Salud / JULIO 12 DE 2022 / 2 meses antes

Hablar, sin pena ni temor, de ideación suicida en niños y adolescentes es prevenir

Autor : Mayra Alejandra Ovalle Peñuela

Hablar, sin pena ni temor, de ideación  suicida en niños y adolescentes es prevenir

La Línea de Ayuda sicológica funciona para el Quindío de 6 a. m. a 12 a. m., mediante esta, se puede activar la ruta de atención para pacientes que requieren apoyo en temas de salud mental.

Cambios en el comportamiento y actitudes de los niños son signos a los que los padres, educadores y cuidadores deben estar atentos.

El suicidio en niños es un tema que frecuentemente se descarta porque parece imposible o se desconoce cómo hacerle frente. Por esto, es imperativo tratarlo, sin tabúes y sin timidez, en todos los escenarios de discusión de la sociedad. 

En el Comunicado 245 de 2022, de la Defensoría del Pueblo de Colombia, se especifica que: “De acuerdo con el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre enero y octubre de 2021 se registraron 2.122 suicidios, de los cuales 227 fueron de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años. Para el mismo lapso de 2020 habían sido reportados 222 casos”.

A las cifras anteriores, se suma que el Observatorio del Bienestar de la Niñez en el informe Suicidio de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en Colombia informó que entre 2010 y 2019 se presentaron 29 casos de suicidios en niños de 5 a 9 años y 875 casos en niños entre los 10 y 14 años. “En niñas, niños, adolescentes y jóvenes entre los 5 y 19 años, los departamentos con las tasas más altas fueron Putumayo (9.8), Arauca (8.7), Quindío (8.3), Risaralda (8.0) y Cauca (7.1)”.

En el 2021, en el Quindío se presentaron 3 casos de muerte autoinfligida en preadolescentes de 12, 13 y 15 años.

Ideación suicida

La ideación suicida se relaciona con los pensamientos que una persona tiene y que conducen a una conducta suicida. 
En los niños, la ideación suicida es un síntoma de diversas patologías siquiátricas que van desde el espectro del trastorno depresivo, sicótico y trastornos comportamentales.  

La ideación suicida en los niños suele ser muy explícita y se manifiesta en el deseo de no querer vivir más. Esta suele ser más común en niños después de los 7 años”, explicó el siquiatra sicoterapeuta, Mauricio Mora Ladino.

Causas

Durante la primera infancia, los casos de muerte autoinfligida suelen relacionarse con accidentes. Mientras que, en la infancia, entre los 6 y 11 años, la muerte autoinfligida se debe a causas como problemas y trastornos mentales, violencia sexual, maltrato, enfermedades y dificultades de carácter socieconómico.

El suicidio es multicausal, esto quiere decir que puede deberse a algún tipo de violencia que afecta al niño —puede ser que sea víctima, victimario o testigo de violencias contra algún familiar—, bullying, algún tipo de enfermedad dolorosa, muerte de un familiar cercano, pobreza y abandono, son situaciones que pueden poner en riesgo al menor de edad.

“Usualmente las conductas suicidas se deben a muchas causas, son una convergencia de muchas situaciones particulares que hacen que el niño rebase su capacidad de tolerancia y vea en el suicidio una solución a sus problemas. No hay una causa específica o efecto directo, esto es multicausal y sistémico”, explicó el profesional Mora Ladino.

Factores de riesgo y signos de alerta

Usualmente son 4 los elementos que se pueden identificar en los niños: El primero, cambios en el comportamiento; el segundo, cambios en la motricidad; tercero, cambios en el estado de ánimo y cuarto, cambios en el contenido del pensamiento. 

Los niños pueden presentar aislamiento social, irritabilidad, conductas oposicionistas, pérdida de interés en actividades cotidianas  —lo que antes le generaba agrado y satisfacción deja de serlo—, hiperactividad, aislamiento. Los extremos en su comportamiento son un indicativo de que algo está sucediendo.

Otros ejemplos que deben encender las alarmas podrían ser: alteraciones en los ciclos biológicos, alimentarios. Alteraciones en sus actitudes: Si solía ser juguetón, alegre y de un momento a otro pasa a aislarse y ser callado o silencioso; o si en el colegio deja de rendir académicamente.

También se debe prestar atención a conductas autoagresivas como golpearse, arañarse o practicarse “cutting”. 

Mora Ladino señaló: “Como decía Sigmund Freud, toda emoción que no se pone en palabras se expresa en actos. Cuando una persona no puede expresar abiertamente lo que sucede, eso se somatiza o se manifiesta en algún tipo de comportamiento”.

Prevención y rutas de atención

Los padres deben estar atentos a cualquier cambio en la conducta normal del niño para que llegado el momento en el que se presente una situación de este tipo se active la ruta de atención, en la que debe primar una atención eficaz por parte de profesionales en la salud mental —quien lo valorará y determinará si hay algún tipo de conducta de riesgo—, así como posibilitar una red de apoyo y acompañamiento por parte de la familia.

Según Lorena Perico Restrepo, sicóloga líder del proyecto de Promoción de la Salud y Gestión del Riesgo de la Salud Mental de la secretaría de Salud de Armenia, la ruta de atención funciona tanto para niños como para el resto de la población en general. 

“La ruta para la atención en salud mental inicia con atención por medicina general desde donde se hace la remisión para la atención especializada, ya sea por sicología o siquiatría, de acuerdo con el caso. Esto en el marco de los derechos contemplados en la resolución 2292 de 2021 que es la que reglamenta los servicios especializados de salud”. 

La salud mental es una prioridad. El intento de suicidio o conducta suicida es considerado una urgencia en salud mental, “por lo tanto, la ruta inicia con la atención de urgencias en las diferentes IPS —cuando es urgente—. La clínica El Prado y el Hospital de Salud Mental de Filandia son las 2 únicas instituciones con las que cuenta el departamento que permiten que la persona sea valorada directamente por el especialista en salud mental”.

Además de lo mencionado, también está la línea de ayuda sicológica: 6067359950, que funciona de 6 a. m. a 12 a. m. “Esta es una forma de activar la ruta y recibir ayuda. También hay otras herramientas como el centro de atención sicológica de la Universidad Alexander von Humboldt”, aclaró Perico.

Como campañas de prevención, llevan a cabo la estrategia Sanamente en planteles educativos, sobre este punto la líder del programa explicó: “La campaña se llama Escucha, Habla y Acompaña. Los sicólogos van a contextos educativos para generar información alrededor del tema”.

Entornos protectores

Son entornos en los que los padres están presentes. “Esto es fundamental para el desarrollo síquico del niño, cuando hay alguna ausencia se puede configurar una sensación de vacío o un incremento de las ansiedades especialmente en la etapa escolar. En un entorno protector hay diálogo, se le permite al niño expresar sus temores y emociones, es un ambiente en el que la familia y el hogar es un refugio y no al contrario”, señaló Mauricio Mora.

También le puede interesar: Por no consultar al médico a tiempo aumentan las complicaciones del cáncer de próstata



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net