Región / ENERO 10 DE 2021 / 3 meses antes

En el camino se arreglaron las cargas

Autor : Ernesto Acero Martínez

En el camino se arreglaron las cargas

Positivo balance para el gobernador del Quindío después de un inicio marcado por las dudas. 

Aunque no debería ser motivo de reconocimiento mediático, porque administrar con transparencia es una obligación de todo funcionario público, dado el pasado reciente de la región, el balance del primer año de trabajo del gobernador del departamento del Quindío y su equipo de gobierno debe empezar por acotar que no cursan investigaciones en organismos de control o la Fiscalía sobre la primera autoridad del departamento. El balance de aciertos del primer año de trabajo de Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, como él mismo lo reconoce, comienza con la distancia que de manera oportuna supo tomar del senador caldense Mario Alberto Castaño Pérez. 

El periodo constitucional de Jaramillo Cárdenas, en materia de opinión pública, comenzó con el pie izquierdo. Haber permitido que un senador foráneo, al que con el departamento del Quindío solo lo unen los casi 1.500 votos obtenidos en 2018, le hubiera impuesto la banda de gobernador, fue un duro golpe del mandatario de los quindianos a la alicaída moral de los cuyabros. La configuración de su gabinete, en el que figuraron varios profesionales caldenses, terminó de enrarecer el ambiente local, la crítica no se hizo esperar, y no fue porque los secretarios de despacho vinieran de otros departamentos, fue por la intromisión del senador Castaño Pérez hasta ese entonces aliado político del gobernador. 

La designación del contralor departamental, el caldense Luis Fernando Márquez Alzate, terminó de confirmar las sospechas de una participación bastante tóxica de fuerzas políticas de otras partes del país en los asuntos locales. Otra vez, la objeción de Márquez como contralor no era porque fuera de Caldas ni porque no estuviera preparado para ejercer el cargo, el malestar sobrevino luego de que con casi un mes de anticipación a las entrevistas de la terna de aspirantes al cargo y de la votación de los diputados, ya se supiera quién iba a ser el designado. Esa fue una grotesca maniobra politiquera que quedará en los desaciertos del 2020. 

Lo que hoy se puede percibir del gobernador y su entorno es que hay distancia con el congresista liberal de Pácora y no se advierte, de momento, ninguna atadura a algún grupo económico o político que le pueda enrarecer el camino. Por ahora, Jaramillo Cárdenas sigue fiel a la Casa Gaviria, ojalá esa relación no le quite lo que necesita sumar el ejecutivo departamental para mantener gobernanza. Lo que le queda por aclarar al gobernador es su relación política con la dirigente del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro Torres, quien pretende aspirar a la presidencia de la República por la U, colectividad política de la que es jefe. 

Asegura el gobernador que no tiene planeados más cambios en su gabinete. El último nombramiento, el de la profesional Ximena Escobar Mejía, cofundadora del Teatro Azul, como directora de Cultura, fue un acierto; supo con esta elección el mandatario de los quindianos aquietar las aguas que enfureció el antecesor de Escobar Mejía. La tarea de Panesso en Indeportes ha sido exitosa, el exárbitro Fifa ha hecho honor con resultados a la amistad que desde hace muchos años ha tenido con Jaramillo Cárdenas. El único brote de desconfianza en el Centro Administrativo Departamental vino por cuenta de la exasesora administrativa, Sandra Milena Manrique Solarte, apartada oportuna y preventivamente del cargo tras la apertura de la investigación de la Procuraduría en su contra por contratación en tiempo de máxima alerta por la pandemia. Parece ser que con la actual nómina el gobierno departamental encarará el 2021, logrando así darle ritmo a la gestión de cada cartera. 

Otra de las noticias que celebró el gobierno departamental y sobre todo los maestros del Quindío, fue el acuerdo con la firma de abogados López Quintero para cancelar lo adeudado por primas dejadas de pagar al magisterio y permitir el desembargo de las cuentas departamentales. Así las cosas y tras ponerse al día con los 425 demandantes, el departamento liberó casi $23.000 millones 

En diálogo con LA CRÓNICA, el odontólogo Jaramillo Cárdenas hizo un balance de sus primeros 365 días de gobierno. 

¿Por qué se rompió la relación con el senador Mario Castaño? 

Hemos declarado una independencia dentro del departamento, de querer gobernar sin ningún tipo de presiones de ningún sector, acudiendo mucho al gobierno nacional. Marcar territorio fue lo que generó ese distanciamiento. 

El 2020 fue un año de austeridad, ¿en qué se apretó el cinturón la gobernación? 

Fue un año muy difícil pero también de oportunidades. Se apretó en contratación, tuvimos muy poquita gente para llevar las riendas del departamento. Tuvimos un 30 % de lo que tuvo el gobierno anterior en el último año, estuvimos con 400 contratistas cuando acá ha habido hasta 2.000 contratistas. Reventamos mucho las secretarías en ese sentido, mucho trabajo para los poquitos que estábamos, pero podemos decir que el departamento del Quindío, financieramente, termina bien al día el 31 de diciembre, el departamento en este momento no debe un peso. 

Conclusiones de ese primer año lidiando con la pandemia 

Hemos sido afortunados en tomar unas decisiones importantes, en haber alargado el pico máximo de la pandemia. Fui criticado inicialmente porque no hacíamos los coliseos con las camillas, yo tomé la decisión con la mesa Covid de mejor fortalecer la red hospitalaria y nos dio el tiempo, cuando llegó el corte más alto estábamos preparados. Los departamentos vecinos están colapsados en UCI y nosotros tenemos una ocupación que ronda el 60 %. 

¿Cómo se logró lo de las dobles calzadas? 

Nosotros nos reunimos, los gobernadores de Caldas, Risaralda y Quindío para pedirle al presidente unos macroproyectos de acuerdo con los planes de desarrollo. De ahí surgió Aerocafé para Caldas, el hospital de cuarto nivel para Risaralda y nosotros pedimos las dobles calzadas, lo hicimos por movilidad, por ser un destino turístico y por cuestiones de empleo. Eso lo hicimos en diciembre de 2019, antes de posesionarnos ya habíamos hablado con el presidente, delante del contralor general que ha sido como el garante de ese compromiso del gobierno nacional. Inicialmente el compromiso era la doble calzada Armenia - Calarcá y luego Armenia – Montenegro, logramos avanzar hasta Quimbaya y en lo que tiene que ver con adjudicaciones ya está Armenia - Calarcá que lo adjudicaron el 30 de diciembre, igual que Armenia – Montenegro; y Montenegro - Quimbaya está en estudios y diseños. Ya está concesionado el proyecto, ya está adjudicada la obra, en los próximos días la gente empezará a ver el movimiento. Hay cien mil millones para arrancar, pero yo creo que todo el paquete de obras puede valer unos quinientos o seiscientos mil millones. Pero, recuerde que el 21 de enero se empezará a organizar la vía Circasia – Montenegro. Y la famosa avenida del río en Armenia, tan anhelada por los quindianos, ya hay un compromiso del gobierno nacional y ya está en estudios y diseños; la avenida del río es un proyecto de $140.000 millones y la plata va a salir toda del gobierno nacional. 

¿Qué fue lo más importante de su primer año? 

El reconocimiento de que estamos haciendo las cosas bien, por ejemplo, el de Colombia Líder, ser los ganadores, saber que vamos bien y generamos confianza con el gobierno nacional. Con la secretaría de Ecuación obtuvimos el mejor programa de alimentación escolar del país; la promotora de vivienda fue muy bien calificada, solo 4 quedaron habilitadas con el gobierno nacional para ejecutar obras de regalías y la nuestra es una de ellas, eso nos hace muy competitivos; fuimos el departamento con mejor calificación por ser un territorio incluyente con personas en situación de discapacidad. 

 ¿En qué se equivocó? 

Uno se equivoca en muchas cosas. Muy confiando, demasiado ingenuo en esos ires y venires en temas de gabinetes y funcionarios, de cómo dirigir. Ese aprendizaje cuesta, me equivoqué pensando que las cosas eran más difíciles, pienso que con buen compromiso no es tan difícil, es agotador y genera cansancio y estrés, pero ahora estoy mejor y más tranquilo frente a la administración de lo público. Al principio me dejé amedrentar de esos temores y hoy pienso que estoy tranquilo y estoy haciendo las cosas muy bien. 

¿Para cuándo la dotación del hospital de Circasia? 

Hay un compromiso con la dotación completa, los recursos deben pasar por el Ocad. Pero, además, tenemos los setecientos millones para estudios y diseños del hospital de Quimbaya. Creo que, con esos 2 hospitales y el fortalecimiento del San Juan de Dios, en el que vamos a tener área materno infantil nueva para que todos los niños que nazcan en el Quindío nazcan en las mejores condiciones, quedamos muy bien. 

¿Armenia tiene gobernador? 

Uno no puede decir que le está yendo bien a una gobernación cuando en la capital, que tiene más del sesenta por ciento de la población, no se están haciendo cosas. Pero yo creo que en Armenia vamos a tener grandes obras como los escenarios deportivos de juegos nacionales, la modernización del San José y la avenida del río, obras que vienen por gestión del gobernador. Armenia tiene gobernador, eso lo tengo clarísimo. 

Le pregunto al ciudadano, no al gobernador: ¿Cómo le pareció el pacto de cumplimiento presentado por el alcalde de Armenia para las obras de valorización? 

Se dilató muchísimo y es una cosa que estamos pidiendo a gritos. Yo no quedé contento, pienso que tenía que ser más radical el tema, no podemos seguir dilatando un tema que es tan importante para la ciudad. Pienso que se lo está dejando a otros. 

¿Cuál es su promesa con los quindianos para este 2021? 

Entregar todo y más. Soy un hombre apasionado por lo que estoy haciendo; concretar todo lo prometido. Vamos con una agenda internacional, quiero traer las embajadas, tenemos 20 citas con embajadas para este año, para tratar de conseguir recursos ya que con el gobierno nacional está raspada la olla, toca traer recurso por fuera, empezamos con Alemania, Reino Unido y Francia. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net