Editorial / ENERO 29 DE 2022

El deteriorado centro comercial del Café

Se siguen sumando años de permisividad y paciencia con los vendedores ambulantes, teniendo un buen sitio en donde reubicarlos. 

El deteriorado centro comercial del Café

Toma fuerza la posibilidad de que en poco tiempo el centro comercial del Café sea una edificación fantasma. No ha sido posible que los adjudicatarios de los locales vendan sus productos allí y muchos de los comerciantes optaron por dejar los locales como bodegas y quedarse en la vía pública vendiendo sus cacharros; otros arrendatarios, violando lo acordado con la administración municipal, tienen subarrendados los locales. 

El centro comercial del Café tiene una excelente ubicación, cuenta con seguridad privada y está dotado de baterías sanitarias y servicio de energía eléctrica. El gran local ancla del último piso, ocupado por Empresas Públicas de Armenia, garantiza un alto y permanente tráfico de personas por la superficie comercial, también hay una casa de apuestas y una droguería que suman visitantes todos los días. 

Durante el despegue de este centro comercial, la administración municipal, con el apoyo de la Cámara de Comercio y de Fenalco, realizó un atractivo plan de mercadeo. Hubo rifas, eventos, publicidad y actividades, por más de un año, para favorecer a los comerciantes allí instalados, pero nada de lo hecho ha estado a la altura de las exigencias de los comerciantes que, inexplicablemente, se quejan porque el piso del centro comercial no es de lujo, pero optan por instalarse en un andén a la intemperie. 

La alcaldía de Armenia sí ha hecho un gran esfuerzo por convencer a los comerciantes de ocupar los locales, pero cada día hay nuevas y más elevadas condiciones por parte de los inquilinos del centro comercial para abrir los puestos asignados. Por eso es hora que, en cumplimiento del mandamiento legal vigente, la administración municipal actúe, recuperando el espacio público en el centro y trasladando los vendedores ambulantes (los que hacen parte del censo) a la edificación construida para ellos. 

Hoy el aspecto del centro comercial es lamentable. Empieza el edificio a ser vandalizado, el comerciante del gran local con acceso por la carrera 19 se cansó de tener que lidiar con habitantes en situación de calle, prostitutas, consumidores de drogas y atracadores recostados en los vidrios del local y acechando los cada vez menos clientes y por eso cerró. Bien difícil que un comerciante grande se arriesgue a instalarse en los locales de esa cara del centro comercial porque no hay garantías de salubridad y seguridad. Cada día hay más locales cerrados y más vendedores en esquinas y andenes del centro. 

Justo es decir que hay un puñado de comerciantes juiciosos en el centro comercial del Café, conscientes de que allí están mucho mejor que en la calle, de verdad interesados en ofrecer productos atractivos para los visitantes y teniendo utilidades en sus ventas. Por ellos y por la recuperación del espacio público, que debe ser para el disfrute colectivo, es que no puede seguir la alcaldía de Armenia en una interminable negociación con quienes no están satisfechos con nada.  

Le corresponde al ejecutivo local actuar, garantizar la seguridad y el aseo permanente del lugar, recuperar los locales que están desocupados o como bodegas y rentarlos, provocar la llegada de comerciantes grandes a los locales anclas, insistir en publicidad para que lleguen más visitantes, legalizar el suministro de energía, apoyar a los comerciantes que sí cumplieron con la palabra empeñada y despejar el centro de la ciudad.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net