Opinión / SEPTIEMBRE 22 DE 2020

Con irreverencia, a lo Pogacar

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Lo que sucedió en el cierre del Tour de Francia nos dejó a varios con la boca abierta. Cuando Roglic se preparaba para quedarse con la camisa amarilla, apareció Tadej, un jovencito con apellido difícil de pronunciar, para reescribir el final de la historia. Es como si la ronda francesa no hubiese querido permanecer ajena a la convulsión de 2020.

De entrada, hay que decir que la sorpresa pasa más por el cómo que por el qué.

Al inicio de la carrera, tras las llamativas ausencias de Froome y Thomas, los especialistas asumían que el título no saldría de Roglic, Egan, Dumoulin, Pogacar, Pinot y Nairo. 

Las apuestas estuvieron atinadas. Dos de los favoritos quedaron en el podio: Pogacar y Roglic. La sorpresa fue el australiano Richie Porte, quien fue tercero.

Los descalabros pasaron por hombres como Egan, Pinot y Nairo, quienes por distintas razones no pudieron responder en una edición que abría las puertas a los sueños al no tener un candidato arrollador. En favor de Egan y Nairo hay que decir que, tras el confinamiento, los europeos se prepararon en carretera dos meses antes que los colombianos. 

Fue un tour accidentado y, en algún momento, criticado por la postura conservadora de varios capos; decían que no había picante. Pero si en realidad faltaba sazón, guardaron todos los condimentos para el final. El cierre es para enmarcar.

En una exhibición difícil de igualar, Tadej Pogacar, quien ayer cumplió 22 años, le sacó casi 2 minutos a Roglic en la contrarreloj, prueba en la que Primoz es un hueso duro de roer, para quedarse con el título.

Ese día, algunos analistas decían que la inexperiencia de Pogacar podía jugarle una mala pasada, ya que el esloveno apretaba desde el primer kilómetro, que lo mejor era medirse para no fundirse en la crono de más de 36 kilómetros, con lo que perdería el podio. Qué barbaridad.

En ese momento, me acordé del Giro de Italia 2018 cuando Froome atacó a más de 80 kilómetros para llegar a la meta en Bardonecchia. “Una locura”, “no se puede atacar a falta de tanta carretera”, “ir solo es inmolarse”. Froome ganó la etapa y se puso la camisa rosada. 

Los grandes están para tumbar mitos, no para seguir paradigmas de los que no han podido. En algún punto, los fuera de serie deben apartarse de las instrucciones, necesitan irreverencia, decir que eso sí se puede, que esto no solo es de piernas, sino de mente y corazón, como la vida.

Nota: ‘Supermán’ López, Rigoberto Urán, Sergio Andrés Higuita, Daniel Felipe Martínez —también en contrarreloj—, Esteban Chaves, Sergio Luis Henao, Harold Tejada y Sebastián Henao conforman la selección Colombia que participará en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Ruta 2020, que se realizará este fin de semana en Italia. Ojalá tengamos chispa e irreverencia, a lo Pogacar. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net