l

Por Ejemplo / NOVIEMBRE 06 DE 2014 / 9 años antes

Papá Jaime, la luz de los niños de la calle

Papá Jaime, la luz de los niños de la calle

Jaime Jaramillo, 'Papá Jaime'.

Jaime Jaramillo, más conocido como Papá Jaime y destacado por rescatar niños de las alcantarillas de Bogotá y brindarles una mejor vida, estuvo en Armenia compartiendo una conferencia gratuita llamada Volver a lo básico, en la que invitó a los quindianos a prestar atención y disfrutar más las cosas sencillas de la vida; dejar de acumular riquezas físicas y alimentar más el espíritu y el alma.

“Una de las cosas simples de la vida es soñar y no hay que dejar de hacerlo porque esto alimenta el ser y lo motiva a seguir adelante para hacer realidad estas añoranzas y contrario a lo que muchos dicen, hay que contarle a todas las personas nuestros sueños, alguien en el mundo nos puede ayudar a cumplirlos, fue lo que sucedió cuando soñé con ayudar a Raulito”.

La visita de este ciudadano entregado a servir a los niños de la calle fue posible gracias a la gestión del Centro de Diagnóstico Automor, Cenda de Armenia y a la terminal de transportes de esta ciudad.

 

¿Cómo empezó su historia con los niños de la calle?

Todo empezó en la navidad del año 1973, cuando yo iba caminando por la calle y por la carretera pasó un automóvil, del cual una niña arrojó una caja vacía de una muñeca que de seguro le habían dado de regalo. En ese momento unos niños que se encontraban jugando salieron corriendo y una pequeña levantó el empaque y se reflejaba en su rostro una alegría inmensa, era la persona más feliz del mundo y solo con ese pedazo de cartón.

Yo me quedé mirándola y ella también me miraba y se reía y debido a la felicidad y por estarme viendo no se da cuenta que viene un tractocamión a toda velocidad el cual la atropella y le quita la vida al instante.

Cuando yo vi que esa niña murió por un simple estuche de un juguete que no tenía nada en su interior, entendí cuál era la misión mía en este mundo y fue así como desde hace más de 40 años estoy trabajando con los menores de edad que habitan en las calles brindándoles atención médica, alimento y un lugar para vivir.


¿Cuál fue su primer acto con los niños de la calle después de eso?

Decidí disfrazarme de Papá Noel y salir por la ciudad a repartir regalos, cuando iba por una de las calles un niño se me acercó y me preguntó: “Cucho, ¿usted es Papá Noel?”. Le dije que sí y él comenzó a silbar y a llamar más gente diciéndoles que había llegado Papá Noel. Aunque llevaba una bolsa gigante llena de juguetes, fueron más los pequeños que salieron que los obsequios que tenía.

Todos me abrazaban, se me recostaban, ponían sus rostros sobre mi camisa. De repente vi que en la parte blanca de una de las mangas de mi atuendo estaba amarilla, como si fuera óxido. Me sentí muy inquieto y decidí ir con esos niños hasta donde vivían. Los seguí y me llevaron hasta su refugio: las alcantarillas.

Estando allí me encuentro a uno de nombre 'Raulito' quien tenía media cara podrida a causa de la mordedura de una rata. Mi corazón se arrugó como una bola de papel, en ese instante tuve un sueño y a las personas que conocía les contaba lo que quería conseguir: Una cirugía para el chico. Fue así como le dije a una amiga enfermera, que era además amiga de un anestesiólogo que era amigo de un cirujano y al cabo de algunos días mi sueño se hizo realidad y Raulito fue sometido a un procedimiento quirúrgico.


¿Este fue el inicio de la fundación Niños de los Andes?

Sí, de ahí nació la idea de brindarles una mejor vida a estas personas, pero fue en 1988 que la fundación obtuvo la personería jurídica emanada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf.


¿Cómo ha sido el trabajo de esta institución?

Por Niños de los Andes han pasado más de 85 mil infantes desamparados que en este hogar encontraron el mejor regalo que hubieran podido obtener: Su riqueza interior constituida por tres factores que son por paz, amor y alegría.

De esta manera muchos de los pequeños que llegaron a la fundación, hoy están bien, con estudio, trabajo y familia, lo que es muy gratificante y motivante para seguir trabajando por ellos.


¿Quién fue el primer menor de edad que recibió su ayuda?

No recuerdo su nombre. El primer infante que ayudé fue cuando yo aún era un niño también, tendría aproximadamente 8 años de edad. Él estaba en la calle con unos familiares y no tenía nada para comer por lo que mi reacción fue sacar el mercado de mi casa y una ropa le regalé todo lo de mi hogar. Por este hecho mi padre cuando se dio cuenta me castigó, pero fue algo que considero valió la pena.

Los casos que atiende son impactantes, pero, ¿hay alguno que signifique algo especial para usted o que lo haya marcado de manera significativa?

Todas las personas o casos que desde la fundación he conocido, de una u otra forma me conmueven bastante, pero el caso que me ha marcado es el de Ruth, sobre todo porque es un caso inspirador. Se trata de una mujer que sufrió quemaduras en casi todo su cuerpo y perdió una mano. Aunque en algún tiempo tuvo un periodo difícil por el rechazo de la sociedad y en especial de los demás niños; y los procedimientos quirúrgicos a los que tuvo que someterse -cirugías-; sacó fuerzas y hoy en día es una mujer trabajadora que saca a su hija de 9 años adelante y lo que dice en este momento es que tiene una mano para servir, un corazón para amar y unos ojos para ver las cosas bonitas que Dios y la vida me dan.


¿Qué es lo que más lo hace sentir satisfecho u orgulloso de los niños?

Lo que más me reconforta es cuando ellos encuentran la paz, el amor y la alegría; son felices y comienzan a dar lo mejor de ellos para ayudar a los demás.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net