l
Editorial / ABRIL 19 DE 2024

Garantías 

“El retraso no solo impactó negativamente la economía y la agricultura de la región, sino que también expuso la insensibilidad de un Estado que parece haber olvidado sus compromisos con el bienestar de su gente”.  

Garantías 

Hasta en la anunciada entrega protocolaria del puente de Barragán hubo retrasos. A inicios de esta semana se había dado a conocer que ayer jueves se iba poner punto final a la reparación con un acto simbólico de entrega, pero la gente de allí le importó tan poquito al gobierno del Valle del Cauca que el evento fue pospuesto sin previo aviso, la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, junto con la secretaría de Infraestructura, encontraron “motivos de agenda” para su ausencia.    

Este paso es un punto crítico de conexión entre el sur del Quindío y el Valle del Cauca, la comunidad -cerca de doscientos mil habitantes- tuvo que soportar 18 meses de incertidumbre, incumplimientos y desesperación. Es que ni siquiera la reconstrucción total del puente de El Alambrado tomó tanto tiempo, a pesar de que, según los expertos, la diferencia entre los trabajos adelantados en uno y otro lugar era monumental.    

La Veeduría Ciudadana Cordillerana, voz de la comunidad en esta lucha por la normalización del puente, expresó su justificada indignación. Amparo Hurtado Osorio, su representante, recordó la agonía que han enfrentado los residentes locales debido a las demoras como consecuencia de la burocracia y la indiferencia gubernamental.  

El retraso no solo impactó negativamente la economía y la agricultura de la región, sino que también expuso la insensibilidad de un Estado que parece haber olvidado sus compromisos con el bienestar de su gente.  

Lo más delicado es que, además de las prolongadas demoras, preocupa el estado en que se entregará la obra. La comunidad desconfía y por ello ha exigido garantías para construcción del nuevo pilar y sobre la recuperación del cauce del río, sin dejar cabos sueltos -tan habituales en el desarrollo de obra pública- que puedan poner en peligro la seguridad de los ciudadanos.    

Las implicaciones económicas de este prolongado cierre del puente no pueden pasarse por alto. Los comerciantes locales sufrieron pérdidas significativas, con ventas disminuidas hasta en un 20 %. La falta de acción rápida por parte de las autoridades dejó a estos empresarios en una situación precaria, luchando por sobrevivir mientras esperan que se resuelva una crisis que ha sido gestionada con más ineficiencia que urgencia.  

No podemos olvidar que solo la tragedia del puente El Alambrado, acaecida hace un año, llevó al Gobierno nacional a poner los ojos en paso estratégico para quindianos y vallecaucanos, de lo contrario, quizás hoy la reparación todavía estaría sumida en la paquidermia.    

No hay nada que celebrar con la entrega, asistiremos como medio -cuando la programen- para recordar que es inaceptable que una obra de tal importancia para la comunidad haya sido objeto de tantos obstáculos y retrasos innecesarios.    


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net