacido en Granada Antioquia, que fue un floreciente comerciante de textiles en  Armenia, encontró sus dotes empresariales. Lejos de conformarse con el rol de señora digna, hacendosa y burguesa, emergió como mujer de liderazgos que oscilan entre la gestión cultural y el pleno ejercicio de la música, la publicidad, el diseño y los quehaceres editoriales. No en balde la Agenda mujer llegó a su vigésima primera versión con tanta demanda que obligó a una reedición de este 2016. Su talento la llevó a crear a Mayra, un personaje caricatográfico, su otro yo.

 

Seis
Martha la fundacional

El mágico dinero convierte las canciones en éxitos y utilidades contantes y sonantes, mientras los artistas degustan la gloria apareada con la fama y la vida que discurre entre aplausos. Pero en la farándula todo tiene su final. El suceso fonográfico debe cederles puesto a otras figuras. Cada nueva instancia de fama es más efímera en la medida en que afloren más artistas encadenables al tren del mercado donde se vende lo fácil, lo breve, lo vacuo, lo mediático y televisivo. ¿Y qué sobrevive del arte que logra conmover  a otro público e instalarse en el recuerdo?: Aquel que tiene calidad  y ha sido concebido lejos de la dictadura del marketing y las lentejuelas mediáticas. Y en esta esfera de lo perdurable se encuentran Martha y sus acciones. Con el siglo comenzó a urdir una red de cultores de las vertientes musicales latinoamericanas, desde el sur del continente hasta México.


Siete
Martha la solidaria

La palabra solidaridad no solo es sonora; siempre estará en el polo semántico donde se cuece la esperanza y las  acciones por superar las dificultades. Nació ligada a la historia de los pueblos y de aquellos seres que persiguen sueños y mejores cosas. Los artistas son tan vanidosos como egoístas por definición. El arte es la exaltación de la individualidad de esa persona que crea desde un grafiti hasta una novela o toda una concepción estética. Un ejemplo palpitante de esa faceta de Martha Elena: la solidaridad, es la Fundación América en mi Piel. Creada y dirigida por ella, una organización que promociona la cultura y la investigación  en todos los ámbitos y dinámicas sociales, además de intercambios artísticos. Hace un mes gestionó la participación de nuestra cantante Jessica Jaramillo en la versión 2016 del Festival Cosquín de  Córdoba Argentina, un evento internacional donde ha logrado ocho dignas participaciones nuestras.

 

Ocho
Martha Bonus Track

Con la venia oficial de la Fundación Mixteca para la cultura, de Oaxaca México, mediante la Fundación América en mi piel, instituyó en Colombia el Encuentro Internacional de Mujeres Poetas, País de las Nubes en el Camino del Café. Corría el año de 2012 cuando esta zona cafetera registró 36 eventos en siete municipios. El reto actual es obtener la bendición presupuestal del proyecto pertinente de manos del Ministerio de Cultura. En estos días realiza la grabación de su tercer trabajo fonográfico titulado  “Mujer de América”, que contiene trece temas, once de su autoría. Martha, la  madre estética de Mayra, prepara  a su personaje para celebrarle los veintiún años en una exposición a través del Programa de Español y Literatura de la Universidad del Quindío. ¿Le ha quedado tiempo para algo más? Sí: el homenaje a nuestra poeta mayor, Carmelina Soto en la versión próxima del Encuentro de mujeres poetas.  

 

 

libaniel@gmail.com


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net