Opinión / SEPTIEMBRE 22 DE 2020

Los desertores

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El último libro del destacado escritor Germán Uribe1, nacido en Armenia en 1943 y con una obra valiosa de más de diez libros, novelas, ensayos, relatos políticos y un largo trabajo sobre Sartre, uno de sus filósofos de cabecera; incluido en la reciente Antología del cuento quindiano de la Biblioteca  de Autores Quindianos, Uribe entrega a los lectores una excelente novela que constituye una mirada dramática y real a los hombres de carne y hueso que han protagonizado el largo conflicto colombiano, sus luchas y sus desesperanzas.

Con un bello homenaje al inolvidable Julio César Cortés —dirigente del movimiento estudiantil de los años sesenta—, médico de la Universidad Nacional de Colombia, fusilado por esa insurgencia en el propósito de suprimir a los intelectuales, como ocurrió también con Armando Correa, con Jaime Arenas y con otros, el autor incursiona en el ser existencial con sobrada maestría, con un rico lenguaje y una narración  rítmica donde todos sus personajes huyen y desertan de sus condiciones atormentadas: El insurgente traidor, la bella hija de un hacendado, la hija de la pequeña burguesía urbana; como en un cuadro dramático escrito por Camus o Sartre, la huida  es hacia el no-ser, la caída, la desolación.

Uribe ha escrito una novela que retrata con suma inteligencia un período del siglo XX, una radiografía elocuente, clara y bien dibujada de unos combatientes que fracasan por el pésimo manejo de su propia lucha, cierto grado de fantasía y muy poco manejo de la dialéctica que predican, una obra que hace un homenaje valioso a un gran médico: “(…) la historia recuerda  a Julio César Cortés, salido presuroso de la facultad de Medicina a engrosar el frente guerrillero, muerto fusilado por sus entrañables compañeros de lucha sin explicaciones militares, políticas o humanas válidas, quizás por joven, quizás por noble y desprendido, quizás por médico, quizás por honesto, quizás por soñador, quizás por lúcido, quizás  por auténtico, quizás por romántico, pero, por sobe todo, quizás por revolucionario sincero(…)” —pág . 56—.

Germán Uribe, antiguo embajador de Colombia en Alemania y cónsul en Berlín, como periodista ha publicado en revistas nacionales y extranjeras y dirigido el periódico Esquina Liberal, de grata recordación; en su último libro que empieza a circular en librerías y que recomiendo, Uribe constata que la evasión y el fracaso, conducen inexorablemente a la fabricación de sueños estériles.

Un libro muy bien escrito, una lectura apasionante.

Luis Alberto Ramírez Gómez

El distinguido médico quindiano —sobrino del exgobernador Mario Gómez Ramírez y hermano del notario Juan Carlos— ha sido distinguido como Maestro Panamericano de la Reumatología, una destacada mención científica. Felicitaciones en nombre de LA CRÓNICA DEL QUINDÍO y en el mío propio.

1 Uribe Germán. Marzo 2020. Los Desertores. Icono Editorial. 159 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net