l

Salud / FEBRERO 04 DE 2024 / 2 meses antes

Desde el 2021, el VIH viene en ascenso en el Quindío

Autor : Laura María Espinosa Estrada

Desde el 2021, el VIH viene en ascenso en el Quindío

En el Quindío, el método diagnóstico utilizado para comprobar el VIH, ha sido la toma de sangre Elisa con el 51 %; la prueba rápida en un 38 %; el de carga viral y el Western Blot, siguen en su orden con un 6 a un 5%.

En el año 2023 se reportaron 332 casos, lo que muestra un incremento del 13 % en comparación con lo reportado durante el año 2022.

El virus de la inmunodeficiencia humana, VIH, que sigue siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial, ha cobrado 40.4 millones de vidas. Puesto que su transmisión persiste en todos los países, y en algunos de ellos las nuevas infecciones están aumentando, cuando antes estaban en descenso, según la Organización Mundial de la Salud, OMS.

En el Quindío, desde el 2021 su contagio viene en ascenso y esto enciende las alarmas no solo de los expertos, sino también de la población. En el año 2023, según la secretaría de Salud departamental, se reportaron 332 casos de VIH en el Quindío, lo que muestra un incremento del 13 % en comparación con lo reportado durante el año 2022.

Carlos Alberto Gómez Chacón, secretario de Salud departamental, expresó que, “el comportamiento viene en un incremento paulatino, dado que del 2021 al 2022, se reportó un incremento del 11.7 %. De acuerdo con la incidencia de casos de VIH por municipio, encontramos que los municipios de riesgo alto son Calarcá, Buenavista y Armenia; para riesgo medio, tenemos Génova, La Tebaida y Circasia;  para riesgo bajo, están Montenegro, Quimbaya y Salento; y los municipios que no tienen ningún tipo de riesgo de acuerdo a la presentación de casos son Pijao, Córdoba y Filandia”.

Aunque el VIH ya cuenta con un tratamiento especializado y esta pasó de ser una enfermedad tabú, que antes implicaba mortalidad, a ser controlable con el tiempo, no debe bajarse la guardia y deben tenerse en cuenta las recomendaciones e incluso estar al tanto de las formas en que esta puede ser contagiada.

Al respecto, Juan Pablo Calle, infectólogo pediatra, afirmó: “Realmente no es que el VIH haya dejado de ser alarmante, es una pandemia que aún existe, datos que nos muestran cada año la Onusida, entidad encargada de mantener estos datos actualizados, afirman que la cantidad de personas y la enfermedad, no han dejado de crecer, al contrario, va siempre en un crecimiento que ya no es exponencial como al principio, pero se sigue aumentando el número de casos que cada año tenemos con VIH. Esto está explicado porque la enfermedad hoy día se convirtió en una enfermedad crónica, como, por ejemplo, el asma, o la diabetes, o el Epoc que es una enfermedades que requieren un tratamiento para  mantener estable al paciente, entonces el advenimiento de las terapias actuales antirretrovirales contra la enfermedad han hecho que esta pase de ser una enfermedad que antes siempre significaba una mortalidad, a ahora, que es controlable en el tiempo”.

De acuerdo con los mecanismo probables de transmisión, desde la secretaría de Salud departamental se reportó que en la variable sexual se encontraron 177 casos que representan el 54.8 % de los mismos para aquellas personas que tienen un comportamiento heterosexual; por otro lado, quienes están definidos en el comportamiento como homosexuales, presentaron 119 casos que corresponden al 36.8 %; en el caso de las personas que tienen un comportamiento bisexual, se reportaron un total de 24 casos correspondientes a una tasa del 7.4 %; por transmisión materno infantil se presentaron 0 casos en la vigencia 2023.

“En cuanto a las vías de transmisión de tipo parenteral, lo que se encontró fue que tres casos se detectaron en usuarios que presentan algún tipo de consumo de drogas a través de aplicación intravenosa, mientras que los casos de transfusiones sanguíneas, accidentes de trabajo, trasplante de órganos o piercings, hemodiálisis, tatuajes, acupunturas y mecanismos o procedimientos estéticos no tuvieron ningún tipo de incidencia dentro de lo que se presentó durante el año 2023”, acotó el secretario.

Lea también: Calarcá, Circasia y Montenegro socializarían decreto de restricción del consumo de psicoactivos la próxima semana

Si bien, el VIH puede ser transmitido a través de los líquidos corporales de las personas infectadas, como sangre, leche materna, semen y secreciones vaginales, también puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo y en el parto. Conociendo lo anterior cabe destacar que su contagio no sucede por medio de  besos, abrazos ni por compartir alimentos, y que el tabú frente a esta enfermedad debe ser derribado.

Según datos departamentales, la presentación de casos ha sido mayoritariamente en hombres, cuyo porcentaje es del 81.1 %; en mujeres el porcentaje es de 18.9 %; las personas afiliadas al régimen contributivo representaron el 49.8 % de los casos y el área de residencia principalmente era la cabecera municipal. Los casos se presentan más que todo en personas adultas con 164, seguido de los jóvenes con 130 y el resto en personas de la tercera edad.

Por las cifras conocidas anteriormente, ¿se deben prender las alarmas respecto a las relaciones de pareja? puesto que, algunas ONG manejan que 9 de cada 10 mujeres con VIH fueron contagiadas por su pareja estable, ¿qué implicaciones podría tener este contagio piramidal?

Así responde el experto infectólogo pediatra, “al día de hoy en la pandemia de VIH hay cerca de 40 millones de personas que viven con la enfermedad en el mundo, y de estas el 53 % son mujeres y niñas. Este es un panorama muy preocupante para mí como pediatra, porque mientras tengamos mujeres con VIH tendremos niños con la enfermedad. y si, desafortunadamente las mujeres hoy en día se están infectando en sus relaciones estables de parejas que por lo general no tienen conocimiento de su estado de enfermedad”

Por tanto y aunque el VIH, al igual que la medicina para su tratamiento ha evolucionado; y puede ser tratado y prevenido con tratamientos antirretrovíricos por sus siglas (TAR), y de no tratarse, puede evolucionar a Sida, a menudo tras el paso de muchos años; se hace necesario indagar, preocuparse y conocer el trasfondo de las relaciones, implicaciones y todo lo que estos desconocimientos traen consigo.

Este número de casos que se han reportado y que de alguna manera nos ponen en primeros lugares a nivel nacional, indican una búsqueda activa de casos, nosotros venimos trabajando un proyecto que tiene que ver con la identificación de casos de acuerdo a los comportamientos y se ha ubicado dentro de ellos estos grupos de riesgos, donde algunas personas pueden tener presencia algún tipo de VIH. Esta búsqueda activa de casos en grupos de riesgo, pueden generar alguna información adicional, dado que Quindío tiene una ventaja en ese sentido en cuanto a notificación búsqueda y la aplicación de un proyecto que en este momento se está realizando con financiación del Banco Mundial”, afirmó el secretario Gómez Chacón.

De aquí a 2025, el 95 % de las personas que viven con el VIH deberían haber recibido un diagnóstico, el 95 % de ellas deberían estar tomando tratamientos antirretrovirales (TAR) que salvan vidas, y el 95% de las personas que viven con el VIH deberían haber logrado suprimir la carga vírica, tanto para beneficio de su salud como para disminuir la transmisión del VIH.

VIH hoy

Juan Pablo Calle, infectólogo pediatra, quien laboró en el hospital San Juan De Dios y la Universidad del Quindío, explicó un poco más acerca de la enfermedad

¿Qué representa la enfermedad en la actualidad?

Hoy día la enfermedad ha disminuido todos los estigmas que traía de antes, es tratable, que se puede mantener en el tiempo, que incluso cuando el paciente tiene suprimida su carga viral, no puede transmitirla, pero al tiempo considero que aún es una enfermedad relevante en nuestro panorama, sobre todo en políticas de salud pública, de gobierno y de estado para lograr el control completo de la enfermedad.

¿Y sobre el tratamiento en qué se ha avanzado?

El tratamiento actual, tenemos muchos fármacos y medicamentos y esto va muy rápido a la luz de la ciencia, cada año salen nuevos medicamentos para tratar la infección y hay un arsenal muy amplio para el tratamiento, generalmente consisten en combinaciones de varios fármacos, de dos o tres medicamentos, pero muchas veces ya están los 3 medicamentos en una sola pastilla y hoy día la mayoría de tratamientos es tomar una tableta al día, lo cual facilita mucho la adherencia de los pacientes al tratamiento. Si son juiciosos y hay una buena adherencia del tratamiento, se pueden mantener los niveles del virus totalmente suprimidos, y mientras estos estén suprimidos, el paciente puede vivir una vida normal, no va a tener mayor riesgo de infecciones oportunistas y tampoco puede transmitir la enfermedad a otras personas. Uno de los mayores de los objetivos principales en el tratamiento del virus es lograr mantener la supresión viral de los pacientes infectados.

Lo síntomas del VIH no son muy específicos al virus, una vez uno se infecta por este, él puede generar un periodo inicial donde podrían presentarse unos síntomas semanas después de la infección, síntomas típicos como dolor de cabeza, fiebre, dolor en el cuerpo, aparición de ganglios en varias partes del cuerpo, sobre todo en el cuello: úlceras sobre todo en la boca, dolores musculares.

Diferencia entre VIH y sida…

Aunque es normal acudir al término sida para referir a las personas que presentan VIH, estas dos tienen grandes diferencias, puesto que el sida es la fase final del VIH.

El VIH es el virus de inmunodeficiencia humana que produce la enfermedad por VIH, y el sida es una parte de esta enfermedad, cuando ya el paciente y sus niveles de células de defensa están a un nivel tan bajo, las cargas del virus en sangre son muy altas y ya ahí aparecen múltiples infecciones oportunistas, tumores asociados al virus, en esta fase se entra a una fase final o terminal del paciente, llamada Sida, este realmente es la parte final de la enfermedad y no nos deberíamos referir a las personas que conviven con la enfermedad como pacientes con sida, sino que son pacientes que conviven con el VIH. El sida solo es la fase final de la enfermedad y es un porcentaje pequeño de pacientes que alcanzan a llegar a esta fase. Los pacientes en todo momento pueden ser tratables, incluso en el sida pueden recibir tratamiento, se pueden recuperar y pueden volver a tener un pronóstico de vida aceptable, incluso en esta etapas finales, si se inicia y se alcanza un tratamiento de manera oportuna y que sea eficaz.

Un mensaje para la sociedad, algunas estrategias y una recomendación…

Mi mensaje a la sociedad es que el VIH sigue presente, es una enfermedad que no ha desaparecido, no tiene ninguna afinidad por sexo, raza, estrato social, es una enfermedad que puede ocurrirle a cualquier persona; tampoco tiene unos signos visibles para que le permitan a uno saber que la persona tiene la enfermedad, por lo cual debemos ser muy responsables con nuestra vida sexual, usando mecanismos de protección si son necesarios, o hay muchas alternativas actuales para disminuir y prevenir la enfermedad incluso en pacientes que tiene altos factores de riesgo.

Una de las estrategia preventiva muy importante es la profilaxis por exposición, actualmente se está usando mucho en grupos de riesgo como en grupos de hombres que tienen sexo con hombres o parejas cero discordantes, y es la toma de una pastilla para disminuir el riesgo de infección en este tipo de personas logremos esa supresión viral. Y así hay muchas estrategias actuales, también hacer conciencia sobre la toma periódica de las pruebas, de estarnos tamizando para la enfermedad, haciéndonos pruebas constantemente, sobre todo en grupos de riesgo.

Finalmente el VIH aunque es una enfermedad en nuestra sociedad, también hay que quitarle un poco el estigma que trae, no es una enfermedad que se contagia por tocar a la persona que convive con la enfermedad, ni por compartir utensilios, vajilla, o darse besos con esta persona, nada de eso es posible, es una enfermedad que tiene tratamiento, es controlable y que si se le da un tratamiento va a tener una expectativa de vida igual a la de una persona sin la enfermedad. Hay que disminuir un poco ese estigma social, porque esto hace disminuir un poco el ingreso de las personas a las pruebas de tamización o el ingreso de las personas que tiene la enfermedad a centros de tratamiento, porque siempre está el estigma de que no quieren ser señalados a diferenciados por la enfermedad y sufrir discriminaciones secundarias a esto.


Temas Relacionados: VIH Quindio Salud

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net