Región / FEBRERO 03 DE 2021 / 2 meses antes

Emergencia en Bellavista, superada con estabilización y construcción de terrazas

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Emergencia en Bellavista, superada con estabilización y construcción de terrazas

Ingenieros y obreros del Invías trabajaron por 50 días para normalizar el paso Calarcá-Cajamarca por Bellavista.

El director de Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, describió las acciones efectuadas para mitigar el riesgo de derrumbe en la zona.


El punto más crítico del derrumbe de Bellavista se superó, por lo que el paso vehicular entre Calarcá y Cajamarca se normalizó.

El director del Instituto Nacional de Vías, Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, expuso que la carretera está habilitada: “Se avanzó en trabajos de estabilización del kilómetro 39 de la vía Calarcá-Cajamarca, en Bellavista, epicentro del derrumbe. Ya se removió la parte alta para disminuir el riesgo que existía sobre la vía”, resaltó el directivo.

En este sitio, hace 2 meses un derrumbe alteró el paso y generó restricciones, por lo que ingenieros y obreros debieron trabajar arduamente para que la circulación regresara a la normalidad, pero fueron varios los obstáculos a superar para cumplir con la meta.

La estabilización del terreno

Gil Chavarría se refirió a los trabajos de estabilización que se debieron hacer en Bellavista para garantizar la seguridad en la zona.

“Este paso de estabilización fue complejo porque caen piedras de la montaña hasta la carretera, son amenazas para los autos que pasan, las rocas son como misiles por la velocidad que ganan. Nosotros efectuamos un cierre en octubre para desarrollar este procedimiento”.

Sin embargo, a principios de diciembre, cuando se cumplía con el cronograma, en la parte alta apareció una grieta de 9 metros de profundidad y parte del terreno estaba suelto. Con las lluvias empezó a ceder.

“Ese material empezó a tapar el túnel anexo pero seguía hacia la vía. Teníamos 2 opciones, la primera dejarlo caer pero el riesgo era el daño que podía provocarle al túnel y la misma carretera, además de represar el río Bermellón. La otra era trabajar en la parte de arriba de la montaña, pero era exponer la vida”.

A pesar del riesgo, se decidió ir a la zona superior, intervenir de manera controlada y se empezaron a hacer terrazas a través de anclajes: “Tocó meternos detrás de la montaña, tomar una vía bastante complicada. Al alcanzar el área posicionamos las máquinas y empezamos a bajar poco a poco hasta disminuir el riesgo por posibilidad de falla y/o material suelto”.

Se continuó con la estabilización de todo el talud por la posibilidad de caída de piedras: “Pero con el trabajo se minimizó considerablemente ese riesgo así llueva intensamente”.

Para garantizar que el sector esté seguro, se cuenta con un sistema de monitoreo: “Desde una casa al frente del talud contamos con unos equipos que lanzan señales a partir de unos espejos instalados en la zona estabilizada, si el terreno se mueve un centímetro, se detecta”.  

Gil reiteró que por ahora hay normalidad por la arteria, pero no es ajena la posibilidad de que se presenten cierres si se registra algún deslizamiento en Bellavista o si el terreno presenta una anomalía que requiera estas acciones.

“La falla que se presentó obedeció a movimientos por razones geotécnicas. En la montaña se empezó a generar una zona interna de descompresión, por decirlo así”.

También leer: Habilitado el paso por La Línea, congestión en el primer día sin restricciones

El reto a continuación

En la zona debe construirse un puente de 60 metros para conectar el portal anexo: “Una parte de este puente está cerca de una pequeña cañada, por lo que se debe hacer una cimentación, de superar esta etapa podemos, en 10 días, estar cerca del portal anexo para seguir los trabajos y ahí confirmaríamos la fecha exacta de terminación de la obra”.

Ahora la complejidad se relaciona con el tiempo: “La idea es que antes de culminar el primer semestre de 2021 los portales anexos al túnel de La Línea deben operar al 100 %. Estamos en un 95 %”.

CCO monitorea La Línea

La seguridad en el interior del túnel de La Línea se ha garantizado gracias a que se encuentra en acción el Centro de Control de Operaciones, CCO.

Por medio de este se ha podido verificar el comportamiento de los usuarios, el mismo estado del portal y se ha evidenciado plena normalidad. 

“En este centro de operaciones se integra toda la tecnología para el control a los usuarios, contamos con 5 sistemas que son el eléctrico, ventilación, iluminación, protección contra incendios y el integral de transporte, además se hace todo el monitoreo y la coordinación con las autoridades de control, rescate y seguridad vial. Este es el cerebro de la vía”, sostuvo Gil Chavarría.

Agregó que cuentan con más de 113 cámaras, 4.700 luminarias, 20 sistemas de ventilación y una serie de elementos que hacen del portal el más moderno en el país.

El director indicó que se van a cumplir 5 meses de entrar en funcionamiento y hasta el momento no se han presentado accidentes de tránsito en el interior del túnel.

Otro de los puntos que destacó Gil Chavarría es que “son casi 500.000 vehículos los que se han beneficiado al no subir al alto de La Línea, hay más rapidez a la hora de llegar a su destino”. 

Reiteró que los problemas que se han presentado fueron a lo largo del corredor, sobre todo por el perímetro de Cajamarca, como lo fue el derrumbe en Bellavista.

De interés: Desde este jueves habilitada la vía Calarcá-Cajamarca

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net