Región / JULIO 18 DE 2022 / 4 meses antes

Al San Juan de Dios las EPS liquidadas le quedaron debiendo $60.000 millones

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Al San Juan de Dios las EPS liquidadas le quedaron debiendo $60.000 millones

Para el 2022, el presupuesto del establecimiento fue de $112.000 millones.

El principal centro público de la región presta, sin contratiempos, sus servicios de mediana y alta complejidad a la población.

Alrededor de $60.000 millones es lo que le quedaron debiendo las EPS liquidadas al hospital departamental universitario San Juan de Dios de Armenia.

El más importante establecimiento médico público del departamento ha visto resentidas sus finanzas por la desaparición de varias empresas prestadoras de servicios de salud y, como lo expresan los gerentes de los demás hospitales del Quindío, no son optimistas sobre las posibilidades de recuperar esta cartera.

El gerente de la institución, Rubén Darío Londoño Londoño, así lo reiteró: “Realmente no creemos que ese dinero ingrese a las arcas, pues dadas las condiciones de esas entidades liquidadas que a lo último terminan diciendo que no tienen con qué pagar, esos $60.000 millones están, digamos, en una incertidumbre”.

El profesional agregó que no obtener ese dinero sería bastante perjudicial, porque sería clave para el crecimiento del hospital y poder actualizar tecnológicamente la institución y garantizar una mejor prestación de servicios a los usuarios.     

Proyectos 

Uno de los compromisos del hospital es crecer en complejidad, por lo que se piensa abrir un espacio de nefrología, tras autorización del ministerio de Salud y Protección Social.
“Importante esta opción para poder hacer diálisis en el hospital. Tenemos un tema de consecución de equipos y adelantamos el proyecto con Minsalud para tener un resonador magnético”.
Adicionalmente, las directivas buscan fortalecer su portafolio de servicios con unidad de hemodinamia, para ello se realizan los ajustes respectivos: “No es un proceso corto en lo público para alcanzar estos objetivos, hay que tener unos estudios previos, unos valores bien claros para no caer en procesos que nos lleven a incurrir en procesos de investigación. Vamos ahí, lo más cercano es el tema de nefrología y el resonador magnético”.

Los servicios actuales

El San Juan de Dios de la capital quindiana presta sus servicios de mediana y alta complejidad.

El gerente Rubén Darío Londoño Londoño también destacó que la institución es referente en alternativas complementarias de hospitales locales y demás municipios del Quindío.

“Así mismo, de otros sectores que son la zona norte del Valle del Cauca, así como Cajamarca, Tolima, recibimos pacientes”, expuso el directivo.

También sostuvo que se cuenta con la posibilidad de servicio de urgencias para adultos, pediátrica y materna, más todo lo relacionado con hospitalización, además de las especialidades, incluyendo la consulta externa.

“Nuestros servicios no han variado en los últimos tiempos, hemos mejorado en la atención desde el punto de vista de superar la complejidad, obtenido adquisiciones a partir del tema Covid-19 con algunas unidades de cuidados intensivos”.

Londoño Londoño aseveró que realizaron inversiones con recursos propios. “Hoy en día tenemos un muy buen nivel de hospital, no paramos, seguimos creciendo para garantizar la atención a la comunidad”.

El presupuesto de 2022 para el establecimiento de salud es de $112.000 millones, recurso avalado y autorizado por la junta directiva, así como por la secretaría de Hacienda territorial. “Las cuentas por cobrar están por los $122.000 millones”. 

Las deudas de EPS

Hospizona, al igual que los demás establecimientos clínicos públicos del Quindío y del país, han visto seriamente comprometidas sus finanza por la repentina liquidación de una de las EPS con mayor cantidad de usuarios: Medimás.

Londoño Londoño confirmó que Medimás le quedó debiendo a la entidad $26.000 millones, además de otras entidades prestadoras que no ya existen como Cafesalud ($14.000 millones), Salud Vida ($10.000 millones) y Coomeva EPS ($4.000 millones).

“Hay otros saldos que están pendientes, en todo ellos, al sumarse, dan $60.000 millones que tristemente vamos a tener que prescindir de ellos”, aseguró el gerente hospitalario.

A partir de la distribución de los usuarios que hacían parte de Medimás, el San Juan de Dios trabaja con las EPS Sura, Sanitas, La Nueva EPS y Salud Total:

“Esta población está con nosotros y siguen facturando”, confirmó el funcionario.

El gerente indicó que se tiene contrato con todas las entidades que tengan prestación de servicios y las entidades de pago responsables. “Para atender un paciente en el hospital no necesita contrato, yo debo, por ser una institución pública y una ESE, atenderlo y buscar después la forma administrativa de cómo resolver sobre quién puede pagar”.

Otras cifras

En materia de venta de servicios, el San Juan de Dios de Armenia factura alrededor de $9.000 millones y por mes cerca de $500 millones.

“Para el año 2019 estábamos cerca de los $7.000 millones, bajamos un poco ese presupuesto en el 2020 debido a la Covid-19. Al final de la temporada pasada nos recuperamos bastante y ya estamos cerca a los $9.000 millones”.

Sobre los pasivos, Londoño Londoño explicó a este medio escrito que se encuentran al día, así como con proveedores, con la nómina del personal de planta y contratistas.

Nómina

En el hospital San Juan de Dios se tienen 2 clases de contratos, dada la estructura y las necesidades del mismo.

“Nosotros tenemos dentro del establecimiento casi 400 funcionarios o personal de planta, incluidos auxiliares de enfermería, enfermeros, población asistencial y administrativos”, manifestó Rubén Darío Londoño Londoño.

Para el apoyo, de acuerdo con la magnitud de las complejidades que se puedan presentar, tienen 850 contratistas. “Estamos hablando entonces de 1.300 personas con las que cuenta el hospital”.

No obstante, con la liquidación de Medimás y el cambio reentino en materia presupuestal, el directivo dijo que “hay una dificultad importante porque los ingresos hacen que no podamos reinvertir, pero nosotros hemos sido juiciosos en el gasto, tratamos de mantener la austeridad y eficiencia para que la plata nos alcance”.

Empero, destacó que si tuvieran mayores ingresos podrían lograr mayores servicios, crecer en infraestructura física y actualizar tecnología para que las personas que llegan al lugar no tengan que desplazarse a otro sitio.   

Infraestructura en buen estado

El San Juan de Dios, en referencia con su infraestructura, se mantiene en constante crecimiento, con el objetivo de fortalecer y aumentar sus servicios para los usuarios.

“La estructura actual se encuentra muy bien y organizada, cuenta con un reforzamiento muy importante. Ustedes pueden ver que se encuentra bonita y pintada”, manifestó el gerente.

En la institución médica se adelantan labores de construcción en el ala sur, cuarto piso, también en el tercer piso, ala norte. Trabajos que se ejecutan con recursos de las regalías y que están por los $11.000 millones.

“La idea es que estas obras culminen más o menos a finales de octubre o principios de noviembre de la vigencia en curso, así el hospital daría punto final a sus locaciones nuevas, sus habitaciones de última tecnología y obviamente abiertas para toda la población”, enfatizó Londoño Londoño.

La función de estos cuartos será de diferenciación en atención de algunos pacientes que tienen la necesidad de habitaciones individuales como medicina prepagada y algunos planes adicionales en salud. “Obviamente para la atención de todos los regímenes que podemos abarcar”.

Agregó: “En el tercer piso del ala norte lo que queremos establecer son los cuartos de maternidad, funcionó en un tiempo y las refaccionamos, pero con esta labor se garantizará la privacidad de todas las maternas”.

El directivo mencionó que en el piso sexto también se realizan trabajos, así como en la unidad mental que se encuentra en el sótano.

Las obras iniciaron cuando culminaba el año 2019, sin embargo, tuvo algunas alteraciones a partir de la emergencia por la presencia de la pandemia, pero después de ajustarse el cronograma, las tareas se han desarrollado sin contratiempos.

Secuelas de la Pandemia COVID - 19 

El San Juan de Dios ha jugado el papel más importante en respuesta a la emergencia provocada por la Covid-19, estuvo a punto de colapsar la Unidad de Cuidados Intensivos y la de intermedios, así como urgencias, pero, para bien de los quindianos, nada de ellos sucedió.

Para Rubén Darío Londoño Londoño, hoy por hoy la pandemia ha pasado a un segundo plano desde el punto de vista de las complicaciones.
“Si bien hay algunos casos positivos no han sido necesaria su hospitalización y mucho menos que deban ingresar a las unidades de cuidados intensivos o intermedios. La gente seguirá contaminándose por la Covid-19, ese riesgo no va a desaparecer por un largo tiempo, pero seguiremos en alerta y con la capacidad de atención”, puntualizó el gerente.

La institución le apunta a contar con la unidad de nefrología y un resonador magnético. También piensan en la unida de hemodinamia.    



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net