Región / AGOSTO 04 DE 2021 / 1 mes antes

La Virginia se abre paso en el turismo comunitario

Autor : María Alejandra Vergara

La Virginia se abre paso en el turismo comunitario

El corregimiento de La Virginia cuenta con 267 casas en su centro poblado y tiene alrededor de 3.500 habitantes, incluidos los que viven en su zona rural.

Los habitantes de La Virginia trabajan día a día por el progreso de este corregimiento de ‘la Villa del Cacique.’

El corregimiento de La Virginia se encuentra ubicado en el municipio de Calarcá y fue poblado inicialmente por habitantes del altiplano cundiboyacense y del departamento del Cauca, quienes llegaron a este territorio a principios del siglo pasado, cuando se generó una cultura económica alrededor del café.

Lo que actualmente se conoce como el caserío del corregimiento era la finca La Selva, la cual tenía su vivienda de arquitectura colonial, donde hoy por hoy se encuentra ubicada la parroquia Divino Niño.

La Virginia está conformada por las veredas: La Virginia, La Paloma y Santo Domingo. En el año 1984 fue declarada como corregimiento por medio del acuerdo 007 del 23 de abril, este año celebró su aniversario número 37.

En 1969 se construyó el colegio Jesús María Morales, el cual lleva el nombre de un sacerdote que promovió con la Junta de Acción Comunal la creación de la institución educativa que ofreciera el bachillerato.

En 1976 se dio paso a la construcción de los 3 barrios ubicados en el sector de la Cordillera Central. Primero fue el Mariano Ospina Pérez, seguido de Cafetero y terminando con Divino Niño. Solo hasta 1984,se dio inicio a la construcción de la parroquia.

Vea también: 
De finca el guanabano a barrio los Quindos

Este sector rural de Calarcá se encuentra custodiado por Peñas Blancas, una montaña rocosa, mítica, que cuenta con parte de su extensión en la finca Buenavista, donde la familia Salazar Miller desde el año 1999 se encarga de adelantar la reforestación de la zona.

Cuna de yiperos

El corregimiento de la Virginia se reconoce por ser cuna y casa de grandes representantes del gremio yipero, entre los cuales se destacan Jhon Jairo Amórtegui ‘Guama’, Gilberto Bobadilla, José Díaz ‘Colada’, Gonzaga Jiménez, entre otros.

Ellos se han convertido en importantes referentes de los tradicionales desfiles del Yipao en Calarcá y en diferentes partes del país y del mundo, como la exposición de la cultura cafetera en Nueva York que se realizó en el 2018.

Las crecientes de la quebrada

En el mes de diciembre de 1999, casi un año después del sismo del Eje Cafetero; en La Virginia se registró otra emergencia por causa de la naturaleza: una avalancha generada por el crecimiento de la quebrada El Cofre, la cual llegó hasta el caserío.

Esta emergencia no cobró vidas humanas, pero sí afectó varias viviendas. La situación se repitió en el año 2008 con una avalancha de menor intensidad, pero que obligó a que este afluente hídrico cuente con un monitoreo constante de su cauce y se llevara a cabo la creación de un grupo de vigías comunitarios.

Turismo comunitario, una propuesta que nace en La Virginia

La Virginia cuenta con un imponente mirador que permite apreciar gran parte del municipio de Calarcá, está rodeado de naturaleza y se ha constituido en un pilar para el desarrollo de la comunidad. Es por ello que los habitantes de esta zona rural le apostaron, desde el año 2016, al turismo comunitario.

“Empezamos con una iniciativa japonesa que se llama Ovop, la cual inició con un grupo pequeño de emprendedores; además, nos postulamos con el ministerio de Comercio, Industria y Turismo y alrededor de 55 personas del corregimiento nos capacitamos en el desarrollo de productos turísticos, comercialización, internacionalización y manejo del cliente, mostrando un impacto para extranjeros” manifestó Carlos Alberto Riveros, habitante del corregimiento y líder comunal.

Desde hace 3 años, otros 23 emprendedores de este corregimiento decidieron apostarle a la Asociación Emfoco —Emprendimiento, Conservación y Fortalecimiento Territorial y Comunitario de La Virginia—.

Tianguis de la montaña sagrada

Dentro de este trabajo comunitario, emprendedores de La Virginia, junto a miembros de la comunidad embera chamí, abrieron un espacio de comercialización de productos ecológicos, agrícolas, gastronómicos y artesanales, el cual denominaron ‘Tianguis de la montaña sagrada’.

Recomendado: La finca que se convirtió en barrio

Este espacio de reconocimiento turístico y reactivación económica se realiza en el parque mirador el primer domingo de cada mes, y es otra de las apuestas por la integración comunitaria.

Centro de salud fuera de funcionamiento

Según indicó Riveros, el centro de salud ubicado en este sector fue cerrado hace 15 días, a causa de la problemática que actualmente vive la ESE Hospital La Misericordia, de Calarcá.

“Era muy importante porque la comunidad del corregimiento es muy grande y ahora deben desplazarse hasta La Misericordia; era indispensable para la comunidad embera chamí que tenemos asentada en el corregimiento, ellos recibían toda la atención para los niños, vacunación y prevención”.

Las vías requieren mantenimiento

En lo manifestado por el vocero de la comunidad de La Virginia, una de las principales problemáticas de esta comunidad gira en torno a las vías terciarias y a la vía principal, las cuales requieren labores de mantenimiento.

“Es una problemática que viene hace mucho tiempo, la administración junto con la comunidad ha hecho sus mejores esfuerzos para tratar de recuperar algunos tramos y mejorar estas vías, pero ha sido insuficiente”.

Comunidad embera chamí

Desde hace 4 años, la comunidad embera chamí Karabijua, con alrededor de 180 personas se asentó en el corregimiento de La Virginia en la finca La Coqueta.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net