Región / AGOSTO 03 DE 2009 / 12 años antes

"Mi política está centrada en lo social": Cecilia López Montaño

“Mi política está centrada en lo social”: Cecilia López Montaño

En charla con la dirección de La Crónica del Quindío la senadora indicó que las mujeres están listas para dirigir los destinos del país.

Durante su estadía en la región analizó situaciones como la crisis económica y los retos para el próximo jefe de Estado, además de las relaciones con Ecuador y Venezuela.
Por: Jorge Eliécer Orozco Dávila

Una política de trabajo dedicada a la gente y a la generación de empleo es la propuesta de la precandidata presidencial por el partido Liberal, Cecilia López Montaño, quien el fin de semana estuvo de visita por el departamento.

La también senadora se refirió a las actuales iniciativas del gobierno de Álvaro Uribe Vélez y afirmó que éstas no han aportado nada para crear oportunidades de trabajo, por lo que el país no está listo para afrontar la crisis económica global.

Igualmente, desglosó en conversación con la dirección de La Crónica del Quindío las relaciones con Venezuela, Ecuador y otros países latinoamericanos, por lo cual aconsejó que el canciller debe ser un profesional con recorrido diplomático y nunca un novato.

¿Cómo avizora el panorama económico del país?
Ya salieron las cifras de desempleo y hay 200.020 nuevos desempleados, se disparó dentro del grupo de jefes de hogar que está por encima del 6%. Eso quiere decir que el panorama económico y social está más complicado de lo que parecía y hay que revaluar la política económica que en su momento produjo crecimiento pero ya no, pero que ni en sus mejores momentos generó el trabajo que el país requería. Vienen tres años difíciles con una tasa de desempleo del 14% y llegaríamos a tres millones de desempleados como fue en 1999 y no vamos a crecer el otro año sino que a partir de 2011 puede haber alguna expectativa.

El próximo presidente va a encontrar un aspecto muy duro, ¿qué haría yo?, desde ya empezar a preparar las reformas que hay que hacer para el 7 de agosto de 2010 y las hago porque yo espero ganarme la consulta y competir con ventajas en la presidencia, pero como analista me siento en la obligación gracias a los contactos que tengo de dejar muy avanzada la reforma que necesita Colombia. Ésta debe ser seria, con un cambio de análisis de mercado laboral que permita que el trabajo sea atractivo. El país necesita una nueva manera de manejar la política social.

Si llego a la jefatura de Estado espero hacerlo con esas reformas en la mano, ahora ¿cuáles serían los cambios? en lo sustantivo primero es la gente y el empleo, ha crecido la inversión eso es cierto pero no el empleo que debe ser el eje de la política económica.

Segunda, unas finanzas públicas organizadas, una reforma tributaria estructural, una nueva política social basada en los derechos y dejar Familias en Acción solamente para casos donde la gente no pueda trabajar y la gran reforma rural para empezar.

¿Cree más en cambios sustantivos que en radicales?
Definitivamente, porque los radicales son políticos mientras los sustantivos los necesita el país para volver a encontrar su rumbo, que lo ha perdido por la crisis internacional y otras razones.

¿Pero no se volvió Colombia un país con más reformas tributarias?

El presidente Álvaro Uribe hizo cuatro reformas malas y en cuestión de impuestos favoreció al sector privado y fue a cada gremio para que le dieran una colombina. Esa reforma se volvió de colombinas, necesitamos hacer una verdadera que no solamente le cobre impuestos a los que toca y le quite a los que no toca sino que agilice el sistema y frene la evasión. Eso debió haber hecho Uribe cuando tuvo crecimiento del 6%, ahora le toca al próximo gobierno en medio de una situación tan caótica hacerlo porque no hay plata, el hueco fiscal es de una magnitud gigantesca.

Un presidente que ha sido reelegido ¿va a terminar de acuerdo con su criterio entregando un país descuadernado?
Lo va a entregar con un sistema fiscal perforado, con una situación en salud que va a explotar, sin un sistema pensional que funcione y con una política social no sostenible porque no tiene los recursos para hacerlo, lo único bueno de que se reelija es que le va a tocar enfrentar las consecuencias de sus errores de política social.

Para departamentos como el Quindío que dependieron de la economía cafetera ¿qué haría?
El país está en mora de hacer lo que se llama una transformación productiva, eso lo empezó este gobierno con poca plata, lo hizo a través del ministro de Comercio que es una persona con la que hemos discutido. Esta transformación es encontrar nuevos sectores productivos en el país que además generen empleo. Colombia tiene los mismos productos de los últimos 20 años, el único milagro productivo fueron las flores y eso fue hace rato.

No hay un deseo de buscar nuevos sectores como sí ha pasado en otros países, lo único nuevo que ha surgido aquí es el ecoturismo, hubo un esfuerzo grande en los 80 y fue cuando se pensó en hacer aquel famoso proyecto de reconversión de la Federación de Cafeteros, recuerdo que fueron 250 millones de dólares de crédito del Banco Mundial para los cítricos entiendo que nunca se consolidó. Yo me sentaría con empresarios y las fuerzas vivas y les diría cómo le responderemos a la bonanza que se avecina. En tres años viene una gran generación de Asia que va a demandar lo que nosotros tenemos, no quiero decir que le venderemos a ese continente, pero se van a disparar los precios de alimentos y materia prima, uno se sienta con ustedes que tienen semejantes tierras con capital humano para decir que no podemos sufrir únicamente por el café, sino por el plátano, por unas tierras dedicadas a la ganadería que no justifican estas riquezas cuando va haber una demanda importante.

Lo primero que me van a decir es qué vamos a hacer con la tierra que es el mal de muchos porque son de testaferros, narcotraficantes, lo que hay que hacer es una reforma rural importante en donde el gobierno debe entregar la tierra que ha incautado y distribuirla, no necesariamente siendo una reforma agraria que tiene tantos problemas políticos pero arrendando tierras a aquellos que producen alimentos, debemos mejorar la salud y educación por el bien de la calidad e infraestructura rural. Para ello necesitamos subsidiarlo por un tiempo para que haya un arranque.

¿Cree que las tierras incautadas y que el gobierno entregó quedaron en buenas manos campesinas?
No las veo, no se han distribuido bien y no se han incautado todas, es mas no se ha parado la contra reforma agraria sabemos de cuatro millones de hectáreas que los paras le quitaron a los campesinos, pero uno se pregunta si es lo mismo a lo que pasa en montes de María donde muchos empresarios le están comprando tierras a campesinos que no tuvieron oportunidades.

Lo que hay que hacer es liberar el mercado de tierras, ahí el gobierno tiene que incautar los terrenos del narcotráfico y los que tiene distribuirlos pero sabiendo qué van a producir y qué necesitan, eso implica tener una nueva institucionalidad rural. Mire lo que pasó con la panela, metieron a un grupo de productores a sembrar caña porque iban a obtener etanol e hicieron la planta en Barbosa y hoy les ha tocado producir panela cuando su precio es bajo, la obsesión por los biocombustibles hay que evaluarla.

¿4 millones de hectáreas robadas a los campesinos no es un delito a la economía?

Eso no se ha evaluado, porque ese delito va acompañado de otro, además expulsaron a 3 millones de personas que producían, el sector agropecuario con la plata del gobierno y con siete años de seguridad democrática no crece por culpa de los desplazados.

¿Cree en la economía turística?
Sí creo, tiene un potencial muy interesante, la gente en el mundo se aburrió de ir a París o Londres, el tema ecológico es atractivo pero necesita una infraestructura bien montada, no se pueden quedar con un turismo nacional o de dos estaciones al año, deben garantizar un flujo y aquí hay unos climas maravillosos que no cambian, eso implicaría recurso humano preparado para atender al turista no como en Cartagena que se volvieron explotadores, hay que educar.
Necesitamos una estrategia de publicidad.

¿Es tiempo de que Colombia elija a una mujer presidente?
Creo que sí por varias razones, primero, porque ya están listas mire un ejemplo que se presenta en algunas partes de América latina que tienen candidatas y en Brasil que es potencia continental podría haber una presidenta. Michelle Bachelet ha demostrado resultados, creo que tenemos la preparación para hacerlo y en el caso de Colombia donde hay crisis de valores, donde las mujeres sí pueden tener mano dura contra la guerrilla y paramilitares están dadas las condiciones.

¿Cuál podría ser: Cecilia López, Noemí Sanín, Marta Lucía Ramírez?
Eso lo decide el país. Da mucho lujo que hayan tres mujeres precandidatas, me parece que en eso le llevamos ventaja a muchos países, pero que se escoja a la mejor.

¿Cómo ve el momento del partido Liberal, lo ha manejado bien César Gaviria?
Yo le diría que la política es dinámica, y en este momento César Gaviria le ha hecho dos favores grandes al liberalismo: primero, demostró que aún tiene poder al quebrar la bancada uribista e impedir que se facilitara la reelección, eso demostró que es capaz de moverse y se volvió un líder en la oposición y segundo con esta crisis demostró que pone los intereses del país por encima de los particulares, Gaviria Trujillo salió a rodear al gobierno y todos nosotros lo vamos a hacer.

Sobre el manejo de la consulta yo fui una de las que me sentí un poco incómoda porque vi que la maquinaria estaba encaminada a un sólo candidato. Nunca he pensado en que voy a tener algo similar esa no es mi manera yo llegué al Senado sin maquinaria, sin embargo eso me causó a mi y a muchos molestia pero en eso ya no es así y en las encuestas me ha ido bien. De todas formas Gaviria alineó todo para poner todo en igualdad de condiciones.

Gaviria ha ganado una batalla al gobierno en el Congreso que se ve desprestigiado, ¿usted ve el Congreso así?
Siento que sí hay una frustración sobre la vieja política, personalmente no me identifico con esa antigua manera entonces a mi me reciben bien a pesar del desprestigio del Congreso, me reconocen como una buena senadora y siento que la gente es capaz de separar a esos viejos políticos.

¿Le duele como demócrata el desprestigio?
Me duele y siento que no va a cambiar esto a pesar de que la justicia colombiana hizo una cosa muy importante y metió a la cárcel a muchos políticos que hicieron algo indebido aunque siguen mandando desde La Picota, siento que la renovación del Congreso no se va a dar. Seguirán las mismas roscas en una gran proporción, ojalá llegue gente independiente a la ‘parapolítica’.

Vamos a suponer que el país eligió a Cecilia López, ¿qué sería lo novedoso?
La gente, me trasnocha la desigualdad, la injusticia, que aquí se mueran niños de hambre, yo sé que es la política económica la que determina quiénes se benefician y se perjudican, y mi objetivo es una política económica y social que se centre en la gente, eso no es populismo sino una dinámica generadora de empleo. Creo en el desarrollo regional y siento que el gobierno ha centralizado el desarrollo, todos los departamentos son distintos y yo haría un impulso por incentivarlos.

El gobierno nuevo se encontrará a los mismos vecinos de Ecuador y Venezuela, ¿que hará al respecto?
La política internacional se hace sin improvisaciones, yo voy a respetar las decisiones de ecuatorianos y venezolanos, no es nuestro problema porque la gente decidió tenerlos como presidentes, el problema es defender la democracia colombiana de sus amenazas, pero el sólo hecho de que Uribe se vaya y llegue uno nuevo cambian las relaciones especialmente con Ecuador. Correa no le va a perdonar a Uribe lo que pasó y eso se volvió personal.

¿Pero usted si cree que el dolor de Correa nació en el hecho de que Uribe haya tocado sus predios?
En una proporción alta sí. Creo que haber hecho eso sin cumplir el requisito que Gaviria nos contó, que cuando un país tiene una situación de esa índole sólo puede entrar a otro una vez tenga el consentimiento de seguridad de Naciones Unidas, a Uribe se le olvidó y eso creó un conflicto, ¿que eso acercó a Uribe con el país? una cosa es hacer política internacional para complacer al país y otras es mejorar las relaciones con los vecinos. Uribe es un mago haciendo relaciones internacionales con agenda interna, tiene el apoyo que quiera pero hay que mirar cuántos empresarios lo van a seguir apoyando cuando se den cuenta de las pérdidas por no llegar a Venezuela y Ecuador.

Respecto a Hugo Chávez es una relación muy difícil porque tiene una caja de resonancia grande y le está dando dinero a muchos países, debería tener el mejor canciller posible porque tenemos un infierno en América, yo no puedo tener un novato, si me preguntan a quién pondría optaría por Augusto Ramírez Ocampo, Luis Fernando Jaramillo, que a pesar de sus edades son muy inteligentes.

Pero sobre lo de ‘Reyes’ ¿qué hubiera hecho usted?
Yo hubiera cumplido con lo que toca, inmediatamente buscar el apoyo de Naciones Unidas estoy segura que se logra, ahora en caso de que se haga un caos y me impida actuar pues con diplomacia consulto a la Corte Internacional de La Haya. Lo otro es que no le hubiera mentido a Correa, en la diplomacia es lo peor que uno puede hacer, si me equivoqué yo sería franca me iría a Ecuador y me sentaría a hablar con ese mandatario. Sin embargo, fue muy valioso acabar con ‘Reyes’ pero trajo consecuencias.

Resulta que Cecilia López no es la candidata Liberal, ¿qué hará entonces?
Apoyaré al que salga como aspirante, es un compromiso que hemos firmado y tratar de que el partido Liberal llegue al poder.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net