l

Quindío / FEBRERO 13 DE 2024 / 1 semana antes

¿Discriminación y agresión verbal? Incidente en ruta Filandia-Armenia

Autor : Laura María Espinosa Estrada

¿Discriminación y agresión verbal? Incidente en ruta Filandia-Armenia

Por cuestiones de espacio de almacenamiento de su celular, Érika solo grabó una parte de lo ocurrido.

El pasado domingo 11 de febrero, aproximadamente a las 9 p. m., la tenista Érika Vásquez Martínez tuvo un incidente debido a su condición de discapacidad con un conductor de bus de la empresa Cootranscien, en una ruta que cubría la ruta de Filandia a Armenia.

“Este domingo fui hasta Circasia a trabajar, terminé mi jornada. La primera ruta, que creí que era la última, no me paró, aunque vi que una cuadra adelante, se bajaron unas personas, empecé a gritar y a correr en mi silla de ruedas, pero se fue. Vi venir otra ruta, le puse la mano, el señor iba a seguir, pero empecé a decirle que por favor no me dejara, él paró y me dijo que no me podía llevar la silla, le expliqué que se desbarataba, él abrió la puerta y yo creí que él iba a bajarse para ayudar; me senté en el borde del bus e infortunadamente la silla estaba dura para doblar, el conductor vio que estaba intentando y que con una sola mano no podía y fue ahí cuando un señor se bajó del bus para ayudarme y fue desde ahí que el conductor se empezó a portar un poco grotesco, ‘Que pena con usted, pero me hace el favor y me paga el otro pasaje, usted no tenía por qué bajarse’, entonces intenté explicarle que para mí era duro desbaratar la silla sola, le pedí un poco de comprensión. 

El señor que intentó ayudarme, al ver que no me desbarataba la silla, volvió a subirse al bus y una de las muchachas que iba dentro le dijo que ella pagaba el pasaje para que permitiera que el señor que estaba ayudándome se volviera a bajar. Al final, me subí al bus y el conductor empezó a decir muchas cosas”, afirmó Érika.

Pidiéndole compasión y ponerse en sus zapatos, Érika continúo el viaje de Circasia. “Yo le pagué el pasaje, fue un billete de $5.000, estaba esperando a que me devolviera y él no me la pasó, entonces yo le dije, amigo la devuelta, a lo que me respondió antes que agradeciera que me había recogido; esa fue la actitud que a mí realmente no me gustó, aunque en ningún momento fui grosera con él. Yo empecé a decirle que no podía decomisarme la devuelta. Ahí fue cuando la niña que estaba atrás le dijo que ella estaba pagando el pasaje, que me diera mi devuelta, yo intervine y le expliqué que venía de trabajar, que estaba en Circasia vendiendo manillas. Él no me la quiso devolver, yo me acerqué al asiento y le expresé que no era para que tomara esa actitud, que estaba siendo soberbio, arrogante, le expresé que él tenía que ser empático, que era un conductor y tendría que saber prestar el servicio, que yo como persona discapacitada también tenía derecho a acceder a este. El tipo no entendía y buscaba la forma más grotesca de responder”, afirmó Vásquez Martínez. 

Añadió que sacó el celular para hacer un video, como una herramienta de defensa, para que en ese lapso, el conductor lograra tomar otra actitud y así le pasara la plata que le correspondía, la que nunca llegó a sus manos. 

Leer: ¿Cómo va Armenia en la lucha contra la discriminación por orientación sexual y género?

Continuó: “Frente al Centro Comercial Bolívar me dejó este conductor, y aunque los demás pasajeros no venían para este lugar, ni yo, mi destino era la terminal, le dijeron que se bajaban para poder ayudarme, afirmando que era un grosero, yo me sentí muy respaldada y ahí fue cuando empezó el proceso. Cuando me fui a bajar el conductor empezó a lanzar su pulla, se puso ofensivo, entonces uno de los pasajeros muy decentemente le dijo que ya no me molestara más, entonces fue ahí cuando el conductor desafío al muchacho y le dijo que qué iba a hacer, a lo que él respondió que nada; cabe aclarar que incluso a mí me lo dijo muchas veces ‘que qué iba hacer’, a mí me dio risa y le dije que si no veía la condición en la que estaba, que no podía hacer nada y que lo único que quería es que no fuera tan grosero, soberbio y arrogante. El conductor se bajó del bus y las personas creyeron que me iba ayudar con la silla, pero en realidad este fue a desafiar al muchacho que desde el bus se había pronunciado”. 

La agresión continuó y pasó a hacerse más tensionante y de manera física, el conductor sacó incluso un destornillador, la emprendió contra otros pasajeros y uno de estos le lanzó una cachetada ante toda barbarie del conductor. “Al final arrancó el bus sin que me hubiera bajado completamente del bus”, narró la deportista. 

“Quiero que todos los conductores se pongan en el lugar de las personas con discapacidad. Señores conductores, hay que tener conciencia, ojalá a mi silla y a mí no nos vuelvan a ver como un problema, un encarte”, acotó Érika. 

Recomendado: Joven promesa del ciclismo en el Quindío fue víctima de hurto

¿Qué dice el conductor?

El presunto agresor y conductor de la buseta TJB 239 que cumplía su ruta desde Filandia con destino a la ciudad de Armenia, se pronunció ante lo ocurrido, “Según lo que expresa ella, nosotros como empresa y conductores estamos en la obligación de transportarla gratis y a la hora que ella quiera, por el simple hecho de ser discapacitada. Cuando llegamos al Centro Comercial Bolívar, paradero donde se descarga la gente que viene de Filandia, yo me bajo, parqueo y voy a ver cómo le puedo colaborar para bajar la silla, cuando una pareja que venía en el carro se baja en el mismo sitio y el señor empieza a tratarme mal y a buscarme problema. Yo reclamo y le digo que ellos son ajenos a ese problema, pero la señora me agredió por la espalda y cuando yo volteo me da dos bofetadas en la cara, por lo cual como ser humano me indispongo también, soy persona de la tercera edad y como tal  merezco respeto, por lo tanto actúo en defensa propia sacando un destornillador para amenazarlos, porque inclusive ese sitio, a esa hora y un domingo es muy peligroso porque lo habitan personas de la calle. Cabe aclarar que en ningún momento saqué cuchillo o arma blanca como la señora argumenta mientras grababa el video cómodamente sentada, mientras me sigue agrediendo verbalmente. Si ustedes miran el video detenidamente se darán cuenta que la silla se encuentra a un lado y no como la señora lo dice cuando yo arranco.

Para terminar quiero agregar que me han llamado compañeros conductores de otras empresas como Ciudad Milagro y Calarcá en solidaridad conmigo, pues no es la primera vez que esta señora genera un problema de esta índole victimizándose para recibir beneficio y/o indemnización por parte de las autoridades y/o las mismas empresas”.

Por otro lado, el gerente de la empresa de buses Cootranscien, William Alberto Ruiz, expresó: “Nosotros reprochamos la acción indebida y la agresión del conductor que no representa los principios y valores que se le infunden a nuestros colaboradores en el proceso de capacitación y charlas que se tienen con ellos. Manifestamos nuestra solidaridad y el mensaje de pena, no solamente con la deportista sino también con los usuarios que venían desde Circasia y que se dirigen en la ruta Filandia, Armenia. Quiero aclarar que nuestra empresa no tiene ruta hacia el municipio de Calarcá como era el querer de la deportista. Nosotros de ninguna forma estamos tratando de justificar estas acciones, solamente tenemos el video de lo que sucedió al finalizar, al bajarse la deportista porque según ella la presión del conductor era que se bajara en ese punto. Vamos a hacer todo el proceso que se hace en este tipo de situaciones donde se abre el comité creado para este tipo de casos, se inicia un proceso disciplinario, escuchando en primera instancia al conductor, lo que llevaría a una suspensión temporal o hasta el despido definitivo del miembro. Cabe aclarar que el conductor no sacó un cuchillo, sino un destornillador”.

Si usted tiene denuncias o casos como estos y quiere contarlos puede escribirnos al correo electrónico judicial@cronicadelquindio.com.


Temas Relacionados: Agresión verbal

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net